1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Beethoven Herrera Valencia
columnista

Andalucía, año nuevo con cambio histórico

La coalición entre el PP, el movimiento Ciudadanos y Vox, es el acontecimiento más notable de la política española en lo que va corrido del siglo. 

Beethoven Herrera Valencia
POR:
Beethoven Herrera Valencia
enero 07 de 2019
2019-01-07 07:14 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/23/56ccbf720e655.png

Que luego de 36 años de gobiernos socialistas en la provincia más poblada de España la baja votación que sufrió el Psoe hubiera permitido una coalición de derecha entre el Partido Popular (PP), el movimiento liberal Ciudadanos y el grupo emergente de extrema derecha Vox, es el acontecimiento más notable de la política española en lo que va corrido de este siglo.

Ello no llamaría la atención si no fuera porque el PP ha descalificado en el pasado los “pactos de perdedores” que se forman por coalición entre grupos minoritarios, los cuales sumados se han impuesto a la primera mayoría.

Manuel Valls, alto líder de Ciudadanos se ha opuesto a la aceptación de Vox en esa alianza andaluza, pero sin sus 12 diputados no se podrá formar gobierno, y el PP y Ciudadanos ya han acordado un programa conjunto de gobierno en cuyo diseño no reconocen haber tomado en cuenta las posiciones de Vox.

La nueva coalición ha advertido que defenderá las leyes contra la violencia de género, pues están enmarcadas en la constitución española; pero Vox, que ha nacido recientemente ha crecido de modo vertiginoso con un discurso contrario a la equidad de género. Su militante Manuel Gaviria se constituye en el primer dirigente derechista en alcanzar un cargo directivo en un parlamento regional en España, al tiempo que la diputada de Ciudadanos Marta Bosquets, apoyada por el PP y por Vox, lo presidirá.

El debate ha alcanzado tales niveles que Manuel Valls, exprimer ministro francés, quien es el candidato a la Alcaldía de Barcelona por una coalición apoyada por Ciudadanos, ha advertido que “todo acuerdo con Vox (…) sería incompatible con los valores europeos”, y agregó que “es mejor perder votos, o incluso el gobierno, que traicionar las propias convicciones y los valores democráticos”. Y remató diciendo que “no aceptará en su plataforma a nadie que dé legitimidad a los populistas de izquierda, a los separatistas y a los ultras de la derecha reaccionaria”. (El País, 28/12/18).

Aunque Ciudadanos es un movimiento vertical y no se escuchan críticas en público a la alianza con Vox, en privado diversos dirigentes expresan su incomodidad. Y ese partido confía en que el programa acordado con el PP pueda mantenerse sin ceder a las exigencias de orientarlo más hacia la derecha como lo exige Vox, a cambio de su apoyo, por ejemplo, para que las competencias en sanidad y educación vuelvan al Gobierno Nacional.

En un artículo de prensa publicado por el catedrático Francesc de Carreras, uno de los fundadores de Ciudadanos abogó por “aislar a Podemos y rechazar cualquier acuerdo con Vox”. A lo cual Rivera respondió garantizando que no pactará con ellos; y en Bruselas expresó que “Nosotros no vamos a ir de la mano con los van con Le Pen” (ibid).

Pero si no se soluciona esta encrucijada, de querer tener el apoyo de Vox sin el cual no se podrá formar gobierno, pero sin hacerle concesiones en el programa, habría que repetir elecciones. ¡Y nadie parece querer arriesgarse a un resultado incierto!

Beethoven Herrera Valencia
Profesor de las U. Nacional y Externado
beethovenhv@yahoo.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes