1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Emprendimiento

Rappi es la cara de la esperanza al emprendedor

Para Toby Stuart, director de la facultad de emprendimiento de Berkeley Haas, la ‘app’ es un fenómeno cultural que podría impulsar otras firmas.

Toby Stuart

Toby Stuart, director de la facultad del programa de emprendimiento de Berkeley Haas.

CEET

POR:
Portafolio
noviembre 06 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-11-06

En la presentación del Informe Nacional de Competitividad 2019-2020 en Bogotá, Toby Stuart, profesor de emprendimiento, estrategia e innovación, y director de la facultad del Programa de Emprendimiento de Berkeley Haas, participó de un conversatorio en el que se habló de los nuevos empresarios y la productividad.

(Lea: Rappi presenta PickUp, un nuevo modelo de entrega en restaurantes)

En diálogo con Portafolio, Stuart se refirió a las habilidades que tienen los emprendendores, el papel que debe jugar el Estado para potenciarlos y la importancia de que el sistema educativo se fortalezca en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (Stem, por sus siglas en inglés).

(Lea: 'Rappitenderos no son empleados de Rappi, son usuarios')

¿Qué tipo de trabajo desarrolla en el instituto de Berkeley?

Hass es la escuela de negocios de la Universidad de California en Berkeley. Dirijo el grupo de emprendedores. Mi departamento se centra en la enseñanza de la investigación y las actividades relacionadas con el espíritu emprendedor.

¿Ha estado en el país previamente?

Este es un país que en los últimos años hemos empezado a seguir. Lo conozco desde hace un tiempo. Comencé a trabajar con José Alberto Vélez, ex presidente del Grupo Argos en el equipo de liderazgo de la firma hace cuatro años. Eso condujo a algunos trabajos con otras empresas.

En otros temas, ¿cree que cualquiera puede convertirse en empresario o debe tener ciertas habilidades?

Es una gran pregunta. Ha sido hecha durante quizás cien años y si lees sobre el tema, llegarías a la conclusión de que no hay un conjunto de rasgos de personalidad verdaderamente consensuados que lleven a las personas a convertirse en emprendedores. Los académicos hemos pasado años luchando sobre lo que significa ser emprendedor. Y la mayoría de las definiciones no son útiles en la práctica.

Un colega mío me dio una definición de espíritu empresarial, que es la de una persona que persigue la oportunidad sin tener en cuenta los recursos controlados. Y creo que eso resume la esencia del acto en la que una vez uno deja atrás las formas más básicas de emprendimiento. A menudo se trata de un proceso de movilización de recursos para construir cualquier tipo de organización.

¿Qué debería hacer el Estado para ayudar a la gente a abrir negocios o para proteger esas empresas creadas?

A menudo se mira a EE.UU. y a Silicon Valley, en particular, y se piensa que es un semillero de emprendimiento y cree que el Gobierno no está involucrado en ello porque vivimos en una sociedad capitalista de libre mercado, pero eso no es cierto. El Gobierno establece todas las reglas del juego. Este debe sentar las bases para que florezca el espíritu empresarial.

En Silicon Valley, el emprendimiento es capital humano basado en la mayor parte de la corteza. Este se forma casi exclusivamente en universidades que cuentan con un gran apoyo del sector público, aunque sean privadas. Hay un papel que el Gobierno juega en el proceso empresarial al crear el fondo de capital humano que luego sale para tener estas ideas y convertirlas en empresas.

¿Qué mensaje le daría a la universidad de Colombia para poder desencadenar procesos de emprendimiento?

Invertir en educación construye el capital humano para iniciar compañías de economía naranja. Además, eleva la productividad y las oportunidades para la nación. Creo que desarrollar el sistema universitario es una idea fantástica como política. Una de las maneras en que el Gobierno puede potencialmente afectar lo que sucede es decidir qué tan fuertemente enfatiza en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, en relación a otros campos de estudio.

¿Cuál es la importancia de que surjan más emprendimientos como Rappi?

Rappi es un fenómeno cultural que crea un modelo para que los jóvenes del país lo vean. Genera una realidad, le muestra a la gente lo que es posible en su territorio. Y eso es muy importante para el espíritu emprendedor porque las personas necesitan tener esperanzas sobre cómo será el futuro y cómo serían sus perspectivas si se convirtieran en empresarios. Una de las cosas que los Rappi del mundo dan a nuestras sociedades es la cara de esa esperanza.

En Colombia hay diferentes tipos de empresarios, pero mucha gente emprende por necesidad, no por la idea de un negocio consolidado. ¿Han pensado en ese tipo de empresariado?

Seguro. Hacemos una distinción entre lo que a menudo llamaremos espíritu empresarial basado en la necesidad y esa es la oportunidad que persiguen las personas que generalmente no tienen perspectivas convincentes en el mercado laboral primario.

Y luego en el otro extremo del espectro tenemos lo que yo llamo emprendimiento de alto potencial, que está mucho más enfocado en compañías que tienen grandes planes, ambiciones de crecer rápidamente, contratar a un montón de gente y crear un nivel más amplio de valor y cambio económico.

Silicon Valley es modelo de emprendimiento, pero se basa en tecnología, ¿cómo puede un país con otro tipo de recursos crear su propio Silicon Valley?

No creo que sea probable que se realice un esfuerzo para replicar Silicon Valley en un sentido estricto. Casi todos los alcaldes que dirigen una gran ciudad de EE. UU. han intentado reproducir las condiciones previas de Silicon Valley y crear el tipo de industria tecnológica que ocurre allí, pero no ha sucedido.

El país sigue emigrando hacia una economía basada en el conocimiento de alto valor, con una base sólida en la industria manufacturera básica, la venta al por menor y otras infraestructuras. Gran parte del crecimiento empresarial se ha producido en los sectores relacionados con el conocimiento y eso ha sido mucho más amplio que lo que acaba de ocurrir en Silicon Valley.

De otro lado, creo que el éxito en otras partes del mundo tiene que ver menos con la invención y más con la adopción realmente rápida.

Compartir