1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Luis Guillermo Plata Páez
columnista

Productividad y competitividad: un esfuerzo sostenido 

Es claro que las políticas del gobierno están bien enfocadas; pero aumentar la competitividad requiere de un esfuerzo sostenido en el tiempo.

Luis Guillermo Plata Páez
POR:
Luis Guillermo Plata Páez
octubre 16 de 2019
2019-10-16 09:57 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7cd0d20472.png

El avance de Colombia en el Índice Global de Competitividad 2019 (IGC) es una gran noticia para el país. Evidencia cómo las políticas implementadas por el gobierno del presidente Duque aumentan la probabilidad de alcanzar anticipadamente la meta de ser la tercera economía más competitiva de la región en 2032, la cual fue establecida desde 2006.

Aun cuando el IGC asigna un puntaje y un puesto a cada país, es clave precisar que no son los países los que compiten entre sí, sino las empresas, como bien lo demostró Paul Krugman. De ahí que sea pertinente recordar que el Foro Económico Mundial define la competitividad como “el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de un país”. Por lo tanto, el IGC refleja qué hacen los gobiernos para adecuar la institucionalidad a un mundo más integrado y en el que la competencia empresarial es más intensa.

Por esto es tan importante la mejora registrada en el IGC 2019, al pasar del puesto 60 al 57. Pero mas allá del mismo ranking, con la información suministrada por la publicación se puede obtener una mejor cualificación del logro del país.

La nueva metodología del IGC introduce el concepto de “frontera”, definida como el puntaje máximo de 100; así, cada país puede ver si su puntaje está cerrando o ampliando la brecha con la competitividad ideal. En este aspecto, es notable el resultado en el caso colombiano, pues la brecha llegó en 2019 a 37,3 puntos y, según mis cálculos, en 2010 estaba en 40,8.

Además de que este logro nos acerca a Uruguay (cuya brecha es de 36,5 puntos) y México (35,1 puntos), también avanzamos frente a los países que ocupan los primeros lugares. Expresado en términos relativos, el puntaje de Colombia equivalía al 76,3% del de Estados Unidos en 2010, pero perdimos terreno continuamente hasta el 71,9% en 2018; con los resultados de 2019, nos recuperamos al 74,9%. Estos avances son un incentivo; pero las brechas y la comparación con las economías desarrolladas demuestran que hay un largo camino por recorrer y que no podemos cejar en el empeño de aumentar la productividad, para que deje de ser el lastre que ha sido para el crecimiento económico en los últimos años.

Es un hecho que el Gobierno se ha tomado en serio ese propósito, lo que se refleja en múltiples decisiones en proceso de implementación. Sin ser exhaustivos, cabe destacar el Plan de Desarrollo “Pacto por Colombia, pacto por la equidad”, que incluyó la reingeniería del Sistema Nacional de Competitividad e Innovación; la sanción de la ley que da vida al Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación; el programa de “Fábricas de productividad”, a cargo del MinCIT, que trabaja con las empresas para identificar sus oportunidades de mejora; y la gestión para que el Foro Económico Mundial escogiera a Medellín como sede del Centro para la Cuarta Revolución Industrial, que será el epicentro de las tecnologías disruptivas para América Latina, entre otras.

Es claro que las políticas del gobierno están bien enfocadas; pero incrementar la competitividad y la productividad requiere de un esfuerzo sostenido en el tiempo. Lo importante aquí es mantener la tendencia para que veamos diferencias significativas en el mediano plazo.

Luis Guillermo Plata
Exministro de Comercio, Industria y Turismo

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes