1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Francisco Miranda Hamburger
Editorial

Una agenda ambiciosa

Los 20 años del Día Sin Carro son una oportunidad para discutir e impulsar la hoja de ruta estratégica para la movilidad capital.

Francisco Miranda Hamburger
Director de Portafolio
POR:
Francisco Miranda Hamburger
febrero 05 de 2020
2020-02-05 10:01 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2019/09/16/5d7ff0bcd1bd5.png

Hoy se celebra el Día Sin Carro en la ciudad de Bogotá. Por prácticamente veinte años y a raíz de un mandato de una consulta ciudadana, la capital de la República ha dedicado una jornada a sacar los automóviles de las calles para reflexionar sobre la movilidad, el ambiente y el papel del transporte público.

Más que reproducir el debate anual sobre los efectos de un día de prohibición de los carros en el comercio, la calidad del aire y la congestión y si se necesita replantearse, las dos décadas de esta jornada pedagógica constituyen una oportunidad para pensar sobre la agenda de movilidad que Bogotá necesita desplegar para los próximas dos décadas.

Mucha agua ha pasado por debajo del puente en los 20 años que la capital del país lleva aplicando la medida del Día Sin Carro. La más reciente Encuesta de Movilidad para Bogotá, publicada a fines del año pasado, nuestra una fotografía hoy que se diferencia en varios aspectos de la del 2000. Como es evidente para todos los capitalinos, el uso de la bicicleta ha venido creciendo.

De hecho, el 67 por ciento de los viajes se hacen en modos sostenibles, es decir, a pie, en bicicleta, en transporte público y hasta patinetas eléctricas. La encuesta también registra la presencia de las distintas aplicaciones de transporte, entre ellas Uber, que recientemente salió del país, así como el crecimiento de la intermodalidad y las medio millón de motocicletas.

En otras palabras, una capital y un área metropolitana con muchos modos, la consolidación de alternativas sostenibles y la llegada de la economía colaborativa.

En su primer mes de mandato, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, le ha propuesto a la ciudad una agenda ambiciosa en materia de movilidad. La mandataria continuará megaproyectos como la primera línea del metro, el regiotram de Occidente y, a pesar de su rechazo, la troncal de Transmilenio por la avenida 68.

Al mismo tiempo, anunció que impulsaría un corredor verde por la Séptima, en vez la troncal planeada, la ampliación del metro capitalino hasta la calle 100, Suba y Engativá, y el regiotram del Norte, entre otras iniciativas. La burgomaestre le ha apostado a una combinación sensata de continuidad con un sello orientado a los modos férreos y ya empezó a trabajar de la mano del Gobierno Nacional.

La movilidad capitalina no solo capturó una porción importante de la agenda de la nueva alcaldesa en este primer mes de su administración, sino que será crucial para el resto de su gobierno. López ya empezó a enfrentar, y seguirá enfrentado, decisiones difíciles que incluso podrían amenazar su popularidad y sus apoyos políticos.

Por ejemplo, el Distrito y la Secretaría de Movilidad, en cabeza de Nicolás Estupiñán, un técnico reconocido, deberán decidir pronto temas delicados como el de las tarifas del transporte público. En momentos de malestar social los aumentos, de darse, deberán ser cuidadosamente explicados a la ciudadanía.

En la agenda están asimismo otros temas como el mejoramiento de la operación del Transmilenio, las finanzas y otros asuntos operativos del SITP, continuar las regulaciones para las patinetas eléctricas y las bicicletas, reducir el boquete de los colados en el sistema, la inseguridad en buses y taxis, y una larga lista.

La movilidad es crucial para mejorar la calidad de vida de los bogotanos. La agenda de la alcaldesa López marca una hoja de ruta que requiere decisiones estratégicas, fuentes de recursos garantizados y comunicación con la ciudadanía para su éxito.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes