1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Hoteles Estelar y Meliá Hotels cierran una ambiciosa alianza

Con la meta de atraer más turistas, llegar a ocupaciones superiores a 65% y una millonaria inversión las firmas inauguraron un complejo en Cartagena.

Hoteles Estelar

El nuevo Meliá Cartagena Karmairí, exclusivo para adultos, será operado por la firma Hoteles Estelar.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 27 de 2019 - 10:42 p.m.
2019-06-27

Con una inversión de $68.000 millones que dio vida a un hotel cinco estrellas, de 147 habitaciones, varios restaurantes y exclusivo para adultos la cadena española Meliá Hotels International hizo su ‘primera’ gran apertura en país con el nuevo ‘Meliá Cartagena Karmairí’, que será operado por Hoteles Estelar.

Con el ambicioso pacto las compañías buscan incrementar la llegada de viajeros internacionales y ofrecer un servicio ‘todo incluido’, tal como destaca Miguel Díez Trujillo, presidente de Hoteles Estelar, quien habló con Portafolio del nuevo complejo ubicado a 15 minutos de la capital de Bolívar.

¿De qué se trata la alianza con Meliá?

Abrimos al público un nuevo hotel en Cartagena, donde actualmente tenemos el Estelar Cartagena de Indias, el Estelar Playa Manzanillo y el Estelar Oceanía. Adicionalmente somos los socios mayoritarios del hotel Cartagena Hilton. Lo que queremos anunciar es que hemos abierto una nueva operación, bajo una alianza que hicimos con Meliá Internacional, ellos son una de las firmas con mayor reconocimiento y posicionamiento en el mercado turístico a nivel mundial.

(Hoteles Estelar continúa en expansión). 


Tienen más de 390 hoteles en 40 países a lo largo del mundo, y siempre habían querido entrar a Colombia. Cartagena fue su puerta de ingreso, y en la alianza nosotros vamos a ser los operadores de la marca sobre el nombre de ellos; la comercialización internacional será de Meliá y la nacional será por parte nuestra.

¿Cómo está posicionado Meliá en el mercado?

Es la compañía líder de hoteles resort a nivel mundial, con 390 de playa y 100 de ciudad. Es una firma de un tamaño importante.

¿Cómo van a repartir el negocio?

Meliá coloca su nombre y recibe por este una franquicia de marca, y nosotros somos quienes lo operamos. Además, hay unos terceros inversionistas que compraron participación en la propiedad vía derechos fiduciarios, que están siendo administrados por Acción Fiduciaria.

¿Cuál es el segmento al que le apuntan?

Primero, hay que empezar diciendo que tenemos hoteles corporativos, vacacionales y otros que mezclan el corporativo con el vacacional. En los vacacionales tenemos Playa Manzanillo en Cartagena, que está dirigido a un mercado familiar; este nuevo hotel -Meliá Cartagena Karmairí- queda a 200 metros de Manzanillo, y lo que hemos definido es que va a ser solo para adultos, mientras que Manzanillo mantiene su vocación de hotel familiar. Ese es un elemento diferenciador porque hoy en Colombia no hay un producto dirigido a ese mercado.

¿Qué características tiene el hotel?

Tiene 147 habitaciones que están enfocadas en el viajero de descanso adulto, además hay servicios complementarios como un restaurante principal llamado Merkado, donde se sirven bufé de desayuno, almuerzo y cena, y adicionalmente hay una carta para la gente que lo solicite, teniendo en cuenta que es un producto con todo incluido.

En el primer piso hay otro restaurante llamado Elixyr, lo que hace que, dependiendo de los gustos de cada persona, se pueda acudir a cualquiera de los dos. También tenemos el Fish House, que es otro restaurante a borde de playa; eso va complementado con un spa muy enfocado al tema de los tratamientos con hidroterapia.

Además, hay dos salones de eventos y es un hotel para 360 personas, cinco estrellas.

¿Qué significa esa nueva operación para su negocio?

Ese hotel es nuestra operación número 32 entre Colombia, Perú y Panamá. Complementa la que habíamos abierto en enero, en Lima, y ya tenemos las dos que abrimos en Medellín el año pasado, en el segundo semestre. Ya por este año paramos de crecer, pero siguen otros proyectos que vienen en el futuro de la compañía.

Lo que proyectamos para el Meliá Cartagena Karmairí es promocionar el nuevo producto, porque si alguien va a México, Santo Domingo o a cualquiera de las islas del Caribe, o Europa, estos hoteles solo para adultos son parte del diario vivir. Eso ya es conocido para ellos, pero en Colombia somos el primero.

La idea es divulgarlo para que la gente vaya a conocerlo y una vez lo haga, empiece a usarlo. Tenemos todas las expectativas. Por ejemplo, en Playa Manzanillo nuestra ocupación es de alrededor del 64% y nuestra idea es que los dos hoteles se igualen en ocupación y continúen creciendo.

A lo que nosotros le estamos apostando es a que esa marca, con ese posicionamiento internacional, traiga muchos viajeros a Cartagena.

¿Qué tantos viajeros del exterior?

Nuestra mezcla hoy en Manzanillo es 60% nacional y 40% internacional; en este nuevo hotel le estamos apostando a un 50% - 50%.

¿Esto abre la puerta a más alianzas con Meliá?

Indudablemente. Esta es la primera puerta que abrimos, y con toda seguridad, mientras los resultados de ambas partes sean positivos, las alianzas continuarán. Nosotros adicionalmente trabajamos con Hilton, en DoubleTree en Ciudad de Panamá; tenemos el Hilton de Cartagena, que es operado por ellos, pero nosotros somos los propietarios mayoritarios, y tenemos otra alianza con InterContinental Hoteles, donde nosotros, siendo los dueños del InterContinental de Cali, somos los operadores también. Entonces ya tendríamos tres marcas internacionales.

¿Qué estaba buscando Meliá en este negocio?

Colombia es un mercado muy particular donde no todas las marcas internacionales han entrado. Desde hace unos ocho años para acá hemos visto la presencia de algunas de ellas en el país. Hay que entender la legislación colombiana, la parte tributaria, toda la normativa de construcción y la idiosincrasia local. Entonces ellos tenían un producto que era de su interés y los inversionistas, lo que se necesitaba era un operador que conociera todo eso y lo pusiera al servicio de ellos.

Meliá tenía como foco estratégico entrar a Cartagena, porque ya están en varias islas del Caribe, del que la ciudad heroica ya se encuentra haciendo parte. En Europa, muchas veces, no ven a Cartagena como un producto de Colombia, sino como uno caribeño, tiene un posicionamiento importante. Encajamos en un negocio perfecto.

Diego Vargas Riaño
En Twitter: @vardie_

Compartir