1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

CEO de Uber pide decreto de emergencia para impedir salida de Colombia

Desde el Foro de Davos, Dara Khosrowshahi defiende la idea de un decreto temporal que les permita seguir operando. Entrevista con Ricardo Ávila. 

Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.

Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.

AFP

POR:
Portafolio
enero 24 de 2020 - 10:07 a.m.
2020-01-24

El máximo ejecutivo de Uber Technologies Inc., Dara Khosrowshahin, habló con Ricardo Ávila, analista Senior de El Tiempo y exdirector de Portafolio, desde el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza), sobre la inminente salida de Colombia de esta plataforma de transporte, la cual fue ordenada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) el pasado 20 de diciembre.

Este martes, el vicepresidente de política pública global de la compañía de transportes, Justin Kintz, había planteado, también en Davos, la posibilidad de que el Gobierno colombiano expidiera un “decreto de emergencia” que impida la salida de ese servicio.

(Uber pide al Gobierno decreto de emergencia para no salir de Colombia). 


Cabe recordar que, la semana pasada, la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, dijo que Colombia “no legisla para ninguna compañía en particular”.

En esta entrevista, no obstante, Khosrowshahin insiste: “Queremos cumplir las leyes y, ahora mismo, basados en la ley, vamos a tener que dejar el país”.

Una salida viable sería que una tutela suspendiera la decisión de la Superintendencia. Si no, Uber se marchará el 1.° de febrero.

Los usuarios de Uber en Colombia vienen recibiendo mensajes con una especie de cuenta regresiva sobre cuántos días quedan para que la compañía cese operaciones en el país. ¿La decisión sigue siendo la misma?

Desafortunadamente lo es. Creemos realmente en Colombia, donde hemos hecho inversiones significativas, y esta es una muy desafortunada circunstancia que nosotros pensamos que se puede evitar. Pero, mientras no haya un cambio real, tendremos que aceptar que estaremos solo hasta el final del mes.

¿Cómo podría evitarse?

Esencialmente, con un decreto del Gobierno. Tengo mucho respeto por el Presidente y pienso que puede expedir un decreto temporal que nos dé la posibilidad de tener tiempo y trabajar en un ambiente propicio para avanzar con regulaciones razonables que puedan ser aplicables a todos. Somos una compañía que es muy local y quiere continuar invirtiendo en Colombia, así como innovar en favor de 88.000 conductores para mantener su actividad y de millones de usuarios que aspiran a seguir usando un servicio que aman.

(Inversiones de Uber serán redireccionadas en América Latina). 


Hay quienes opinan que usar la figura constitucional de la emergencia económica para beneficiar a una compañía no se puede justificar…

No sé si esa sea la figura o no, lo que puedo decir es que para nosotros esta una emergencia porque realmente creemos en Colombia. Y no creemos que esto sea favorecer a una compañía en particular. El hecho es que nosotros fuimos injustamente señalados, mientras nuestros competidores van a seguir operando en Colombia y esa no es la respuesta correcta. A veces los líderes fuertes tienen que tomar decisiones fuertes. Creemos en el dialogo y pensamos que si hay voluntad, habrá un camino.

El Gobierno sostiene que hay reglas de juegos establecidas y que en otros mercados ustedes se han adaptado a la legislación local. ¿Por qué eso no ha pasado en Colombia?

Comenzamos a ofrecer nuestros servicios en Latinoamérica en Bogotá hace seis años. Fue la primera ciudad de la región en donde operó nuestra aplicación y todavía no tenemos una regulación apropiada. Las normas se han creado mientras tanto en más de 150 ciudades o países alrededor del mundo. Esto no es difícil, pienso que es lo que los conductores y los usuarios quieren. Este es un nuevo Uber, queremos cumplir las leyes y, ahora mismo, basados en la ley, vamos a tener que dejar el país. No queremos hacerlo, no pensamos que sea algo bueno, o un buen resultado. Estamos buscando una salida legal que nos dé tiempo y que funcione para nivelar el terreno y responderles a conductores y pasajeros.

Se han presentado varias tutelas. ¿En caso de que un juez suspenda el mandato de la Superintendencia, pospondrían su decisión de abandonar Colombia?

Si llega una decisión de un juez, esa ciertamente es una posibilidad. Nosotros vamos a cumplir la ley y si ese es el caso reaccionaremos con optimismo. La cuestión acá es que no sabemos qué es lo que los jueces van a decidir. El tiempo se está agotando y tengo dudas sobre los riesgos que hay. No obstante, si se abre la posibilidad, vamos a seguir operando. Queremos estar en Colombia.

(Gobierno regulará formas de trabajo para plataformas). 


En privado, los operadores de telefonía celular señalan que desde el punto de vista técnico es difícil desconectar a Uber. ¿En ese caso estarían dispuestos a seguir?

Uber es diferente a otras compañías del mundo de la tecnología. Nosotros tenemos operaciones en el terreno: contamos con 300 empleados en Colombia y planeábamos contratar otros 600. Hacer esa labor a distancia es muy difícil, sobre todo en un negocio que depende del estado de las vías y de conductores o usuarios locales. Si fuéramos un motor de búsqueda en internet eso sería posible, pero somos diferentes.

Además, tenemos que acatar la orden judicial que recibimos.

¿No suena ilógico salirse del tercer país más poblado de América Latina y dejarle el terreno a otras plataformas con las que compiten?

Nuestra estrategia siempre ha sido estar en Colombia, crecer y continuar invirtiendo, trabajar muy duro. La razón de esta entrevista es que queremos que eso pase.

¿Cómo le va a Uber en el mundo? Acaban de vender ‘Eats’ en India…

Continuamos invirtiendo agresivamente en el negocio, la tasa de crecimiento de Uber está sobre el 30 por ciento. El segmento de pasajeros, que es el negocio dominante en Colombia, es rentable con un margen del 20 por ciento. El negocio es saludable, se expande a nivel global y queremos que siga creciendo. En ciertos mercados, en ciertas partes, por ejemplo en India, optamos por la consolidación, pero eso no cambia los objetivos que tenemos.

¿Qué hay respecto a las quejas sobre las condiciones de los conductores?

El factor número uno para nuestros conductores es la flexibilidad de tiempo. En segundo lugar está el pago. Sabemos adaptarnos en caso de que la prioridad sea maximizar el ingreso o asegurar ciertos beneficios sociales. Dependiendo de lo que nos pidan, estamos dispuestos a revisar ciertas condiciones en uno u otro lugar.

(Las razones por las que Uber se declara legal en Colombia). 


¿Si se presenta un espacio de tiempo están dispuestos a sentarse a dialogar con el Gobierno colombiano?

Absolutamente. El Presidente ha hablado sobre el apetito del país por la tecnología y la inversión. Queremos ser un ejemplo de ello. Este es el momento de convertir las palabras en hechos.

Se reunieron con la ministra de Transporte. ¿Cómo estuvo la conversación?

Constructiva y difícil. No queremos estar en esta posición y deseamos una solución.

¿Qué mensaje le gustaría enviarles a conductores y usuarios?

Estamos trabajando tan duro como sea posible para que nuestro servicio siga funcionando. Esto es muy importante para nosotros. Vamos a luchar por ustedes.

Ricardo Ávila

Compartir