1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Ricardo Ávila
Brújula

Velocidad de crucero

La mejora en la confianza de los hogares es fundamental para entender por qué debería ocurrir una aceleración en la marcha de la economía.

Ricardo Ávila
Exdirector de Portafolio
POR:
Ricardo Ávila
marzo 14 de 2019
2019-03-14 07:32 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/09/56ba4e7b94041.png

La cifra dista de ser espectacular, pero sirve para confirmar que la economía ha entrado en una especie de velocidad de crucero, consistente con un crecimiento económico más elevado. Así podría interpretarse el comportamiento de la industria y el comercio al por menor durante enero en Colombia, dado a conocer este jueves por el Dane.

Según la entidad, ambos ramos registraron un aumento del 3 por ciento, que es aceptable. En lo que atañe a las manufacturas, 26 de 39 actividades específicas registraron comportamiento positivo. A su vez, 12 de las 16 líneas de mercancía que venden los almacenes mostraron incrementos, lo cual sugiere que la cuesta de comienzos de año no fue tan dura.

Parte de lo sucedido es atribuible a circunstancias particulares. Por ejemplo, la temporada de sequía que estuvo asociada al fenómeno de ‘El Niño’ elevó las temperaturas y, de paso, la sed de los colombianos. Debido a ello, la elaboración de bebidas fue uno de los sectores más dinámicos a nivel fabril. El mismo segmento acabó siendo clave para animar las cajas registradoras en tiendas y mercados.

Pero más allá de los casos concretos, el mensaje a destacar es que el consumo interno parece comportarse bien. A lo anterior ayuda que la inflación se mantiene bajo control, muy cerca del punto medio del rango definido como meta de largo plazo por el Banco de la República, que es el 3 por ciento anual.

Hacia adelante, los observadores esperan una dinámica similar, aunque siempre se presentarán variaciones estacionales. La mejora en la confianza de los hogares es fundamental para entender por qué debería ocurrir una aceleración en la marcha de la economía.

Basta recordar que el viernes pasado el Fondo Monetario Internacional elevó en dos décimas su apuesta con respecto al crecimiento en el 2019, llevándola al 3,5 por ciento. Si esa proyección se confirma, hay esperanza de que la generación de empleo suba. De hecho, en enero las contrataciones permanentes del comercio subieron 1,5 por ciento.

ricavi@portafolio.co
@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes