1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Juan Lucas Restrepo Ibiza
columnista

Verde que te quiero verde

El Conpes de Crecimiento Verde propondrá líneas de acción en esta dirección y responsabilidades claras para el sector productivo.

Juan Lucas Restrepo Ibiza
POR:
Juan Lucas Restrepo Ibiza
junio 27 de 2018
2018-06-27 08:18 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/24/56cdc21375ef2.png

Una de las funciones importantes del Departamento Nacional de Planeación (DNP) es analizar objetivamente temas que Colombia debe abordar en su economía y proponer políticas y ajustes en las instituciones que logren mejorar nuestra senda de desarrollo. Un ejemplo reciente fue la Misión para la Transformación del Campo, que presentó recomendaciones claves en esta materia y que llevaron a promover cambios institucionales y a tramitar normas tales como la Ley 1876 del 2017 que creó el Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria.

Hace un par de semanas, el DNP finalizó la Misión de Crecimiento Verde en la que tuve la oportunidad de participar y cuyos resultados y recomendaciones serán plasmadas en un documento Conpes en próximos días. El objetivo es promover mejoras en la productividad y la competitividad y al tiempo asegurar que se utilice y se aproveche de forma sostenible el capital natural y los servicios ecosistémicos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados en la ONU a 2030.

La baja productividad colombiana está asociada a factores tales como el atraso tecnológico, la producción de bienes de bajo valor agregado que utilizan ineficientemente los recursos naturales y generan un alto impacto ambiental, los bajos niveles de educación, la alta informalidad y los impactos negativos recientes y crecientes de la variabilidad y el cambio climático.

Mientras que las políticas de desarrollo productivo tienden a ver a las políticas ambientales como restrictivas, estas últimas ven como depredadoras a las políticas productivas. La visión integradora del crecimiento verde ha demostrado que ambas pueden ser armónicas y lograr un mayor desarrollo económico apalancado en el capital natural, sin generarle a este impactos negativos.

Si bien las oportunidades de crecimiento verde en el sector agropecuario son enormes, también son amplias las brechas. En los últimos 15 años su crecimiento promedio apenas alcanza el 2,48% anual y su aprovechamiento del gran capital natural es ineficiente. Datos de la Misión para el año 2013 muestran que Colombia produjo solo 33.200 dólares por cada Km2 de tierra arable, que equivale a un 80% de la productividad de los países firmantes de la Alianza del Pacífico, un 39% de los países de ingreso medio alto y tan solo 19% de la productividad de la tierra de las naciones de la Ocde.

Y aún hay más. La Misión estimó que del agua superficial usada para riego, solo el 50% es aprovechada y el resto se pierde. En la economía forestal tampoco usamos adecuadamente nuestras ventajas comparativas; solo contamos con 310.000 hectáreas en plantaciones forestales comerciales teniendo 27 millones de hectáreas de zonas aptas y estamos lejos de referentes como Chile que, siendo más pequeño, cuenta casi con 3 millones de hectáreas plantadas.

La senda del crecimiento verde en lo agropecuario requiere promover la extensión agropecuaria que mejore la productividad, superar las bajas tasas de inversión en ciencia, tecnología e innovación agropecuaria; profundizar el crédito para que facilite la reconversión tecnológica, promover la bioeconomía, agregar valor local, recircular los desperdicios, los nutrientes y el agua, y avanzar en la formalización de la tierra y de las empresas agropecuarias. El Conpes de Crecimiento Verde propondrá líneas de acción en esta dirección y responsabilidades claras para el sector productivo, el nuevo gobierno y aquellos que lo sucedan.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado