1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Así atendería el Grupo EPM todo el mercado de ‘Caribe Mar’

Armaría un consorcio con cuatro de sus filiales y Electricaribe para suministrar energía en Córdoba, Sucre, Bolívar y Cesar. 

EPM

Para el sector de energía eléctrica del país se da por descontado que el Grupo EPM se pueda quedar con la operación del mercado ‘Caribe Mar’.

Javier Nieto - CEET

POR:
Portafolio
enero 19 de 2020 - 07:54 p.m.
2020-01-19

Para el sector de energía eléctrica del país se da por descontado que el Grupo EPM se pueda quedar con la operación del mercado ‘Caribe Mar’, segmento que antes hacía parte de la tarea de Electricaribe.

Lea: (Lío de Electricaribe se resolvería a ‘media luz’)

Y es que esta porción que comprende los departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y César, es tan atractiva para el conglomerado antioqueño, ya que allí no solo se concentra más del 65% del sector hotelero y turístico de la Costa Caribe, sino que además también se registra una gran movimiento industrial, comercial y residencial, los cuales representan una demanda creciente de energía.

Lea: (Crearían fondo de inversión para sostener a Electricaribe)

Para los técnicos de EPM, también llama la atención la misma operación de ‘Caribe Mar’, ya que aunque se necesiten inversiones para poner a tono la infraestructura para garantizar en firme el suministro de energía, estos cuatro departamentos no registran altos niveles de conexiones ilegales, así mismo de impagos.

A lo anterior se suma, que el conglomerado antioqueño cumple de lejos los requisitos establecidos por la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (Superservicios) para ofertar por alguno de los dos mercados.

“Aquellos interesados en comprar tendrán que tener un patrimonio mínimo de US$500 millones, acreditar que durante los últimos tres años tuvieron experiencia en la distribución y comercialización de energía y gas natural, además de haber manejado por lo menos 600.000 usuarios durante el mismo periodo”, explicó la superintendente Natasha Avendaño.

EQUIPO PARA LA PUJA

Pero el Grupo EPM, no solo cumple al pie de la letra las condiciones de la citada entidad, sino que además la gabela que ofreció el Gobierno en el Plan Nacional de Desarrollo para elevar al 35% el tope en la comercialización de energía, y que el mismo Ejecutivo asumía el pasivo pensional, terminó por abonarle más el terreno para su postulación.

Es así como luego de varios meses de estudios y análisis, la administración de EPM oficializó su aspiración y llegará al concurso público, en febrero próximo. Esto será de la mano con empresas de energía, filiales del grupo como son la Central Hidroeléctrica de Caldas (Chec), las Centrales Eléctricas del Norte de Santander (Cens), la Empresa de Energía del Quindío (EEQ) y la Electrificadora de Santander (Essa). Así mismo, Electricaribe también hace parte de este equipo.

Y para no tener inconvenientes, el Grupo EPM hizo público en el portal de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) el inicio del proceso administrativo de operación de integración empresarial.

“La transacción propuesta en términos generales consistirá en la adquisición por parte de EPM a Electricaribe de la totalidad de las acciones de ‘Caribe Mar’ una vez la sociedad sea constituida, y de resultar EPM Inversionista Adjudicatario, de acuerdo con lo dispuesto en el Reglamento”, indica el documento de la citada entidad. Cabe recordar que el mercado de Caribe Mar posee una demanda de 1,5 millones de clientes, tiene el 10,9% de participación en la torta de distribución para esta región del país, su plan de inversiones en una década se trazó en $5 billones y los activos estarán por encima de los $2,7 billones.

LA OPERACIÓN

La idea de la Superservicios de segmentar el mercado es permitir más competencia y que la misma operación no sea demasiado grande para que un solo operador no tuviera que sobrepasar los límites en la comercialización del mercado, más con un tope elevado al 35% en el PND.

Con estas cuentas, sumado a que en la actualidad el conglomerado antioqueño comercializa el 23,5% de la energía en el país, y que le sobra un 1,5% para llegar al tope regulatorio anterior (25%), a EPM le queda un margen de operación en venta de 11,5%.
Así, con la actual posición geográfica de EPM en su operación, y con el citado número de filiales, tiene presencia en los departamentos de Antioquia, Santander, Norte de Santander, Quindío y Caldas.

Además, en el suministro no tendría inconvenientes si se tiene presente que los cuatro primeros departamentos comparten frontera con Córdoba, Bolívar y Cesar.
Al desarrollar la operación de abastecimiento en el segmento de ‘Caribe Mar’, los circuitos que posee con su respectiva filial en Norte de Santander, entregaría energía a una porción de Cesar, similar tarea realizaría Essa con parte de Bolívar y lo que queda de Cesar.

Y las respectivas filiales del Grupo EPM en Antioquia, Caldas y Quindió, suministrarían la energía la energía a Córdoba, Sucre y lo que resta de Bolívar.

Para la administración del conglomerado antioqueño es claro que esta hoja de ruta es solo es una proyección de lo que sería su operación en dado caso que se hagan con este mercado.

De igual manera, el Grupo EPM no descarta las inversiones que debe realizar para poner a tono o modernizar toda la infraestructura de transmisión y entrega de energía eléctrica en este mercado.


Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Compartir