1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Más allá de Android

Si de sanciones ejemplarizantes se trata, es imposible pasar por alto la multa que le impuso ayer la Unión Europea a Google.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
julio 18 de 2018
2018-07-18 07:46 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Si de sanciones ejemplarizantes se trata, es imposible pasar por alto la multa que le impuso ayer la Unión Europea a Google, una de las cinco empresas más grandes en el mundo de la tecnología. El castigo por 4.340 millones de euros (cerca de 5.100 millones de dólares) tiene como justificación el abuso de la posición dominante de la compañía estadounidense con respecto a su sistema operativo Android, instalado en ocho de cada diez teléfonos móviles inteligentes en el planeta.

No es la primera vez que Bruselas dirige sus baterías en contra de la compañía que creó el buscador que le abrió las puertas del éxito. Hace un año, la penalizó con 2.400 millones de euros por favorecer su sitio sobre el de sus rivales, cuando las personas tratan de comparar precios de los artículos o servicios que desean adquirir. Hay apelaciones en curso, por lo cual aquí no se ha dicho la última palabra, pero los especialistas en derecho de la competencia han tomado atenta nota del tema.

Y es que tanto en ese caso como en este, lo que está en juego es una estrategia de negocios que genera interrogantes de fondo. Aquí la sindicación es que los fabricantes de celulares reciben estímulos para instalar Android, junto con Google y Chrome, requisitos indispensables a la hora de usar Google Play, la tienda de aplicaciones. De acuerdo con la sentencia, tales prácticas le han impedido a otras firmas innovar y competir.

Como es de imaginar, el debate apenas comienza. Ahora vendrán los alegatos legales y las declaraciones que pueden llegar a los círculos diplomáticos, dadas las tensiones que existen entre Washington y los europeos en el plano comercial, entre otros.

Pero más allá de este caso puntual, el asunto de fondo es si los grandes de la tecnología –incluyendo a Facebook, Apple, Amazon y Microsoft– han crecido demasiado y apuntan a convertirse en monopolios de hecho, que merecen ser contenidos y regulados. Mientras el debate se define, la Unión Europea ya dejó en claro lo que piensa.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado