1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
análisis

Cifras del narcotráfico y política de drogas

Carteles mexicanos se apropiaron de la mayoría de las rentas de la distribución internacional de cocaína. 

Hernando Zuleta
POR:
Hernando Zuleta
enero 10 de 2019
2019-01-10 06:44 p.m.

El gobierno de Iván Duque anunció un nuevo plan para atacar el narcotráfico. Ruta Futuro, como llamó Duque a este plan, tiene cuatro estrategias: prevención de consumo, atacar la oferta, desarticular las organizaciones criminales y golpear sus rentas.

Infortunadamente, no se publican los detalles de cada una de estas estrategias. Lo que sí se publicó, de acuerdo con el diario El Tiempo, fue un informe de la situación actual de narcotráfico en donde se afirma que los ingresos de los narcotraficantes aumentaron en 150% en el último año y que actualmente representan el 5% del Producto Interno Brutos (PIB) del país.

En las siguientes líneas expongo una metodología para realizar estos cálculos y comparo los resultados de esta metodología con los números del gobierno. Los resultados son muy diferentes.

PRODUCCIÓN POTENCIAL DE HOJA DE COCA 

Utilizando las cifras de área productiva de cultivos de coca y rendimiento anual que proporciona Naciones Unidas, es posible calcular la producción potencial de hoja de coca. No obstante, para conocer la cantidad de hoja de coca que efectivamente llega al mercado es necesario restar las incautaciones de hoja.

Una vez hecho este cálculo, es posible utilizar los factores de conversión de la hoja a pasta básica para calcular la producción potencial de esta mercancía. Nuevamente, para tener el cálculo de la cantidad de pasta que llega al mercado es necesario sustraer las incautaciones.

El siguiente paso es utilizar el factor de conversión de pasta a clorhidrato de cocaína con el fin de obtener la producción potencial de cocaína. Finalmente, se restan las incautaciones de cocaína para obtener el cálculo de la cocaína que entra al mercado.

El resultado de este cálculo es 1.118 toneladas para el 2017 y 588 toneladas para el 2016.Tomando el precio por kilogramo que reporta Naciones Unidas se obtiene un valor total de la oferta de cocaína de 4,5 billones de pesos ($4.530.466.878.151) en 2017 y de 2,9 billones de pesos ($2.935.193.769.451) en 2016.

De acuerdo con esta medición, suponiendo una tasa de cambio de tres mil pesos por dólar, el valor del negocio en dólares fue de mil quinientos millones de dólares (US $1.500.000.000) para 2017 y novecientos ochenta millones de dólares (US$980.000.000) para el 2016.

Finalmente, estos cálculos indican que la participación de la cocaína en el PIB es de 0,5%, cifra diez veces menor a la reportada por el periódico El Tiempo.

¿CÓMO SE EXPLICA LA DIFERENCIA?


Las incautaciones le quitan al negocio del 27% del valor potencial y representan el 0,17% del PIB. Estas cifras son importantes, pero no pueden explicar una brecha de mil por ciento.

La diferencia entre el estimativo de hectáreas cultivada del Departamento de Estado de los Estados Unidos y el cálculo de área productiva de Naciones Unidas es del 12,6%. De manera que esta tampoco es la explicación.

Probablemente, el precio de referencia del cálculo del gobierno es el del mercado de los Estados Unidos, pues el precio al por mayor en este país es cerca de diez veces superior al precio en Colombia.

En otras palabras, si se valora la cocaína en circulación a precios de los Estados Unidos la diferencia entre el resultado de la metodología que propongo y la cifra reportada por El Tiempo se reduce sustancialmente.

¿QUÉ PRECIOS DEBEMOS USAR?


La información de precios es incompleta y muchas veces no es representativa.
Los mercados suelen estar fragmentados y los precios varían según el país, la ciudad, el barrio y la cuadra, pero también cambian dependiendo de la pureza, los insumos, la modalidad de transporte y de la transacción (digital o de calle).

No obstante, para hacer este tipo de cálculo hay que hacer uso de la información disponible. Si lo que nos interesa es el valor del mercado mundial de cocaína, deberíamos utilizar precios al consumidor final e incluir la producción potencial de los cultivos provenientes de Perú y Bolivia.

Si la idea del cálculo es analizar el peso del tráfico de cocaína en la economía nacional, es necesario tener en cuenta que el negocio de la distribución dejó de estar en Colombia hace años.

Los carteles mexicanos hoy se apropiaron de la mayoría de las rentas de la distribución internacional y al interior de los mercados finales hay organizaciones locales que se apropian de los márgenes en la distribución al consumidor final.

En este orden de ideas, utilizar los precios en Estado Unidos para estimar el peso del tráfico de drogas en la economía nacional es claramente inadecuado.

A medida que la cocaína se aleja de nuestras costas, sube el precio y baja la pureza del producto. De esta forma, más del 90% del valor del negocio de la cocaína se produce fuera del país.

Hernando Zuleta
Director del CEDE, de la Universidad de los Andes

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes