1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila

La independencia es clave

Christine Lagarde, directora gerente del FMI, defendió la importancia de la ‘independencia’ de los bancos centrales.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
abril 14 de 2019
2019-04-14 04:23 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

Al preguntarle por los constantes ataques de Donald Trump al presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, defendió la importancia de la ‘independencia’ de los bancos centrales. Al cierre de la asamblea de primavera del FMI y el Banco Mundial, Lagarde sostuvo que “entre todos los gobernadores de bancos centrales con los que he hablado en la última semana, había una preocupación compartida sobre tres principios”.

El primero es la “rendición de cuentas, cómo tienen que informar” a los gobiernos de sus países sobre sus acciones; el segundo es “la transparencia del proceso por el que llegan a conclusiones”, y el tercero, los retos a la hora de lograr una “comunicación” eficaz de medidas que a menudo se explican con ‘jergas’ especializadas. “Necesitan esos tres componentes para ser creíbles y para seguir cumpliendo con sus mandatos; pero la independencia ha beneficiado a su misión a lo largo del tiempo, y espero que siga haciéndolo”, afirmó Lagarde.

La directora Fondo Monetario respondió así a una pregunta relacionada con las constantes críticas de Trump a Powell y a la decisión de la Reserva Federal de subir los tipos de interés en Estados Unidos el año pasado. En marzo, Trump argumentó que la economía estadounidense habría crecido aún más en el 2018, por encima del 4 por ciento, de no haber sido por esas acciones del banco central de su país, cuando la FED llevó a cabo cuatro subidas del precio del dinero, ante el temor a un sobrecalentamiento de la economía por el agresivo estímulo fiscal lanzado por el mandatario estadounidense a través de agudos recortes de impuestos para las empresas y, en menor medida, para los trabajadores.

El Fondo rebajó esta semana sus previsiones para Estados Unidos, que se espera crezca este año 2,3 por ciento, dos décimas menos que lo previsto tres meses atrás; y advirtió sobre los efectos en el crecimiento global de la disputa comercial entre Washington y China. “Reconocemos la necesidad de resolver tensiones comerciales y apoyamos la reforma necesaria de la OMC para mejorar su funcionamiento”, indicó un comunicado final de la reunión del FMI y el Banco Mundial.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado