1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Otro apretón de tuerca

Los mercados reaccionaron con relativa apatía a la decisión de ayer del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 13 de 2018
2018-06-13 08:42 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Esta vez las apuestas no se equivocaron. Debido a ello, los mercados reaccionaron con relativa apatía a la decisión de ayer del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, consistente en aumentar en un cuarto de punto porcentual el costo de los fondos que les presta a las entidades financieras norteamericanas por darles liquidez temporal. A partir de la fecha este será del 2 por ciento anual.

Aunque el guarismo es bajo aún, de acuerdo con los parámetros históricos, el apretón implica que las cosas están volviendo a la normalidad al cabo de diez años. La crisis financiera del 2008 hizo que las autoridades monetarias estadounidenses recortaran su tasa de interés a casi cero, pero ese trance quedó atrás. Como consecuencia, el alza de ayer fue la séptima desde cuando se tomó la decisión de acabar con la política del dinero barato.

Tal como lo señaló el comunicado emitido en la víspera, vendrán dos incrementos más este año y desde ya se dio la indicación de que en el 2019 tendrán lugar tres adicionales. En términos prácticos, eso quiere decir que en diciembre la tasa sería de 2,5 por ciento y doce meses más tarde alcanzaría el 3,25 por ciento.

Las razones fundamentales son la buena salud de la economía de Estados Unidos, que avanza a buen ritmo. La tasa de desempleo, en su menor punto en varias décadas, es un indicador de que la máquina productiva está andando al tope de su capacidad.

Dado que las cifras muestran que la inflación registra tendencia al alza, las normas de la ortodoxia sugieren que vale la pena aplicar los frenos con el fin de que el motor no se recaliente. En tal sentido, la Reserva Federal está actuando de manera responsable.

Lo anterior no quiere decir que los efectos de la medida sean despreciables. Intereses más altos encarecen los préstamos en dólares, lo cual afecta a todos los que se endeudan en esa moneda, incluyendo a Colombia. Además, el mapa de rentabilidades cambia y hace más atractivas las inversiones en el billete verde. Eso influirá sobre la devaluación del peso.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado