1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Cannabis local, en la mira de más de 150 inversionistas

En una cumbre regional, de la que Bogotá es sede, habrá variedad de oferta con empresas que hacen tecnología para el sector, logística, entre otras.

Carol Ortega

Carol Ortega, CEO de Muisca Capital Group.

Cortesía

POR:
Portafolio
septiembre 11 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-11

Esta vez el cannabis toma protagonismo en Colombia y no precisamente por ser una fuente de conflictos, sino por ser el centro de reunión de inversionistas nacionales y extranjeros que buscan apoyar el desarrollo de firmas del mercado emergente de marihuana medicinal en el país y América Latina.

(Lea: Invima certifica la primera planta de cannabis en Colombia)

Se trata de la primera cumbre de inversión del sector en Latinoamérica que inició hoy en Bogotá y, a través de la cual se movilizarían US$40 millones.

(Lea: Medcann procesará cannabis psicoactivo para exportación)

Carol Ortega, CEO de Muisca Capital Group, una de las compañías de gestión de inversiones para la industria legal de cannabis, le contó detalles a este diario de la cumbre que arribó por primera vez en la capital y volvería el próximo año.

(Lea: Menor cupo de producción de cannabis no afectaría al sector)

¿Qué expectativas de inversiones hay?

Junto con The Arcview Group estamos desarrollando este evento, por primera vez en la región, que contará con más de 150 inversionistas de distintas partes del mundo, los cuales podrían movilizar cerca de US$40 millones.

Sin embargo, esto dependerá del apetito inversionista por las iniciativas que se presenten durante hoy y mañana.

¿Por qué enfocarse en esta industria?

El sector emergente está mostrando márgenes de rentabilidad históricos, estamos hablando de tasas anuales agregadas de cerca de 30%, datos que atraen capital. Creo que después de la era del oro, legalización del alcohol, revolución industrial y el fenómeno de la web, el cannabis puede generar una transformación económica y cultural en nuestros países y el mundo.

¿Por qué escoger a Colombia como sede?

Porque al día de hoy el país ha atraído alrededor de US$400 millones de inversión al sector, cuenta con más de 350 licencias y tiene una regulación avanzada para un mercado emergente.

Lo anterior hace que el país sea atractivo para invertir dado que a las firmas de inversión les permite generar un portafolio diversificado donde se pueda mitigar el riesgo y maximizar la rentabilidad de los inversores. Esto demuestra que Colombia se ha posicionado como el líder.

¿Cuántas empresas del sector participan?

Alrededor de 15, habrá espacio para que hagan sus ‘pitch’ y expongan sus iniciativas.

¿Cómo fue el proceso de selección?

Estuvimos abiertos a todo el mundo. Nosotros revisamos que las empresas que se postularon tuvieran su registro ante la cámara de comercio y estuvieran legalmente constituidas y que cumplieran con la regulación. Además, les solicitamos las cédulas del representante legal y de los socios para verificar que fueran emprendimientos sólidos, que tuvieran algo de tracción y nos percatamos que hicieran lo que decían estar haciendo.

¿Qué tipos de proyectos trabajan estas firmas?

Los proyectos que se presentan no se dedican únicamente al cultivo de la planta, sino que buscamos darle variedad de oferta a los inversionistas para que, entre otras cosas, si lo desean, diversifiquen la inyección de su capital.

Es decir, hay iniciativas que trabajan en distintos eslabones de la cadena productiva, entre estos puede haber firmas de nanotecnología, logística, industrial y de empacado. Este último es muy importante porque debe ser especial para mantener las propiedades de los cannabinoides.

¿Puede mencionar ejemplos más concretos?

Se puede encontrar una compañía que con el cáñamo produce una fibra a través de la cual se saca un cemento especial que no es contaminante. De esta manera se puede impactar también al sector constructor, y lo más importante, siendo amigables con el ambiente.

¿Todas las iniciativas son locales?

Aunque tenemos proyectos de otros países de la región, como Argentina y Brasil, podríamos decir que el 95% de estos son liderados por colombianos. En parte, esto demuestra el liderazgo que está teniendo el país, de la mano de sus emprendedores.

¿Cuál es la visión que tienen los inversionistas en el mercado local de cannabis?

Dado el crecimiento o los avances que ha experimentado la industria en regulación y empresas con altas cantidades de capital extranjero, los inversionistas han venido creyendo que el potencial del país está relacionado solo al cultivo y la extracción o generación de producto, pero en este espacio verán que es mucho más amplio, y que incluso tiene proyectos de innovación y transformación.

¿Cuál cree usted que es el desafío del país en esta materia?

Uno de los principales, del cual creo que ya se ha hablado en la industria, es el relacionado con los procesos de licenciamiento. El Gobierno debe respaldar y favorecer un poco más al sector respecto a los procesos internos.

Sin embargo, yo creo que el Gobierno ya se está educando más y está mirando con ojos más firmes a la industria, entienden el impacto en la economía y que el sector puede ser más grande que el mercado del banano, el café y las flores. Hay una gran oportunidad para minimizar los niveles de pobreza, hay que aprovecharla al máximo.

¿Han tenido algún acercamiento con el Gobierno?

Sí, nos hemos venido reuniendo con algunos ministerios. Nosotros hemos creado una mesa técnica y regulatoria con varios empresarios del sector donde esperamos poder ofrecer al Gobierno análisis, reformas y soluciones a la actual regulación con la opción de dinamizarla porque los siguientes años para la industria son cruciales.

¿Qué le hace falta a la industria para un mejor y acelerado desarrollo?

Yo creo que lo que falta en Latinoamérica es una comunidad de capital de riesgo que ayude a impulsar a las compañías latinas de cannabis al próximo nivel, permitiéndoles competir internacionalmente.

Esta es una industria emergente que en el pasado fue fuente de conflicto y guerra, y que ahora se ha convertido en una oportunidad única generadora de riqueza, diversidad e inclusión para nuestras comunidades, razón por la que es importante apoyarla.

OTROS DATOS DE LA INDUSTRIA DEL CANNABIS MEDICINAL

De acuerdo con información citada por Muisca Capital Group, para 2028, la industria en América Latina sería de US$13 billones en una población con más de 600 millones de habitantes.

Además, se espera que para el cierre de este año, este sector crezca 38% en el mercado mundial. De otro lado, el evento, que se lleva a cabo hoy y manaña en el Hotel Sheraton en Bogotá tiene también un contenido académico.

Este cuenta con expertos de la industria que tratarán temas como la cadena de valor del cannabis (cultivo), las perspectivas del mercado, las estrategias de comercio exterior y las oportunidades de inversión de la industria en América Latina. Para Troy Dayton, CEO de The Arcview Group “nos complace ayudar a la región a avanzar, conectando el capital global con las oportunidades locales”.​

Compartir