1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

En un día se registraron 3.000 socios en Didi

La gigante China especializada en movilidad empezará a operar en Colombia en dos meses, pero ya hizo su lanzamiento en Bogotá. 

Didi

Juliana Pulecio, gerente de relaciones públicas de Didi en Colombia.

POR:
Portafolio
abril 23 de 2019 - 08:19 p.m.
2019-04-23

La gigante China Didi llegó a Colombia con el objetivo de tener 30.000 socios conductores activos al cierre del 2019.

Esta aplicación de movilidad, que en el mundo ofrece 14 servicios distintos al ridesharing, empezaría a operar con ese último producto en Colombia en dos meses, oficialmente.

(Didi, la nueva app que competirá con Uber en Colombia). 


Sin embargo, este martes, un día después de su lanzamiento, ya habían 3.000 personas inscritas. Juliana Pulecio, ejecutiva y vocera de la compañía en el país, habló con Portafolio.

¿Qué es Didi?

Es una empresa china de movilidad creada en el 2012 que hoy en día, en el mundo, ofrece 15 productos distintos que incluyen taxis, ridesharing (como Uber o Beat), buses, scooters, bicicletas, domicilios, entre otros. De hecho, hay un servicio muy importante en China que es un sistema de movilidad inteligente que utilizan 20 ciudades de ese país.
Eso significa que la movilidad es monitoreada y gestionada a través del software de Didi que adoptaron las administraciones locales. Entonces los semáforos están sincronizados con el softaware, los buses utilizan una aplicación especial para moverse y esa unificación ha ayudado a descongestionar las ciudades.

¿Cómo nace la empresa?

Es importante destacar que nosotros no somos una empresa de ridesharing solamente, mucha gente tiende a decir que somos como el ‘Uber chino’, pero somos más que eso.

Hay que partir de la idea de que las aplicaciones de ridesharing aparecen por la necesidad de los usuarios de tener una opción de transporte VIP. Pero Didi nació como una solución para los taxistas.

Didi surge después de la fusión de las dos empresas de taxis más grandes de China, que crean una aplicación para optimizar su operación.

Luego el tema evolucionó, se amplió la cobertura y se empezó a trabajar en otro tipo de productos.

¿Cuándo compraron a Uber en China?

En 2013 llegó Uber a China, y aunque ya Didi funcionaba muy bien con los taxis, se dieron cuenta de que Uber ofrecía un servicio competitivo y que le gustaba a los usuarios, por lo que se empezó a trabajar en un desarrollo propio de ridesharing. Cuando se implementó, las personas tenían la opción de elegir un taxi o un carro particular para su viaje. En ese punto la empresa se volvió más fuerte y en el 2016 se compró la operación a Uber en China y se contrataron a las personas que trabajaban para ellos.

¿En cuántas ciudades están operando?

Didi funciona en más de 450 ciudades del mundo y se hacen alrededor de 30 millones de viajes diarios a través de la aplicación.

Luego de conquistar el mercado de China, que es bastante grande, en el 2018 se decidió emprender una estrategia de internacionalización.

(Los problemas financieros de Didi, que quiere competir con Uber). 


De esa forma llegamos a Japón, Australia, México y Brasil. En Brasil se compró a ‘99’, la empresa de taxis más grande de ese país. Ese fue el primer negocio en Latinoamérica y en México se lanzó la aplicación en Monterrey, y luego se han hecho lanzamientos por ciudades. Actualmente estamos trabajando en los lanzamientos en Chile y Colombia.

¿Cómo llegaron a Colombia?

Llegamos al reunirnos con Invest in Bogota y Procolombia, que nos mostraron el panorama y en noviembre del 2018 empezamos a hacer nuestros estudios de mercado para entender la necesidad que había, qué productos responderían a eso y en qué ciudad arrancar.

Bogotá es una ciudad bastante congestionada en la que cualquier aporte en movilidad es valioso. El auge de las scooters y las bicicletas es producto de eso. Entonces cuando se ve un mercado con tanto potencial, con retos de movilidad similares a los de China en su momento, decimos que Colombia era el tercer país en Latinoamérica donde operaríamos.

¿Cómo han logrado que tanto los taxis como el ridesharing coexistan?

La movilidad es una necesidad de todas las personas y creemos que hay mercado para todos. En el caso de Colombia, es evidente que hay insuficiencia en la oferta. Bogotá es una ciudad muy grande en la que solamente operan 50.000 taxis, lo que significa que hay casi un taxi por cada 170 habitantes. Y a pesar de que se sabe que se ha invertido mucho a nivel gubernamental en la movilidad de la ciudad, el ciudadano común no lo siente porque sigue estancado en el trancón.

¿Cuáles son sus diferenciadores?

El lunes hicimos el lanzamiento de Didi Express, que es una app para conectar a socios conductores con usuarios. Aunque eso no significa que más adelante no traeremos otros productos de nuestro portafolio.

Es importante destacar que la tarifa es del 10% sobre el valor del trayecto, estando por debajo de otras aplicaciones, cuyas tarifas rondan entre el 20% y el 25%.

Para tener una idea del impacto que esto tiene, el lanzamiento se hizo el lunes y en 24 horas ya teníamos 3.000 socios conductores inscritos. La meta para el 2019 es tener activos 30.000 socios conductores. Eso significa personas que manejen alrededor de ocho horas diarias.

Además, no solo se pueden inscribir las personas que quieran manejar con la app y que tengan un carro, sino también personas que no tienen carro y quieran manejar, y personas que tienen el carro pero no tienen el tiempo para manejar. En esos dos últimos casos, nos encargamos de hacer el acercamiento.

También es importante decir que nosotros vamos a manejar un call center para que la gente ponga sus quejas, para estar más cerca a los usuarios, ya que generalmente hacer ese proceso en otras aplicaciones es complejo y el que responde es un chatbot.

Cabe aclarar que tenemos un proceso muy minucioso se verificación de antecedentes de las personas que se inscriben y de sus vehículos, y que podríamos estar trayendo tecnología que se usa en China, como el reconocimiento facial de usuarios, para garantizar la seguridad.

Compartir