1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Juan Manuel Ramirez M.
columnista

Industria nacional de software

Preparar a los jóvenes para el empleo que demanda la Cuarta Revolución Industrial es una obligación que se traduce en puestos con buenos ingresos. 

Juan Manuel Ramirez M.
POR:
Juan Manuel Ramirez M.
septiembre 05 de 2019
2019-09-05 09:17 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7860c3a414.png

Culminó la versión 2019 de Andicom, una de las ferias más importantes sobre tecnología en Colombia, con varios temas en la agenda: el impulso de la economía naranja a la dinámica de innovación del país, la implementación de la Ley que reforma al sector TIC para la mayor conectividad y el papel de la industria nacional de software en la transformación digital. 

Sobre los primeros dos puntos, el presidente Iván Duque aseguró que antes del 2022 el 70 por ciento de los hogares colombianos tendrán internet de alta velocidad, para ese entonces el país recibirá más de 3.000 millones de dólares en inversión de infraestructura, se realizará un Conpes de ciberseguridad y anunció avances en la subasta del espectro. Todos son aspectos determinantes en la búsqueda de mayor competitividad y de generación de valor agregado para el aparato productivo. Por supuesto que también significa saldar una deuda histórica con la ciudadanía que reclama acceso e inclusión a las nuevas tecnologías.

Sin embargo, un tema al que no se le debe restar importancia es al dinamismo que la industria nacional de software viene liderando en un momento de auge de la economía digital en el país. Cifras de Fedesoft dejan entrever que ese sector “made in Colombia” pasó de tener 1.800 empresas con ventas de 2,6 billones de pesos hace 8 años a más de 6.000 compañías que facturan unos 15 billones en la actualidad. De ese total, el 46 por ciento de las empresas –en su gran mayoría pymes- han sido creadas en los últimos cinco años.

A las empresas nacionales que desarrollan software, hacen consultoría TI o diseñan plataformas digitales hay que verlas como aliadas para las multinacionales que arriban en medio de la creciente inversión extranjera. Nuestro país tiene, como cualquier otro, unas particularidades en el mercado o en la regulación que reclaman un proceso de adaptación por parte de las multinacionales que arriban y que las empresas aquí localizadas han conquistado con los años. A eso debe abonarse todo el camino recorrido por las compañías colombianas para sofisticar al consumidor a partir de las mejores experiencias de usuario.

Tan interesante es el mercado colombiano que nuestro país ocupa el quinto puesto en comercio electrónico en Latinoamérica con una participación del 4,4 por ciento sobre las transacciones realizadas y una expectativa de ventas para el cierre del 2019 de 79 millones de dólares. En primer lugar está Brasil, con un 38,3 por ciento; Argentina, 22 por ciento; México, 19,6 por ciento y Chile, 4,7 por ciento. Con los anuncios realizados en la feria, estas cifras deberían crecer para el caso colombiano.

Por supuesto que hay un reto fundamental en todo este ecosistema y es la competitividad de la mano de obra, una responsabilidad compartida entre Gobierno y privados que puede garantizar el crecimiento de la industria. Preparar a los jóvenes recién graduados en Colombia para los empleos que demanda la Cuarta Revolución Industrial es casi una obligación que se traduce en empleos con buenos ingresos y que impacta positivamente la competitividad del país. Ese es un aspecto que no da espera.

Juan Manuel Ramírez
CEO de Innobrand
j@egonomista.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado