1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Negocios

Centros comerciales buscan hacerle quite al paro nacional

Flexibilizan horarios y hacen más promociones para recuperar el tiempo perdido.

Comercio

Descuentos y flexibilidad de horarios para operar son medidas tomadas por estos días por los comerciantes.

Jaime Moreno / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
diciembre 05 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-12-05

Transcurridas dos semanas de las jornadas de protestas, que coinciden con el inicio de la temporada de diciembre, los comerciantes están ‘con los pelos de punta’ por lo que pueda pasar en la época más importante para sus negocios.

(Lea: El billonario ‘coletazo’ de 9 días de paro nacional)

Si bien los empresarios de San Victorino, en el centro de Bogotá, han levantado su voz de protesta por los daños que traen estos ceses, en los centros comerciales también hay preocupación. Los gerentes de estos complejos toman las medidas necesarias y ajustan las estrategias comerciales para evitar que se afecten las ventas, en medio de un año que venía a buen ritmo para el comercio en general.

(Lea: Ventas del comercio se redujeron hasta en un 90% por el paro)

El centro comercial Plaza Imperial, ubicado justo en frente del Portal de Suba, una de las zonas de la capital más afectadas por las jornadas de protestas, toma acciones de prevención y de fortalecimiento de sus estrategias.

Su gerente, Jazmín Lombana, explica que ante la situación “tan tensionante” que se ha vivido estos días, la administración tuvo que enviar una comunicación a los comercios, garantizándoles la normalidad en la operación.

“A muchos empleados les daba miedo llegar. Como solución, a algunos de ellos se les han otorgado horarios flexibles, con el fin de asegurar que el personal esté para la operación del centro comercial. Somos 2.500 personas las que trabajamos acá”, señala Lombana.

En el plano comercial, Plaza Imperial ha optado por abrir más temprano, a las 8 a.m., y cerrar más tarde: a las 11 p.m.

Por su parte, las anclas comerciales, como las tiendas Falabella y Homecenter, han organizado madrugones. Esto ha implicado atender a los clientes desde las 7 a.m. “Tenemos que aprovechar el tiempo para poder recuperar lo no vendido de dos días, 21 y 22 de noviembre, aunque es muy difícil. Fueron $24.000 millones”, señala la ejecutiva.

Frente a la jornada del miércoles de esta semana, dijo que de alguna manera los comerciantes ‘se han acostumbrado’ al cierre de las vías y del Portal de Transmilenio que ordenan las autoridades por la aparición de manifestantes.

Como el 90% de los clientes del centro comercial son de la zona, lo que se ha notado es más afluencia a pie que en carro, detalló. Plaza Imperial tuvo que duplicar la seguridad en sus instalaciones y hoy tiene 70 personas con esa misión.

Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá y Cundinamarca, explicó que la invitación al comercio es a abrir más temprano y eso se empezó aplicar el viernes pasado con el Black Friday.

Orrego dice que la invitación a los comerciantes es que se ‘suban al bus’ de Bogotá Despierta (del 16 al 23 de diciembre) para motivar a las personas a salir hacer sus compras en horarios extendidos y así dinamizar la economía de la ciudad. A esto, dice, se debe sumar la creatividad de cada uno de los comerciantes para atraer clientes. Por eso, las decoraciones navideñas, las novenas y los shows musicales hacen parte de las actividades programadas. Muchos, por ejemplo, han considerado fortalecer los canales virtuales para vender más.

“Los daños que ha causado el paro son irreversibles. Lo que pasa cuando se deja de vender es que todo lo que se produjo en la industria y en el agro deja de rotar”, indica. “Un 4 de diciembre, San Victorino cerrado es increíble e inaceptable”, añade.

Una encuesta de Fenalco Bogotá y Cundinamarca entre empresarios muestra que el comportamiento general de noviembre (con 11 días de paro) tuvo una disminución en ventas cercanas en 25% frente al mismo mes del año anterior. El otro daño es que la demanda de empleos, que tradicionalmente se da en esta época, sea menor por cuenta de la caída de las ventas.

Sergio Vélez, gerente de Bulevar Centro Comercial, dice que el paro ha dejado un efecto negativo en las ventas y en los patrones de compra. “Nos acogimos a las iniciativas de Fenalco de abrir más temprano y cerrar más tarde, están las promociones y la comunicación en las redes sociales, incentivando a la normalidad”.

Paulo Lara, gerente de Centros Comerciales Accuro, entre los que están Atlantis Plaza, sostiene que claramente el hecho de bloquear la ciudad hace que la gente no quiera salir y que los almacenes se vean obligados a anticipar los cierres para que los empleados puedan movilizarse a sus casas.

“La prolongación del Black Friday y los mayores descuentos ha mostrado más asistencia y repunte en las ventas de los locales. La jornada del jueves, que fue tranquila, mermó el pánico y la gente llegó, pero la falta de transporte afecta”, concluye.

GOBIERNO OFRECE CRÉDITOS A COMERCIANTES

El presidente Iván Duque anunció ayer que el Gobierno lanzará, a través de Bancóldex, una nueva línea de crédito para los pequeños comerciantes del país afectados por las recientes movilizaciones.

En entrevista con el noticiero Alerta Bogotá, de la emisora La Cariñosa, de RCN, dijo que se les ofrecerá mejores condiciones que las que se encuentran en el sector financiero para que puedan enfrentar la situación.

“Ellos han sufrido mucho lo que ha pasado y nosotros, también, como Estado, queremos responder”, dijo el Jefe de Estado.

Compartir