1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Internacional

‘Brexit hará reconsiderar sus opciones a ambas partes’

Federico Steinberg, analista principal del Real Instituto Elcano, afirma que no cree que se produzca una salida ‘dura’.

Federico Steinberg

Federico Steinberg es el investigador principal del Real Instituto Elcano.

Cortesía

POR:
Portafolio
enero 21 de 2019 - 09:35 p.m.
2019-01-21

Si hay una palabra que defina la situación del Brexit, esa es incertidumbre. Sin embargo, como afirma Federico Steinberg, investigador principal del Real Instituto Elcano, aunque las probabilidades de que haya una salida ‘dura’ o que incluso el proceso no llegue a darse siguen creciendo, al final habrá un entendimiento entre la Unión Europea (UE) y Reino Unido.

Este 2019 es clave para la UE, y no solo por el Brexit...

Estamos en un año en el que aunque los fundamentales económicos son relativamente positivos, en todo el mundo se apunta a una desaceleración, lo que va de la mano de una situación de enorme incertidumbre geopolítica que podría hacer que ese crecimiento sea menor.

De igual forma, está la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, que aunque no sería un choque sistémico para el mundo como Lehman Brothers, si podría ser fuerte, aunque no tiene que ocurrir si hay una extensión de la negociación.

(Lea: May debe priorizar al país sobre su partido para solucionar el Brexit

Por otro lado está la guerra comercial, que podría complicarse, y por último la dinámica interna de Europa, que tiene una crisis en términos de la gobernanza del euro, tensiones entre el este y el oeste por la migración y unas elecciones en mayo al Parlamento Europeo que pueden llevar a una mayor fragmentación.

¿Ve luz al final del túnel del Brexit?

A día de hoy, la probabilidad de que el acuerdo se apruebe, que hace unos meses era alta, ahora es más baja; la posibilidad de un Brexit sin acuerdo, que antes era muy baja, ahora crece, y las opciones de que haya una crisis interna o unas elecciones anticipadas y eso abra la puerta a otras salidas están aumentando.

Lo que sí creo es que la UE no va a renegociar el acuerdo, los 27 podrían extender el periodo de negociación, pero solo hasta junio. Eso sí, según nos vayamos acercando al precipicio del Brexit del 29 de marzo, las partes reconsiderarán sus opciones, sobre todo en Reino Unido.

(Lea: Theresa May sobrevive a moción de censura

¿Hay más opciones de un nuevo referéndum?

Es muy poco probable, y para que se produjera tendría que haber unas elecciones anticipadas y que los laboristas se presenten con esa promesa, pues los conservadores no lo harán y el Gobierno no va a proponer esa votación. Es más probable, pero aún lo es poco.

¿Qué tan catastrófico sería un Brexit sin acuerdo?

Si somos honestos, no conocemos el impacto real que puede tener. Sería negativo, y lo sería más para Reino Unido, que es más pequeño, y para los que tengan más relación económica como Irlanda o Alemania. A partir de ahí dependerá de lo rápido que se gestione cada situación; por ejemplo, si es un tema de turismo y se hace de tal manera que no se necesite visa, el golpe será mucho menor.

¿Pero cree que se ejecutará el Brexit sí o sí?

Si, pero con mucha incertidumbre. Creo que se va a evitar un Brexit sin acuerdo, pero podría ser que no. Y creo que habrá Brexit, pero perfectamente podría no haber.

¿Le preocupa el auge de la extrema derecha en las elecciones europeas?

Hay que asumir que estos partidos van a crecer, pero también que no van a ser mayoría, quizá controlen un tercio en el Parlamento Europeo entre todos sus grupos, que ni siquiera están cohesionados. Lo que me preocupa más es que si se hacen más fuertes en cada país, se bloqueen avances como la unión bancaria y fiscal, o las políticas comunes de defensa, migración o energía, lo que imposibilitaría dar pasos hacia delante. El marco jurídico o las garantías del mercado europeo no se pondrán en duda.

¿Confía en que se lleve a cabo la reforma del euro?

Si se firma el ‘backstop’ para el fondo de resolución de la unión bancaria y si se empieza a hablar del presupuesto europeo, son buenos pasos. Pero la zona euro solo da grandes pasos en gobernanza cuando está con una crisis delante, y ahora no la tiene, por lo que la sensación es que no hay urgencia, por lo que no soy muy optimista de avances en el corto plazo.

¿Los temores de crecimiento global no acercan esa posible crisis?

Una recesión en EE. UU., simplemente por estadística, tiene que llegar en los próximos años, lo que tiene que ver con que el ciclo expansivo actual ya es el más largo y la economía está recalentada.

Pero la próxima crisis será cíclica y no tendrá nada que ver con la de 2008, que solo tiene lugar cada muchas décadas. El problema es que a algunos países europeos les puede llegar en un momento en el que no cumplen con un periodo de crecimiento lo suficientemente fuerte.

¿Cómo está la UE en medio de la guerra comercial?

Desde el punto de vista institucional mal, porque a la UE le gustan las reglas globales, el derecho internacional, etc. Pero, por otro lado, el impacto si no hay aranceles directos hacia Europa no debería ser muy grande, incluso hay gente que habla de que se podrían aprovechar oportunidades. La cosa va a ir a peor, pues el objetivo de EE. UU. es tensar todavía más la cuerda e ir hacia el enfrentamiento.

¿Esto podría modificar los planes del BCE?

Los planes que está ejecutando actualmente son terminar con el estímulo financiero de las compras, pero creo que vamos a seguir viendo los tipos de interés bajos y, de hecho, no vamos a ver alzas todavía en mucho tiempo.

Rubén López Pérez
rublop@eltiempo.com

Compartir