1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
Brújula

Las matemáticas no mienten

Los altibajos son usuales y no es la primera vez que los fondos caen a terreno negativo.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 02 de 2018
2018-05-02 08:56 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

No fue de orden menor la polémica que se armó en las redes sociales después de que numerosos usuarios de los fondos de pensiones señalaron que al recibir su extracto trimestral encontraron una rentabilidad negativa. Los comentarios abundaron en teorías de la conspiración y les sirvieron a algunos candidatos a la presidencia para echarle leña al fuego y plantear un cambio en las reglas de juego.

Como siempre sucede en estos casos, las explicaciones se demoraron unas horas. Cuando llegaron, aquellos que se tomaron el trabajo de leerlas encontraron que no existió el gato encerrado que muchos vieron. Es verdad que la volatilidad de las inversiones generó pérdidas, pero estas se enjugaron en abril.

Un ejemplo ayuda a entender lo sucedido. Entre enero y marzo el rendimiento del iColcap –que sigue las variaciones de precio de las acciones en la Bolsa de Colombia– fue de -3,5 por ciento, lo que equivale a una tasa anualizada de -13,5 por ciento. El impacto afectó los balances de un buen número de compañías de seguros, pero no disparó las alarmas, pues los saldos en rojo se generaron en el papel y con la recuperación del mes pasado quedó superado el bache.

Algo similar sucedió con los fondos de pensiones, cuya instantánea es muy diferente si el corte se hace en 90 días o en doce meses. Los críticos de hoy brillaron por su ausencia cuando se supo que en el 2017, las ganancias de los tres tipos de perfiles de riesgo que se ofrecen (moderado, conservador y alto) oscilaron entre 11,6 y 18,5 por ciento.

En consecuencia, vale la pena analizar el tema con cabeza fría. Los altibajos son usuales y no es la primera vez que los fondos caen a terreno negativo. Pero en el largo plazo, los resultados son incontrovertibles: si alguien hubiera colocado 100 pesos en 1994 a rentar lo mismo que la inflación, tendría hoy 539; si hubiera puesto la plata en un CDT a la tasa DTF su capital sería de 1.133; y en una AFP, la suma alcanzaría a 3.387 pesos. Las matemáticas no mienten. Lástima que pocos las usen.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado