1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Camilo Herrera Mora
columnista

¡Que el próximo presidente gobierne!

En el 2018 la economía crecerá más que en el 2017, y es posible que menos que en el 2019; el déficit comercial será menor, el recaudo tributario crecerá, el déficit fiscal se reducirá, y todo esto pasará sin importar quién sea el nuevo presidente.

Camilo Herrera Mora
POR:
Camilo Herrera Mora
abril 02 de 2018
2018-04-02 08:26 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/22/56cb67313466d.png

En el 2018 la economía crecerá más que en el 2017, y es posible que menos que en el 2019; el déficit comercial será menor, el recaudo tributario crecerá, el déficit fiscal se reducirá, la inflación estará en el rango meta del Emisor, y todo esto pasará sin importar quién sea el nuevo presidente.

Ya tenemos grado de inversión y el precio del petróleo estará por encima de 50 dólares el barril. El problema del año será la creación de empleo, que debe comenzar a repuntar en el segundo semestre, así como los indicadores de industria y comercio. El gobierno saliente deja la casa relativamente ordenada, en términos macroeconómicos, después de maniobrar en las duras aguas del ajuste que tuvimos entre el 2014 y el 2017 debido a los precios del crudo, y logró reducir la pobreza a menos del 30 por ciento de la población, generando una clase media más fuerte, que será el motor de la economía en el mediano plazo.

El presidente 2018-2022, la tendrá más fácil que los anteriores, en muchos temas: comienza su gobierno con la curva ascendente del ciclo económico y con la tranquilidad de que la opinión pública lo apoyará porque ya pasó el efecto político del proceso de paz y el debate electoral. Contará inicialmente con el apoyo del Congreso, lo que debe aprovechar para mover rápidamente las reformas de pensiones, salud, educación, justicia e incluso la tributaria, de lo contrario en el 2019 la campaña local afectará las condiciones políticas.

Adicionalmente, tiene la misma ventaja que los anteriores: le puede echar la culpa al saliente de todo y quedar como una víctima que se puede convertir en héroe, con la enorme ventaja que no tiene que hacer cosas ‘populares’, porque ya no hay opción de ser reelegido y podrá hacer lo que toca y no lo que conviene.

Su primera prueba será el nombramiento del Ministro de Hacienda, quien debe dar tranquilidad a los inversionistas y a la banca multilateral, antes que al electorado, pese a tener la ventaja de estar en la fase de optimismo creciente por el cambio de gobierno, y si hace las cosas bien, será el primer presidente que gobierna sin las Farc de los últimos 60 años, teniendo un problema de narcotráfico y no una lucha insurgente.

Surtido esto, sus jugadas deberán estar en los proyectos de ley de reformas que debe presentar tan pronto se posesione, y la consolidación de las mayorías en el Congreso para lograrlo, donde la centro-derecha es mayoría y se debe llevar ese poder a ser representado en el Ejecutivo nacional. En otras palabras, los dos primeros años del presidente entrante pueden ser fáciles, si se dedica a gobernar; si, por el contrario, es más político que ejecutivo, las cosas se le pueden poner difíciles, porque en la dinámica propia de la política, no hay amigos, sino aliados, y la diferencia es el cambio del viento.

Todo esto son buenas noticias para Colombia, que después de finalizar la guerra con las Farc y de la bonanza petrolera, tiene una economía más sólida, más grande y con más oportunidades, y se puede focalizar en repotenciar el aparato agrícola, industrial y comercial hacía las necesidades de generación de valor y de empleo que se necesitan. Por eso, si el próximo presidente se enfoca en el futuro, las cosas serán mucho mejores para todos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado