1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Al grano con el presidente de Arroz Roa

Aníbal Roa Villamil, dirige una firma familiar que hoy en día genera 1.800 empleos directos y cuenta con nueve plantas de procesamiento.

Aníbal Roa Villamil, presidente y cofundador de Molinos Roa.

Aníbal Roa Villamil, presidente y cofundador de Molinos Roa.

Diego Caucayo

POR:
Portafolio
diciembre 01 de 2019 - 07:02 p.m.
2019-12-01

La empresa Molinos Roa, fundada en el departamento del Huila el 17 de octubre de 1968 por los hermanos Rafael, Ramón Hernando y Aníbal Roa Villamil, nació casi 10 años después de que la familia llegara a Neiva siguiéndole el rastro a negocios de compra de café y arroz.

La compañía que cumplió 51 años en el mercado local es presidida hoy en día por Aníbal Roa Villamil, quien el jueves pasado fue galardonado con el reconocimiento ‘Vida y obra empresarial’ de los ‘Premios Portafolio 25 Años’ por su trayectoria y generación de oportunidades en el país.

(Portafolio, 25 años premiando a los mejores). 


Entre los productos estrella de la compañía está Arroz Roa, recordada por muchos colombianos en parte por su cuña publicitaria (emitida por primera vez en 1985) en la que Mustafá, un atractivo, pero descorazonado jeque, vive muerto de la envidia porque Roa tiene más mujeres que él al ser este ‘el señor arroz de las señoras’ (frase mencionada en los comerciales).

Con su ‘Kufiyya’ (pañuelo de cuadros que los árabes usan en su cabeza), este sale en televisión diciendo la exclamación que hizo famoso su incomodidad para con el señor de los arroces: “¡Brrrrr...!”.

Tras medio siglo de trayectoria, la compañía que espera facturar $1,3 billones en 2019 creciendo 25% respecto al año anterior, actualmente genera 1.800 empleos directos, de los cuales el 30% es de participación femenina y tiene nueve plantas de procesamiento ubicadas en cuatro departamentos: Huila, Tolima, Meta y Casanare.

La empresa, liderada por Roa, procesa al año 700.000 toneladas de arroz paddy verde y participa con 27% en el mercado nacional con todo su portafolio del cereal. Ahora bien, la firma no solo tiene sus ojos puestos en este grano, sino que además son distribuidores del atún Gustamar importado de Ecuador y tiene una alianza con Almacafé para la comercialización de la marca de Café Tierra Hermosa.

Uno de los focos de la compañía es la innovación tanto en las tecnologías de sus plantas como en las líneas de productos que sacan al mercado. En este último punto cabe mencionar que entre arroz saborizados, sopas de arroz y otros, cuentan con más de 20 referencias en el mercado.

(‘La transformación del país merece reconocimiento’). 


“Don Aníbal es una persona muy respetuosa y generosa con sus empleados y las personas externas. Él continúa ejerciendo su labor estratégica en la compañía, mira todo con gran optimismo y nos transmite ejemplo, comparte sus conocimientos a lo largo de su vida y trayectoria para que aprendamos de estos. Tenemos un gran líder”. Con esas palabras describe Hernando Rodríguez, gerente general de Molinos Roa, al presidente y cofundador de la compañía quien continúa al frente del negocio.

OTROS DATOS DE LA HISTORIA 

El primer molino construido por la compañía se ubicó en el kilómetro tres de la carretera Neiva - Campoalegre y su capacidad de trilla era de 35 bultos por hora. Según recuerda Aníbal Roa, en una entrevista reciente hecha por este diario, iniciaron muy jóvenes con la empresa, dejando de lado el café para dedicarse de lleno al cereal.

A finales de 1968 la compañía comenzó con la construcción de las instalaciones donde a la fecha continúa funcionando Molinos Roa.

En 1974 empezaron a vender arroz empaquetado en varias presentaciones, y para dicho fin adquirieron cuatro máquinas empacadoras sencillas que se cargaban manualmente.

Para ese entonces, el precio y presentación de las primeras ventas se realizó en arrobas a $95 cada una y un tiempo después se lanzó al mercado la bolsa de 5 kilos, a $40 la unidad.

En 1983 se eliminó por completo la venta de arroz en sacos de 75 kilos, ampliando su venta de empaquetado en otras presentaciones. Simultáneamente, con la aplicación y montaje de nuevos equipos, se agrandó la capacidad de recepción, secamiento y transporte del arroz paddy.

En 1991, bajo la presidencia de Aníbal Roa, la empresa creció notablemente y la sociedad se transformó en anónima con el actual nombre Molinos Roa S.A., y comenzó su expansión por distintos departamentos del país. El 9 de septiembre del año en mención, en la ciudad de Medellín, se abrió la segunda regional de la compañía en el país. La primera se inauguró en 1982 en Bogotá.

Siguiendo con la línea de tiempo, en 1992, la empresa, que siempre le ha apostado a estar a la vanguardia en tecnología, adquirió máquinas de selección electrónica para mejorar la presentación del grano. Así mismo los pulidores y descascaradores de arroz, mejoraron el rendimiento del cereal entero.

En 1998, la organización cumplió 30 años de su fundación y celebró este acontecimiento con una gran gala en la planta de Neiva. Para esa época, la capacidad de recibo, limpieza, secado y almacenamiento era de 30.000 toneladas, y la de empacado de 32.400 kilos por hora.

En 2002 la compañía comenzó una serie de lanzamientos con líneas de productos especiales a base de arroz con el objetivo de innovar y dinamizar la categoría para diversificar el portafolio y de esta manera lograr un mayor posicionamiento de la marca en el mercado.

En línea con impulsar la labor social en la región del Huila, en 2007 Hernando Rodríguez ocupando el cargo de gerente general y con apoyo de Juan Diego y Felipe Roa Solano, dos de los hijos del Presidente se creó la Fundación ‘Amigos como arroz’, la cual destina recursos año a año a cientos de jóvenes de las zonas donde tienen las plantas procesadoras para que puedan educarse en el colegio o la universidad, entre otros.

En 2012 Molinos Roa S.A. continuó innovando y lanzó al mercado Krunchoos, un cereal nutritivo a base de arroz, elaborado bajo los más estrictos estándares de higiene y calidad, diseñado con tecnología de punta colombo brasileña.

Respecto a los planes de la firma para el próximo año, Molinos Roa quiere continuar con su proceso de innovación en productos a base de arroz para seguir diversificando su portafolio y llegarles así a más paladares.

De otro lado, espera seguir invirtiendo en el desarrollo de la Fundación para fortalecerla y que más personas pueden beneficiarse del apoyo de esta. Por último, pero sin restarle importancia, destinarán mayores esfuerzos en términos de inversión ambiental con el fin de mejorar esto en sus plantas de procesamiento.

Compartir