1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Agosto puso el piso

El segmento de bienes transables registra un incremento anual de 1,67 por ciento, pero eso puede variar si el dólar sigue arriba.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
septiembre 05 de 2018
2018-09-05 08:25 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Si los expertos están en lo correcto, el dato de inflación anualizada registrado en agosto será el más bajo en la cuenta del 2018. Este miércoles, el Dane reportó que el aumento en el Índice de Precios al Consumidor el mes pasado se ubicó en 0,12 por ciento, por encima de los cálculos de los analistas, pero suficiente para dejar el indicador en 3,1 por ciento anual, muy cerca del punto medio del rango establecido como meta por el Banco de la República.

Y aunque a primera vista no hay motivos de preocupación en el horizonte, la expectativa es que el ritmo de las alzas en la canasta familiar se acelere de aquí a diciembre. Factores como el valor de algunos alimentos o el alza en la tasa de cambio, explican esa previsión.

Una señal de que el viento puede estar cambiando de dirección lo dieron las frutas o las hortalizas y legumbres frescas, cuyo valor aumentó de forma significativa. Hasta la fecha, la comida ha sido el principal factor a la hora de mantener la carestía a raya, pero el ciclo agrícola y los factores climáticos estarían a punto de entrar en otra etapa.

Por otra parte, la devaluación del peso es una buena noticia para los exportadores. No obstante, en caso de que el salto observado en semanas recientes continúe, se abre el interrogante sobre lo que pasará con los artículos importados. El segmento de bienes transables registra un incremento anual de 1,67 por ciento, pero eso puede variar si el dólar sigue arriba.

Debido a ello, no estaría de más que las autoridades busquen anticiparse a los problemas. Más allá del parte de calma actual, salta a la vista que los servicios regulados crecen incluso más rápido que en el 2017: 6,4 contra 5,6 por ciento en los últimos doce meses. Las tarifas de electricidad, acueducto y alcantarillado o pensiones y matrículas suben mucho más que el promedio. La gasolina tampoco ayuda, aunque no es la única culpable.

Por tal razón, sería bueno tomar cartas en el asunto, ahora que las presiones son pocas. Solo reaccionando a tiempo se evitarán futuros dolores de cabeza con la inflación.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado