1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

El país firmó una alianza con la Fundación del Papa

El acuerdo busca fomentar emprendimientos para la Cuarta Revolución Industrial.

Papa Francisco

La iniciativa ya se desarrolla en Orito, Putumayo; Puerto Wilches, Santander; Guamal, Meta; y Buenaventura, Valle.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 18 de 2019 - 07:57 p.m.
2019-10-18

La alianza entre Colombia y la Scholas Occurrentes, la fundación del papa Francisco, se consolidó plenamente esta semana.

El pasado jueves, en Bogotá, la primera dama de Colombia, María Juliana Ruiz, concretó un acuerdo con la entidad para impulsar a los jóvenes del país, a través de la estrategia ‘Sacúdete’. Esto se dio en un encuentro con el director de la entidad, José María del Corral.

(Los mensajes del Papa Francisco en su visita a Colombia). 

“Estoy feliz y muy agradecida, creo que no pudo ser más oportuno, casi celestial, este encuentro, porque se traduce en la vinculación de Scholas con ‘Sacúdete’, iniciativa que busca potencializar los talentos y habilidades de los jóvenes en la nación para que se conviertan en agentes de cambio social y logren consolidar proyectos de vida productivos y felices”, resaltó la Ruiz.

‘Sacúdete’, que se impulsa desde la Consejería para la Juventud, emplea una metodología enfocada en fomentar y desarrollar habilidades emprendedoras y capacidades de la cuarta revolución industrial. La iniciativa ya se desarrolla en Orito, Putumayo; Puerto Wilches, Santander; Guamal, Meta; y Buenaventura, Valle del Cauca.

Por su parte, Del Corral manifestó: “los agradecidos somos nosotros de que ustedes nos den la oportunidad de estar con chicos de Colombia y sean parte de la familia de Scholas y que los chicos de Colombia, los de Argentina y los del resto de la región sean agentes llevando esta propuesta del Papa Francisco a Japón, Estados Unidos, a Mozambique y al mundo entero. Tienen mucho que dar a los jóvenes del entorno y juntos vamos a consolidar esta experiencia mundial de jóvenes en Colombia”.

De esta manera y en línea con la misión de Scholas de lograr la integración de todos los alumnos del mundo a través de propuestas tecnológicas, deportivas y artísticas que promueven la educación desde la cultura, en ‘Sacúdete’ se proyecta trabajar y fortalecer las metodologías implementadas en el país para impulsar a la juventud. “Esto demuestra que el trabajo multisectorial, coordinado y colaborativo puede lograr grandes cambios en la sociedad, y qué mejor que hacerlo por los jóvenes que son el presente y el futuro de Colombia”, concluyó Ruiz.

ASÍ ES ‘SACÚDETE’


Actualmente, en el país hay cuatro centros de este tipo: en Meta, Magdalena Medio, Putumayo y Valle del Cauca, los cuales son operados por el Programa para las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Los tres primeros, cuentan con el apoyo de Ecopetrol y tienen una metodología enfocada en fomentar y desarrollar habilidades emprendedoras y capacidades de la cuarta revolución industrial (4RI).

(“Ustedes llevan en su corazón y en su carne las huellas de la historia viva”). 

En tanto, el caso de Buenaventura cuenta con un modelo particular, centrado en la creación de contenido audiovisual en el que se ha logrado una cadena de producción con participación del proveedor de contenido Dirty Kitchen y con Bancolombia como consumidor de los contenidos creados por los jóvenes vinculados a ‘Sacúdete’. Hasta ahora, el programa ha alcanzado más de 800 beneficiarios.

Enfocada al desarrollo de habilidades para la vida y el pensamiento crítico, detonar potencialidades, fomentar buenas prácticas y a desarrollar talentos a partir de la transmisión de saberes y de la participación comunitaria y ciudadana con impacto real en la sociedad. Los jóvenes que participen en Sacúdete crecerán como personas y podrán desarrollar actividades que impacten positivamente sus comunidades, al tiempo que se orientarán vocacionalmente y aprenderán habilidades reales para poner en práctica.

Compartir