1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Camilo Herrera Mora
columnista

¿Cuánto subir los salarios?

El gobierno, los gremios y los sindicatos le apostaron a aumentar el salario. 

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
enero 09 de 2018
2018-01-09 08:27 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

Ante el aumento del salario mínimo (SMLV) en 5,9 por ciento para el 2018, surge una pregunta muy importante en la coyuntura actual: ¿cómo es posible que, en promedio, el ingreso de los colombianos haya crecido cerca del 4,4 por ciento, cuando el salario mínimo creció 7 por ciento? Se podrían dar múltiples respuestas, pero la mayoría pasa por dos variables: crecimiento del empleo y aumento en los salarios/honorarios pagados.

Si todos los sueldos en el 2017 crecieron igual que el SMLV, el aumento del ingreso per cápita será menor; el PIB creció 1,7 por ciento en el 2017 y la inflación promedio fue del 4 por ciento, por eso se puede estimar que el crecimiento del ingreso en el país fue cercano a 5,7 por ciento, y si la población crece a una tasa del 1,1 por ciento anual, el crecimiento del ingreso per cápita sería cercano a 4,5 por ciento. Sin embargo, si el ingreso de la economía hubiera crecido 7 por ciento como el SMLV, el ingreso per cápita hubiese crecido 5,7 por ciento, debido al efecto del crecimiento poblacional; porque se supone que no se crearon nuevos ocupados, pero este supuesto es irreal, pues en el 2017 se creó 1 por ciento más de puestos de trabajo, lo que complica más los cálculos.

Si todo el ingreso creció 5,7 por ciento y la cantidad de ocupados aumentó 1 por ciento, eso significa que el ingreso promedio por ocupado solo aumentó 4,7 por ciento, dos puntos porcentuales por debajo del aumento del mínimo, lo que lleva la pregunta a otra dimensión: ¿será que los salarios/honorarios aumentaron mucho menos que el SMLV y/o que se crearon puestos de trabajo con salarios más bajos?

La respuesta apunta a que ambos fenómenos se dieron a la vez, porque la creación de empleos en el 2017 estuvo más a cargo del sector agrícola que de las ciudades, lo que puede hacer que el ingreso medio se reduzca, y la migración de venezolanos ha bajado muchos de los honorarios pagados en ciertos sectores. Adicionalmente, desde los datos de seguridad social, es evidente que los salarios formales crecieron menos que el ajuste del 7 por ciento del salario mínimo.

Esto, claramente, contribuyó a que la demanda fuera menos dinámica y que incluso la inflación se frenará, lo que produce el sabor agridulce de la política monetaria, pero nos lleva a un debate importante en la cuesta de enero y para lo que será el 2018: ¿cuánto debemos subir los salarios en la economía?

Unos dirán que poco, para evitar inflación, y otros que más, para generar demanda. El debate es complejo, porque el empresario dirá que aumentar sus costos fijos es pesado y le toca subir más los precios, lo que apoya la tesis inflacionaria, pero si los ingresos no suben lo suficiente, la demanda se mantendrá en los mismos niveles, como ocurrió el año pasado.

El gobierno, los gremios y los sindicatos le apostaron a aumentar el salario, a sabiendas de que eso es costoso y puede afectar el margen de las compañías y la generación de empleo, pero si más empresarios se suman a la idea, la demanda crecerá sin necesidad de recalentar la economía, porque aún hay capacidad de producir más, lo que evita fuertes presiones inflacionarias.

No hay forma de ganar la lotería sin comprar el tiquete, y entre más tiquetes compremos, el premio será más grande.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado