1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Inversión

Diseño y certificación, causas del accidente del 737 Max

El informe final de Indonesia salpica a Lion Air y al entrenamiento de los pilotos.

Boeing

Desde que tuvo lugar el accidente en Etiopía, al modelo se le prohibió operar hasta solucionar el problema.

AFP

POR:
EFE
octubre 25 de 2019 - 07:00 p.m.
2019-10-25

Indonesia cuestionó el diseño y proceso de certificación del avión Boeing 737 Max 8, fabricado por la estadounidense, que se estrelló en octubre de 2018 en el mar de Java y causó 189 muertos.

(Lea: Boeing reduce 95% su beneficio)

El Comité Nacional de Seguridad en el Transporte, que publicó ayer el informe final sobre la investigación del siniestro, señaló también en el documento al mantenimiento de la aeronave por parte de la aerolínea Lion Air y la actuación y entrenamiento de los pilotos, entre varios factores que contribuyeron al accidente.

(Lea: Arrogancia de Boeing causó el fracaso del 737 Max)

El vuelo JT610 de Lion Air cayó con violencia al mar de Java el 29 de octubre del año pasado al poco de despegar de Yakarta tras solicitar a la torre de control el regreso al aeródromo de la capital.

La investigación se ha prolongado un año y ha estado marcada por un segundo accidente en marzo del mismo modelo de Boeing bajo condiciones similares en Etiopía, en el que murieron 157 personas y que ha sumido a la compañía norteamericana en una crisis histórica.

Los dos accidentes han afectado la reputación de la Administración Federal de Aviación (FAA) estadounidense, encargada de aprobar el diseño del modelo de Boeing, cuya entregas están congeladas y sus vuelos prohibidos desde el segundo siniestro.

Uno de los investigadores del comité indonesio, Nurcahyo Utomo, aseguró que nueve factores contribuyeron al accidente, del que responsabilizan principalmente a la aerolínea, el fabricante y la FAA, y que sin uno de ellos “quizás el siniestro no hubiese ocurrido”.

A pesar de que organismo indonesio ha evitado acusar directamente a ninguna de las partes involucradas, el diseño y certificación del modelo de Boeing están ligados a seis de los nueve factores destacados.

En el centro de las averiguaciones está una función de los 737 Max, el Sistema de Aumento de las Características de Maniobra (MCAS, en inglés), que evita que el avión “entre en pérdida”, es decir, que no tenga velocidad suficiente para seguir en el aire, inclinando hacia abajo el morro.

Durante el accidente, lecturas erróneas de un sensor defectuoso activaron este sistema y los pilotos tuvieron que corregir el descenso del avión más de 30 veces antes de perder el control de la aeronave, ya que desconocían la fuente del problema.

Los investigadores destacaron la vulnerabilidad de esta función, que depende de un solo sensor y también la falta de entrenamiento e información que tenían los pilotos sobre los potenciales problemas que podía causar.

El informe concluye que la FAA basó su decisión de aprobar los 737 Max en suposiciones equivocadas, recomienda cambios en el proceso de certificación y el manual de vuelo de los 737 Max, y pide a Boeing el rediseño de este modelo.

“Estamos llevando a cabo medidas para mejorar la seguridad de los 737 Max y prevenir que las condiciones de control de vuelo que ocurrieron en este accidente no vuelvan a pasar”, dijo Boeing en un comunicado tras la publicación del informe.

El CEO de la marca, Dennis Muilenburg, aseguró que el rediseño de los sensores “evitarán que se vuelvan a producir las condiciones” en que se produjo el siniestro.

Compartir