1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Gonzalo Gallo González
columnista

La confianza hace milagros

Creer es poder cuando pones pasión y dedicación. Aprovecha en estado de relajación la visualización de lo que deseas porque el efecto es insospechado.

Gonzalo Gallo González
POR:
Gonzalo Gallo González
febrero 07 de 2019
2019-02-07 09:05 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdbd6d62136.png

Cuenta la fábula que bajo tierra estaban dos semillitas, una de las cuales era optimista y la otra pesimista hasta el extremo. Cierto día la optimista le dijo a la negativa: Imagínate que tuve un sueño en el cual sentí que en mí se abría una grieta para algo bueno. ¡Que tontería! Deja de soñar y acepta que deliras y que en esta oscuridad nos vamos a podrir y a desaparecer para siempre. Días después la primera dijo: Volví a soñar y vi que de mí salían como hilos delgados que engrosaban poco a poco. ¡Ah, otra vez tú y tus sueños sin sentido! Es una tontería, estamos en la tierra fría y sin vida y lo que dices es estúpido.

Perdona que te moleste por última vez, pero es que el sueño que tuve anoche ha sido el más especial y me ilusiona mucho. Yo me desintegré, pero esos hilos ya más fuertes se adentraron más profundo y algo empezó a crecer y salí a un mundo lleno de luz y vida sorprendente. Vi un espacio hermoso y, paso a paso, me convertí en un gran árbol que dio hojas, flores, frutos y más semillas como yo. Algo maravilloso. Nota: El sueño de la que confiaba se hizo realidad, y la semilla negativa se descompuso.

Ante el miedo o la incertidumbre, la confianza es un escudo protector, es tu manantial de esperanza. Una confianza firme diluye las dudas y te da alientos para enfrentar los temores y alejar las sombras de la inseguridad. Por eso debes afianzar a diario la fe en Dios que te ama, en tu potencial y en los demás. La fe es tu fuerza.

Aprovecha el poder de hacer afirmaciones, de visualizar lo que anhelas y de imitar a los vencedores. Sea consciente de que lo que se decreta con determinación se concreta con satisfacción. Por eso afirmaba Walt Disney: “If you dream it, you got it”, si lo sueñas, lo logras. Claro que es soñando y actuando.

Después de un cuarto de siglo de investigaciones y estudios hay evidencias del efecto positivo de los placebos.

En los Alpes, en una investigación, le dicen a los atletas que hagan ejercicio en máquinas mientras se ayudan con un tanque de oxígeno. Su desempeño mejora, aunque la saturación de oxígeno en el tanque es la misma que la del aire ambiente. Un médico le dice a un paciente: “le voy a hacer un procedimiento estando bajo anestesia”, y su dolor desaparece o baja sin que le haya dado un anestésico. Si quieres llámalo el maravilloso poder de una fe inquebrantable y recia, que mueve montañas, abre caminos y hace posible lo imposibles. Es un “efecto confianza”.

En las vidas de los grandes personajes y los triunfadores la confianza es una de sus mas poderosas herramientas. Así lo fue para descubridores como Colón y Magallanes, para investigadores como Pasteur o Fleming, inventores como Tesla, y lo es para campeones como Federer, Novaj Djokovic, LeBron James, Froome, Nairo, Messi o Cristiano Ronaldo. La confianza es un hábito que se puede reforzar igual que un músculo con ejercicios recurrentes. Basta que te dediques a repetir actos de fe al decretar y visualizar sin tregua lo que anhelas. Es obvio que al mismo tiempo debes dar lo mejor de ti. Un sueño sin acción es una vana ilusión y conduce a una dolorosa frustración. Creer es poder cuando pones pasión y dedicación en lo que crees. Aprovecha mucho en estado de relajación la visualización de lo que deseas porque sus efectos son insospechados.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes