1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
brújula

Un verdadero imprevisto

Hasta hace unas pocas semanas, la construcción del proyecto Hidroituango iba viento en popa.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
mayo 10 de 2018
2018-05-10 08:41 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Hasta hace unas pocas semanas, la construcción del proyecto Hidroituango iba viento en popa. La desafiante obra de ingeniería estaba cumpliendo el cronograma, con lo cual se veía factible un comienzo ordenado de las pruebas técnicas del caso y la entrada gradual del complejo al sistema interconectado.

No obstante, todo cambió a finales de abril cuando un primer derrumbe en el túnel que permitía el desvío de las aguas del río Cauca disparó las alarmas. Esa emergencia inicial se complicó con el correr de los días, pues a pesar de los esfuerzos de los técnicos a la hora de poner en marcha soluciones, se hizo necesario llegar a alternativas extremas que no estaban en el radar de nadie.

Así lo comprueba la determinación de dejar entrar las aguas a la sala de máquinas, lo que permite que estas corran por las tuberías de descargue y se contengan dos urgencias: la del aumento del nivel de estas río arriba y la de su descenso río abajo. La caída en el caudal, sin duda, afecta las poblaciones vecinas y aumenta los riesgos, pues si el taponamiento cesa de manera intempestiva, podría producirse una verdadera tragedia.

En tal sentido, las Empresas Públicas de Medellín merecen un reconocimiento por anteponer la seguridad de la gente a cualquier otra prioridad. Una vez se resuelva el acertijo, agravado por la temporada invernal, habrá que volver a los temas técnicos, a sabiendas de que el aplazamiento de la generación de electricidad no causará grandes traumatismos en el corto plazo.

A fin de cuentas, existe un cómodo colchón en materia de capacidad, con lo cual se podrá buscar la mejor solución sin mayores presiones. Esta debe estar orientada a tomar todas las previsiones del caso, sobre todo en un área en la cual la geología puede volver a jugar una mala pasada. En el entretanto, hay que confiar en la experiencia de la firma antioqueña y en la habilidad de los ingenieros para que este imprevisto se resuelva de la mejor manera posible.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado