1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Emilio Sardi
Columnista

Peajes

El problema del exceso de cobro en los peajes colombianos es serio.

Emilio Sardi
POR:
Emilio Sardi
octubre 15 de 2019
2019-10-15 10:28 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbc38d372e.png

Mucho se habla de la competitividad del sector productivo colombiano, pero poco se hace para mejorarla. En lo que respecta al transporte, por ejemplo, Colombia es uno de los países exportadores de petróleo que más caro cobra el combustible en el mundo. Y sus peajes están entre los más altos del orbe, a pesar de que su infraestructura vial está calificada entre las peores, con el puesto 102 entre 140, según el Foro Económico Mundial.

Un viaje en automóvil de Cali a Bogotá tiene 10 peajes que cuestan $94.400 en un recorrido de 464 Km, o sea US$27,75. Esto es mucho más que lo que se paga por distancias similares en vías de superiores características en los demás países de la región.

En Brasil, el recorrido de 433 kilómetros de Río de Janeiro a Sao Paulo tiene 6 peajes con un costo total de US$14,34. En Argentina, se paga US$5,37 en peajes para los 414 km de Buenos Aires a Mar del Plata. En Ecuador, se paga US$2,40 para los 419 km de Quito a Guayaquil. Y en Estados Unidos, recorrer los 379 km del Turnpike que une a Miami con Orlando cuesta US$11. Esto para no hablar de los modelos de peajes de países europeos, frente a los cuales tampoco tenemos comparación. En Europa, es gratis transitar por las carreteras de Alemania, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y Suecia, y solo hay unos pocos peajes en ciertos puentes y túneles. También es gratis en Islandia, Finlandia, Letonia, Lituania, Estonia.

En otros países, como Austria, Bulgaria, Eslovaquia, Eslovenia, Hungría, Rumania y Suiza, se paga una tarifa fija que puede ser por semana, mes o anual, siempre más baja que los peajes colombianos. En Italia, Francia, Portugal y España hay peajes según las distancias. Aún en Francia son inferiores a los nuestros, y los peajes suman US$23 para los 450 km de París a Lyon. Es sólo en Italia donde se encuentran peajes algo mayores a los colombianos, pero para autovías con velocidades de 130 kilómetros por hora.

Y si se trata de transporte de carga, la situación no mejora. Un viaje por tierra desde Bogotá hasta Rumichaca, para un vehículo de carga de seis ejes, le cuesta en peajes en cada sentido $523.600. De Bogotá a Cartagena los peajes cuestan $487.200; de Cali a Bogotá, $410.000; de Bogotá a Medellín, $314.900, y de Cali a Medellín, $369.000. ¡Con todo el impacto que tiene esto en el costo del transporte en un país que mueve su carga exclusivamente por carretera!

El problema del exceso de cobro en los peajes colombianos es serio. El país requiere mayor información y un análisis más serio sobre los costos y beneficios de este esquema de peajes y de financiación de obras y mantenimiento de las vías en el país, y sobre su incidencia en la productividad nacional.

No es aceptable que los peajes no bajen cuando las concesiones terminan, pues la inversión de la construcción ya se pagó y se supone que lo que se cobre de ahí en adelante se destinará sólo al mantenimiento. ¿O es que hay vías que subsidian a otras concesiones o a otros proyectos de inversión, o van al presupuesto nacional a derrocharse en burocracia, como aparentemente sucede con las del Valle del Cauca?

Emilio Sardi
​Vicepresidente Ejecutivo de Tecnoquímicas S. A.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes