1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Guillermo Valbuena Calderón
columnista

Economía digital

La economía digital plantea nuevos paradigmas que afectan las fronteras comerciales entre países.

Guillermo Valbuena Calderón
POR:
Guillermo Valbuena Calderón
junio 06 de 2019
2019-06-06 09:25 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/18/56c63372217ad.png

Las transformaciones y creaciones tecnológicas han impactado significativamente el comportamiento de las personas. Por ejemplo, el desarrollo de la imprenta o del internet impulsaron nuevos hábitos en la sociedad, que contribuyeron al avance de la humanidad como un todo.

Sin embargo, todos estos desarrollos han sido resultado de muchos procesos creativos transformadores. En este contexto, la economía digital ha ido ganando un lugar significativo en la creación de hábitos, siendo producto del desarrollo de las tecnologías digitales, entre ellas el internet de las cosas, blockchain y, la lista continúa. Pero surge el interrogante, ¿son las tecnologías digitales o la economía digital? Se parte de que estos dos términos están completamente relacionados y, por lo tanto, las tecnologías digitales más el impacto en la sociedad conforman la economía digital.

Hay muchas maneras de expresar el impacto digital en la sociedad. Hace unos años no eran tan comunes las compras en línea, las cuales se han ido convirtiendo en una considerable fuente de ingresos para las empresas, en relación con las compras en tiendas físicas; este proceso ha requerido de un cambio de hábitos en el mercado. Es tal la importancia del mundo digital, que la OMC dedicó su informe sobre el comercio mundial del 2018 al impacto de las tecnologías digitales en este. En rasgos generales, la economía digital va modificando el concepto de integración económica, porque se presentan modificaciones en la manera como se está comercializando, qué se está comercializando y, probablemente el ingreso de nuevos participantes al comercio global. Por ello, la economía digital plantea nuevos paradigmas que afectan las fronteras comerciales entre países, los costos de transacción en el comercio, los flujos de bienes y servicios, y la relocalización de las cadenas globales de valor.

En este contexto del mundo digital es importante mencionar el impacto de la propiedad intelectual en la economía digital, siendo un componente estratégico que ayuda a dinamizar y potencializar estas tecnologías. La propiedad intelectual ha adquirido tanta importancia, que el 26 de abril se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, fijado por la Ompi. Ahora, panoramas como la falsificación marcaria afecta la reputación de las empresas, infracción que impacta negativamente el comercio en línea de los productos o servicios ofrecidos, lo cual genera una pérdida de valor corporativo a las compañías afectadas por la falsificación. Otra situación son las infracciones a las creaciones originales en relación a los derechos de autor, lo cual desincentiva el comercio de contenido original, música, fotografías o programas de computador y se traduce en pérdidas para los creadores originales, ya sean personas o empresas. Y, para limitar el abanico de opciones, por último una combinación entre economía digital y las patentes, se relaciona con la minimización del riesgo a los dueños de los desarrollos tecnológicos para que puedan otorgar licencias a terceros y estas se empleen en el desarrollo nuevos productos.

Guillermo Valbuena Calderón
Director de Bioecoval
guillermo.valbuena@bioecoval.co


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado