1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Camilo Herrera Mora
columnista

¿Cómo votaremos?

Al aumentar el ingreso de las personas en los últimos cuatro años, se aumentó la clase media y redujo la pobreza. 

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
octubre 14 de 2019
2019-10-14 07:55 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

La gente no quiere darse cuenta que el país sigue mejorando en el terreno económico; las malas noticias sobre lo político y judicial, siguen llevándonos al terreno “del país va mal, y la economía va bien”.

Más, cabe anotar que este cambio afectará profundamente las elecciones regionales, por tres razones por lo menos.

La primera es que, al aumentar el ingreso de las personas en los últimos cuatro años, se aumentó la clase media y redujo la pobreza, lo cual causa que la compra de votos sea mucho más difícil y que el voto de opinión tenga mucho más peso que el de las maquinarias, como ocurrió en las presidenciales de 2018.

La segunda se refiere al envejecimiento de la población, ya que en 4 años, la edad promedio de los colombianos aumentó más de cuatro años, pasando de 31 a 35 años, causando que el pensamiento político de las personas cambie lo suficiente para afectar el mercado: las personas menores de 25 años votan por el cambio y los mayores de 55 años por la continuidad, permitiendo que el cambio se dé continuamente; hasta que la menor tasa de natalidad y mayor longevidad nos lleve a que cada vez haya menos jóvenes que viejos proporcionalmente hablando, causando de ese “voto joven” cada vez pese menos.

La tercera se refiere a la mejora en la calidad de vida; al ver la encuesta de Invamer y las internas de la Corporación Bienestar se pueden apreciar dos fenómenos muy importantes: que el principal problema reportado por la gente es la inseguridad y no el empleo ni la movilidad, y que esta inseguridad es curiosamente más alta en los jóvenes entre 18 y 25 años. Lo cual es llamativo porque históricamente son poblaciones que se sienten seguras, pero en este momento, se evidencia que son mas sensibles al entorno, quizá por la dinámica de las redes sociales, o por ser las primeras cohortes poblaciones que han vivido menos guerra y más paz.

Así, una población mas vieja, con mas plata y preocupada por la seguridad, claramente es un consumidor político que por más que se diga progresista o de izquierda, esta pidiendo acciones de centro derecha; esta tendencia no es nueva, y fue lo que paso en las urnas el año pasado, no solo en las presidenciales sino en las parlamentarias, donde el centro derecha ganó en ambos escenarios, pese a que la opinión pública mostraba que favorecía el centro izquierda.

El cambio es lento pero consistente: la economía mejora y la población se envejece, y ambas cosas redefinen el panorama electoral en el país, como ocurre en Estados Unidos con los Republicanos o en Inglaterra con el Brexit.

Estas elecciones mostrarán cómo la continuidad supera el cambio en muchos de los municipios y departamentos, particularmente en las ciudades principales, donde más se han sentido los beneficios de la mejora económica.

No digo que Colombia ya no tenga pobreza y que sea un país de centro derecha, pero la evidencia sí muestra que cada vez hay menos pobres y más personas que quieren mantener y mejorar su condición. Esa es nuestro “realpolitk”.

Camilo Herrera Mora
Presidente de la junta directiva de Raddar

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes