1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Otros Columnistas
Columnista

Multinacionales, contra la pared

Recuerden: lo importante es confundir a la ciudadanía y ganar dinero. El medio ambiente ahí no gana.

Otros Columnistas
POR:
Otros Columnistas
septiembre 09 de 2019
2019-09-09 10:00 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/04/05/5703e5663d293.png

El sector minero energético ahora está en la mira de la nueva guerrilla, las alarmas están encendidas, la ilegalidad impune, y el terrorismo mediático y digital en furor. Que complejo panorama.

El anuncio de Iván Márquez sobre la persecución a multinacionales es la cereza que le faltaba al pastel.

El activismo medioambiental, aunque pueda no tener relación directa con la nueva guerrilla, debe estar de fiesta puesto que ahora tienen un aliado que, directa o indirectamente, los ayudará a expulsar a las empresas legales, ya no con triquiñuelas jurídicas como acuerdos municipales o consultas populares, ahora con extorsión y armas.

Recientes fallos de las Altas Cortes pusieron freno al populismo que se opone al sector minero energético, respaldando el principio de soberanía del Estado sobre el subsuelo.

Golazo a favor del desarrollo. Por fortuna esto detiene campañas en contra del sector, como sucede en Jericó (Ant.), donde el alcalde se ha destacado por tener una de las peores gestiones en la historia del Municipio, y para ocultarlo necesita hablar de un tema de moda como es la minería, expidiendo acuerdos municipales que ignoran los fallos y sentencias de la Corte Constitucional y el Consejo de Estado.

Ahora, sin tema y sin populismo, le tocará asumir su responsabilidad por dejar al municipio cerca de la declaratoria de Ley 550 (ley de quiebras) y con índices de desempleo e inseguridad alarmantes.

El activismo ya no podrá continuar con su campaña de desprestigio, en la que van pidiendo “donaciones” de hasta $100 millones para pagar abogados que promuevan consultas populares. Legalmente ya no pueden hacerlo.

No obstante, como se ha visto históricamente seguirán callando ante la minería criminal e ilegal, y omitirán, ahora con vehemencia, los efectos devastadores de esta práctica para seguir poniendo todo en la misma canasta. Recuerden: lo importante es confundir a la ciudadanía y ganar dinero. El medio ambiente ahí no gana.

Así pues, con una gran limitación jurídica, los que se oponen a la Minería Legal deben abrir de nuevo el ‘manual antiminero’, para ver qué con cuáles actividades, como bloqueos, panfletos, abrazos de la montaña y velatones, entre otros, pueden generar alguna noticia y ganar adeptos.

Mientras el país luchar por lograr la autosuficiencia energética, y nuevas formas de generar riqueza y empleo -con el potencial minero y fracking- ¿volveremos a ver extorsiones, vacunas y secuestro selectivo a empresas y sus empleados? Es la propuesta de la nueva guerrilla. Amanecerá y veremos.

Inquietud: hace unas semanas vimos como activistas del Tolima y Antioquia se pasearon por el suroeste antioqueño en el llamado “Abrazo de la Montaña”. Bonita iniciativa.

Pregunto: ¿cuándo harán el abrazo al Chocó o abrazo a Tumaco –que están inundados de minería criminal– o mejor aún abrazo al Catatumbo, donde se vuela el oleoducto caño limón Coveñas cada mes con grandes afectaciones para el medio ambiente? Interesante pregunta que ningún activista jamás ha querido responder ¿es más rentable y fácil abrazar montañas donde operan empresas legales? ¿su lucha es selectiva y conveniente? ¿dónde queda el medio ambiente? Ya sabemos cuál es la agenda.

Pablo Pinto Brun
Consultor en relaciones públicas y comunicación digital

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado