1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Empresas

Serviparamo reorienta negocios por freno en la construcción

Yohana Alzamora, gerente de la empresa, dice que el mantenimiento y la actualización de equipos, permitirán un crecimiento moderado este año.

Yohana Alzamora

Yohana Alzamora, gerente de Serviparamo, explica la estrategia para crecer este año.

Cortesía

POR:
Portafolio
agosto 22 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-08-22

En medio de la caída que enfrenta el sector de la construcción, empresas que prestan servicios en nuevos proyectos sufren los efectos de la crisis.

(Lea: Colombia tendrá dos nuevos centros para la innovación en tecnologías)

Ese es el caso de la compañía Serviparamo, contratista de sistemas de aire acondicionado, ventilación mecánica y automatización. Ante la situación, su gerente, Yohana Alzamora, explica el giro hacia la prestación de servicios de mantenimiento preventivo y correctivo que ha hecho la firma.

(Lea: ‘El país puede ser un hub de IA en la región’)

¿Cómo van los negocios este año?
Creímos que el 2019 iba a ser de recuperación y que íbamos a pasar la página con unas mejores perspectivas, teniendo en cuenta que el año pasado fue particularmente muy difícil para la construcción y para todos los sectores que dependemos de esa actividad.

Sin embargo, el año arrancó lento para decepción de todos, con los dos primeros trimestres de decrecimiento. Todos los sectores de la construcción están en disminución, excepto el VIS, donde nosotros no prestamos nuestros servicios.

¿Qué han hecho ante esa situación?

Desde el año pasado empezamos a explorar alternativas y a prestar servicios con clientes actuales o en aquellos sectores donde se ve que la actividad económica no está tan frenada. Entonces básicamente hemos tenido que ser muy dinámicos y creativos, presentado propuestas para capturar los negocios que se pueden hacer en este momento.

¿Qué ha arrojado esa estrategia?

La compañía no buscó proyectos nuevos, ya que muchos de ellos se han dilatado, otros no se han realizado o han cambiado de tamaño. Hoy los presupuestos están bastante restringidos. También es muy preocupante el estado de los constructores que enfrentan carteras morosas y hasta problemas de liquidez.

Somos una empresa de servicios - de ahí viene nuestros nombre- y de contrataciones - de proyectos nuevos. Entonces empezamos a fortalecer esta área a la espera de que, ojalá empiece a crecer el negocio de contratación. Y eso es lo que básicamente estamos haciendo.

¿Qué cubre el área de servicios?

Ofrecemos mantenimiento preventivo y correctivo a sistemas de aire acondicionado, ventilación mecánica y todo lo que tiene que ver con automatización.
Lo que hemos hecho es presentar iniciativas a los clientes implementando nuevos valores agregados con el ánimo de buscar eficiencias energéticas para los clientes dado que evidentemente hay restricciones.

Todo el mundo tiene cada vez más conciencia sobre la importancia de ahorrar energía y de impactar lo menos posible el ambiente. Por esto, hemos hecho diferentes propuestas a hoteles, centros comerciales, edificios de oficinas e industrias, donde se está buscando una reducción de los costos operativos. Para eso, diseñamos iniciativas atractivas que lleven a nuestros compradores a reducir dichos costos y a modernizar sus sistemas.

¿Y cuál ha sido la receptividad?
Afortunadamente, encontramos clientes interesados, que no están haciendo obras nuevas pero cuentan con un presupuesto ajustado que les permite invertir en este tipo de proyectos.

Hallamos una nueva ola de ingenieros y de empresarios que tienen una visión muy diferente a la de otras generaciones, cuando solo era importante que las cosas funcionaran. Ahora hay una conversación sobre el tema de la sostenibilidad como una realidad y no como una fantasía.

¿Qué otros beneficios tiene esa modernización para las empresas?

El Gobierno ofrece diversos incentivos. La idea es trabajar de la mano con el cliente y que este presente el proyecto ante las diferentes entidades y pueda acceder a estos beneficios. Esto hace que los proyectos sean más fiables y más atractivos.

¿Cómo se refleja la estrategia en los ingresos? El año pasado nosotros podíamos estar en un 70% en contratación y 30% en servicios, y hoy por hoy la torta está invertida: 65% en servicios y 35% en contratación.

¿Puede cambiar ese panorama a final de año?

La construcción es muy importante porque genera muchos empleos. Y no sólo nosotros somos los afectados, sino todas las demás industrias que están alrededor de esta actividad. Su situación nos impacta a todos. Vemos con preocupación que el panorama no es claro en cuanto a los proyectos que se vislumbran.

Igual el alza del dólar influye en los presupuestos. No se ve un crecimiento visible en el sector a corto plazo y los proyectos que estamos viendo hoy son los que entraremos a ejecutar el año entrante. Estamos casi seguros que, de presentarse la reactivación, ya podríamos estar hablando del 2020.

¿Cómo se comportan las ventas?

Nuestra meta es de un crecimiento muy moderado, no a niveles de años anteriores. Pero seguimos luchando porque el crecimiento a nivel de ventas y de los principales indicadores esté presente dado que es algo que exigen nuestros accionistas. Nos ha tocado hacer muchos ajustes en la estructura de la compañía, buscar ahorros en los costos y en la logística, y mirar a ver cómo se optimizan los procesos.

A eso se suma que tenemos que ser más agresivos comercialmente al mismo tiempo tenemos que ser muy cautelosos en las inversiones que realizamos. Se trata de hacer una gerencia casi del ‘microminuto’ para estar garantizando que los indicadores al cierre del año sean lo más favorables posibles.

¿Cuánto vendieron el año pasado?

Estuvimos en $77.000 millones y este año esperamos aumentar por lo menos 5%. Para nosotros es muy moderado teniendo en cuenta que la empresa venía creciendo a más de dos dígitos, pero hay una situación de mercado y tenemos que ser mucho más eficientes.

¿Cómo han manejado la tasa de cambio para la importación de equipos?

Casi todos los productos son importados. Así que la tasa de cambio se convierte en otro reto a la hora de cerrar un negocio. Ese es un tema que hay que saber manejar.

congom@portafolio.co

Compartir