1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Economía

Operadores quieren cambios en la subasta de bandas bajas

El concurso por el espectro de 700, 1.900 y 2.500 MHz, será un punto de quiebre para el país y las empresas que están interesadas en el acceso.

Banda ancha

En Andicom 2019, el MinTIC realizó una audiencia pública sobre proyecto de Subasta.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 19 de 2019 - 09:18 p.m.
2019-09-19

Más de 20 millones de colombianos hoy no tienen acceso al internet de banda ancha, 10 millones están en las redes 2G y 3G y más del 90% del país no tiene cobertura 4G. Ese es el panorama de conectividad a nivel nacional, según el Ministerio TIC.

El cierre de todas estas brechas digitales y, además, ampliar la cobertura en el país, es la misión que tiene la subasta de bandas de 700, 1.900 y 2.500 MHz, además de conseguir recursos para la inversión del sector, mejorar la calidad y la competencia.

(Polémica revive pelea entre operadores de telecomunicaciones). 

Pero será en el último trimestre de este año que se dará el salto, pues el Gobierno Nacional publicará la resolución definitiva y cerrará el proceso con la realización de la subasta. Sin embargo, como lo que está en juego no es poco, los operadores piden claridad en el proceso, en medio de un ambiente de conflictos.

Lo que está en disputa son: 90MHz (en la categoría de 700), 5MHZ (en la categoría de 1.900) y 80MHz (en la categoría de 2.500). El tiempo del permiso en todos los casos será de 20 años, renovables por solicitud del operador.

Actualmente solo dos operadores: Claro y Movistar, tienen 25 MHz en 850 MHz, por lo que en la subasta en cuestión solo podrán ir por 20 MHz más, pues según los topes establecidos por el Decreto 2194 de 2017, cada operador puede tener un máximo de 45 MHz.

Adicionalmente, los demás operadores serían novatos en estas bandas y, por eso, piden tener una negociación diferenciada.

Una de las solicitudes al Gobierno por parte de los operadores es que se conozca el valor inicial y cuánto espectro se ofrecerá de cada banda, pues “hoy el proceso tiene un objetivo más recaudatorio y genera una gran incertidumbre al no ofrecer detalles fundamentales como el valor mínimo del espectro y la cantidad del mismo”, dijo Fabián Hernández, CEO de Telefónica Movistar.

Por su parte, Marcelo Cataldo, presidente de Tigo, señaló que “el tema” de los nuevos operadores en bandas bajas debe ser tratado según la experiencia internacional. “Nuestra propuesta es ver el ejemplo de nueve países que han tenido licitaciones en diversas bandas y que tienen en cuenta a los operadores entrantes o los que no tienen bandas bajas de tres formas distintas, con espectro reservado, con rondas separadas o con elección de los sitios para la cobertura que planean ofrecer”, dijo Cataldo.

De igual forma el ejecutivo llamó la atención sobre la cantidad del mercado que tiene Claro en Colombia. “Llevamos 15 años con un mercado estático. Hay un operador que extrae el 54% de las rentas y que tiene toda la caja posible para hacerse a la mayor cantidad de espectro. Así las cosas, es necesario que la resolución tenga condiciones atractivas para operadores entrantes. El gobierno tiene en sus manos una oportunidad histórica para equilibrar el mercado”, expresó.

A su turno, Claro especificó que si bien cuando se surta la subasta el mercado cambiará, muchos operadores estarán cerca de lo topes y, con la llegada de 5G, necesitarán más espectro para el despliegue. “En esta subasta los topes no se revisarán pero se debe pensar a futuro. Al final, es en el día de la subasta y en medio de su proceso competitivo cuando se van a definir los valores y lo que cada uno está dispuesto a invertir”.

“QUIERO QUE ME PAGUEN”


Sobre la diputa que tienen los operadores Tigo, Claro y Movistar con Avantel, según señaló Marcelo Cataldo -presidente de Tigo- esta ha sido causada por las deudas que tiene la empresa más nueva. “Avantel utiliza nuestra red en roaming nacional y tiene que pagar por ello, pero piensan que lo que nos deben es un adicional y no es así. En 2013 ellos eran entrantes en el espectro y por eso se les dio una condición diferencial en tarifa regulada por cinco años, que ya terminó. Ahora nos deben $29.000 millones. Yo lo que quiero es que me paguen”, dijo.

Compartir