1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
Retrospectiva

En modo futbolero

Creer que si el onceno tricolor logra pasar a cuartos de final, e incluso va más allá, eso cambiará el rumbo de la economía, no tiene fundamento.

Ricardo Ávila
Director de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
junio 29 de 2018
2018-06-29 08:16 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La temporada electoral se asemeja a un recuerdo distante. Conocido el resultado de las urnas, buena parte de los colombianos volcó sus pasiones a los estadios de Rusia en los que tienen lugar los partidos del Mundial de Fútbol. La clasificación de la selección nacional a la segunda ronda, después de un comienzo poco auspicioso, disparó el patriotismo y el entusiasmo colectivo. Hoy por hoy, son pocas las conversaciones que no tocan el encuentro del martes que viene, ante Inglaterra en Moscú.

Que los triunfos en las canchas le ayudan al optimismo general, es algo que pocos cuestionan. Así ocurrió durante el 2014, por cuenta de la buena campaña en el torneo global que se jugó en territorio brasileño.

Sin embargo, las opiniones se dividen cuando se mira el impacto de lo que pasa en el campo de juego sobre el desempeño de la economía. Los más entusiastas hablan de un alza probable en la tasa de crecimiento debido a la mejora en los índices de consumo. Si la gente ve el vaso medio lleno sube su propensión a gastar.

En respuesta, los escépticos hablan de la evidencia disponible. La encuesta mensual de comercio al por menor con corte a abril muestra que el aumento en las ventas de electrodomésticos llegó a 2,5 por ciento en términos reales en los primeros cuatros meses del 2018. Ese guarismo es aceptable, pero está muy por debajo del 16,3 por ciento de los computadores y tabletas.

Al mismo tiempo, más de uno recuerda que España obtuvo la Copa Mundo en Suráfrica hace ocho años y pasada la euforia colectiva siguió sumida en una profunda recesión de la que solo saldría tiempo después. Lo anterior no desconoce que las compras de televisores suben: las importaciones de estos aparatos desde México crecieron 43 por ciento en el primer tercio del 2018. Igualmente, los restaurantes atraen más clientes.

No obstante, en el agregado el efecto es menos notorio de lo que se piensa. Creer que si el onceno tricolor logra pasar a cuartos de final, e incluso va más allá, eso cambiará el rumbo de la economía, no tiene fundamento. Para decirlo con claridad, ese partido se disputa en otra cancha.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado