1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

A elegir bien

La invitación es no solo a ejercer el derecho al voto sino a entender cómo estas elecciones locales nos afectan en la vida diaria.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
octubre 24 de 2019
2019-10-24 10:00 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Todo está listo para la cita electoral de este domingo 27 de octubre según el Registrador Nacional Juan Carlos Galindo. Más de 36,6 millones de colombianos están habilitados para elegir en las urnas 1.101 alcaldes, 32 gobernadores, 12.063 concejales, 418 diputados y 6.814 ediles para los próximos cuatro años.

Las elecciones regionales son de gran importancia para la democracia colombiana y su legitimidad institucional. Al fin de cuentas son esos más de mil mandatarios locales los encargados de diseñar y ejecutar las políticas públicas que más tocan la cotidianidad de los colombianos. También son los más de 12 mil miembros de los cuerpos colegiados quienes tienen la responsabilidad del control político sobre los alcaldes y gobernadores.

A pesar de ser un país muy centralista, los gobernantes locales que elegiremos en dos días cuentan con un importante espacio de maniobra en materia de inversión y de toma de decisiones sobre los territorios. Aproximadamente las dos terceras partes de la inversión pública estatal es desplegada por las entidades territoriales.

Para los habitantes de las grandes ciudades, elegir sus alcaldes no es una decisión de poca monta. Infraestructuras para la movilidad, seguridad ciudadana y políticas sociales son tres de los temas más críticos que hoy afectan la vida de millones de colombianos y donde los burgomaestres tienen mucho poder de decisión.

Desde la economía los asuntos no son menores. Por ejemplo, la definición de los impuestos prediales que impactan los bolsillos de los ciudadanos son promovidos por alcaldes y aprobados por concejos municipales. Otro ejemplo son los Planes de Ordenamiento Territorial (POT) que definen la localización y las restricciones de las distintas actividades urbanas, incluyendo las económicas.

Estas preocupaciones no están restringidas al puñado de populosas urbes del país. De acuerdo a los datos del Censo 2018, Colombia es un territorio con casi 60 ciudades con una población entre 100 mil y medio millón de habitantes en sus cuatro puntos cardinales. Desde Apartadó en el Urabá hasta Yopal en el Casanare, desde Quibdó en Chocó hasta la nortesantandereana Ocaña, muchos municipios, antes llamados pueblos, hoy son aglomeraciones urbanas de tamaño intermedio que demandan alcaldes con la capacidad de gobernar con eficiencia y visión de futuro. Todas esas ciudades intermedias están eligiendo este domingo los burgomaestres a cargo de dirigir sus destinos.

Los gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles ganadores enfrentan asimismo otro reto: el de la transparencia. La corrupción se ha consolidado como una de las problemáticas más graves para los colombianos. La presencia de estas prácticas ilícitas en las entidades territoriales es un cáncer que desafortunadamente acompaña los escándalos nacionales.

Los exiguos recursos que muchos municipios y departamentos luchan tanto por conseguir no pueden seguir destinándose a llenar los bolsillos de casas políticas locales. De hecho, con la excepción de un puñado de campañas en las grandes ciudades, la mayoría de las contiendas regionales son protagonizadas por maquinarias tradicionales que gozan del respaldo ciudadano mayoritario.

Este domingo, en las más de 107 mil mesas de votación regadas por todo el territorio nacional, hay mucho en juego. No solo la reconfiguración del mapa político regional con el que terminará el gobierno Duque sino también la definición de modelos de ciudad para las grandes capitales.

Además, se elegirán alcaldes y gobernadores en áreas estratégicas para el país como zonas mineras y petroleras, regiones golpeadas por la violencia donde se implementa el acuerdo de paz, áreas metropolitanas y municipios con cultivos ilícitos y otras modalidades de criminalidad.

La invitación es no solo a ejercer el derecho al voto sino también a entender cómo estas elecciones locales nos afectan en la vida diaria.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes