1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Aumenta estrechez financiera en complejo minero Cerrejón

Los correos electrónicos revelan la situación de liquidez y rentabilidad de la mina a cielo abierto más grande del mundo. 

cerrejon

El precio internacional del carbón llevó a que en abril Cerrejón dejara de recibir en caja poco más de US$112 millones.

POR:
Portafolio
junio 27 de 2019 - 11:35 p.m.
2019-06-27

El panorama del complejo carbonífero Cerrejón pasa cada vez más de castaño a oscuro. La caída estrepitosa en los precios internacionales del mineral le está pasando una cuenta de cobro alta a la mina.

La situación es tan crítica que a la administración no le quedó más camino que dictar medidas estrictas, como la de ordenar la “suspensión de compras que no se hayan programado o la de negociar la ampliación de los plazos para poder atender las obligaciones con proveedores y contratistas”.

(Caída del precio del carbón tiene en aprietos a Cerrejón).

Y llama la atención que uno de los complejos mineros a cielo abierto más grandes del mundo esté bailando con la más fea, a buena cuenta de que ya no posee ni siquiera los ingresos básicos para mantener a flote la operación.

Dos correos electrónicos internos dirigidos a los ejecutivos de primer y segundo nivel del complejo minero, y a los que tuvo acceso Portafolio, revelan la estrechez de liquidez y rentabilidad por la que atraviesa Cerrejón.

NO A GASTOS ‘DISCRECIONALES’


Uno de los correos electrónicos es de Claudia Bejarano, vicepresidenta Financiera del Cerrejón, quien informa a través de la misiva de la “situación crítica de liquidez y rentabilidad” por la que está pasando la empresa.

“Por lo tanto invitarlos a ustedes y sus supervisados que tienen delegación para ejecutar gastos o inversiones de capital a que ahorremos, cada peso cuenta, no incurramos en gastos discrecionales”, resalta Bejarano en el mail.

A renglón seguido, la vicepresidenta Financiera indica que realizará un breve resumen de por qué Cerrejón se halla inmersa en la estrechez financiera y cuál es la proyección que trazaron para lo que resta del presente año. Esto debido a la disminución abrupta en los precios del carbón, así como la demanda del mineral, que ha repercutido negativamente y de “manera significativa” en la generación de caja y liquidez del complejo minero.

En el mes de abril degeneramos US$112 millones, ¿qué quiere decir esto?, que no generamos la caja suficiente para pagar los gastos de operación (salarios, combustible, explosivos, gastos generales, servicios contratados, repuestos, etc.), las inversiones de capital y las compras de inventario de materiales”, subraya.

La vicepresidenta agregó en la misiva que “entonces se preguntarán ¿cómo se pagaron las cuentas? Del saldo que habíamos, afortunadamente, preservado en los bancos de US$207 millones pensando que los precios bajarían a niveles de US$63 por tonelada. Pero cual sorpresa nos dio el cierre del mes de abril, el precio fue de US$54/t (cayó US$9/t, un 14%) y las exportaciones estuvieron por debajo de lo estimado en 300.000 toneladas”.

Así mismo, recalca que debido a la preocupación por la mencionada situación del mineral, han estado en contacto con CMC (comercializador exclusivo de carbón térmico para el Cerrejón) para que les informe de la tendencia en los precios, “y las cosas desafortunadamente continúan empeorando”.

(‘Cerrejón no pasaría de los 30 millones de toneladas al año’). 


Los técnicos de la Vicepresidencia Financiera del Cerrejón trazaron una proyección en el flujo de caja y saldo en bancos, a diciembre del presente año, teniendo en cuenta la cotización del precio internacional del carbón en mayo 24 del 2019, que estaba en US$48,77 la tonelada.

La estimación financiera deja entrever un negativo de US$128 millones en junio pasado, así como un saldo en rojo para bancos por US$125 millones para noviembre, y de US$84 millones para diciembre.

“De no ver una reacción inmediata del equipo en contener los gastos (Opex, Capex y capital de trabajo), tendremos que tomar medidas más drásticas como cambiar el DOAG (Manual de Delegaciones, principalmente asociadas a compras y contratos), eliminar las delegaciones actuales y las aprobaciones se harían a nivel de Presidente, COO y VPF únicamente”, señala Bejarano.

Y a renglón seguido, advierte que “no queremos llegar a esto, pero no podemos gastar cuando no hay dinero para gastar, debemos preservar lo que tenemos para pagar lo no-discrecional lo crítico para operar en condiciones seguras y cuidando los activos de esta gran empresa que nos ha hecho crecer en lo profesional y en lo personal. Eliminemos los gastos discrecionales, entendemos que pueden ser gastos importantes pero que en modo de supervivencia, podemos vivir sin ello”.

TRABAJAR POR LA SUPERVIVENCIA

Una vez la misiva vía correo electrónico de la vicepresidenta financiera del Cerrejón llegó a sus destinatarios, el primero en atender el llamado fue Guillermo Fonseca Onofre, CEO y presidente del complejo minero. En su respuesta, la cabeza de la mina subrayó: “Trabajemos por la supervivencia de Cerrejón dada la crisis de liquidez y rentabilidad”.

A renglón seguido, Fonseca Onofre reiteró: “quiero ser enfático: la situación de caja es crítica. Que no haya duda sobre esto”.


Sin embargo, lo que más llamó la atención de la respuesta es que ninguna de las multinacionales propietarias (BHP Billiton, Anglo American y Glencore, cada una con el 33,3%), saldrían en auxilio económico del Cerrejón.

“Los accionistas fueron claros al respecto de que el déficit de caja lo debemos sortear nosotros; ellos no van a inyectar capital”, indicó el CEO y presidente.

Fonseca Onofre afirmó además que todo gasto que pueda ser pospuesto “debe ser pospuesto” hasta nuevo aviso, no importa su magnitud.

“Eso incluye reversar compromisos que no se hayan pagado aún; conversen con sus proveedores y contratistas, logren su ayuda. El objetivo es minimizar los desembolsos”, es la orden que dicta el líder del complejo minero.

Finalmente, Fonseca Onofre, resalta que con la misiva de la vicepresidenta Bejarano, el seguimiento que se le hace a la situación financiera, la responsabilidad para desarrollar una política austera recae totalmente en los colaboradores.

“Se les está empoderando y a la vez responsabilizando para gestionar esta situación en equipo, sin la intervención de Claudia, Jon o mía. Esperamos su adecuada respuesta a este voto de confianza. Pidan la guía y consejo que requieran. Estamos acá para apoyarlos en esta gestión”,
insistió el CEO y presidente del Cerrejón.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Compartir