1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Roberto Junguito
Columnista

Inflación y política monetaria

Existe un buen margen para reducir las tasas de interés si se quiere estimular el crecimiento del PIB mediante una política monetaria más expansiva.

Roberto Junguito
POR:
Roberto Junguito
enero 07 de 2020
2020-01-07 10:00 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c78676872a9.png

De acuerdo a lo reportado por el Dane, la inflación en Colombia en el 2019, medida en términos del incremento porcentual anual en el índice de precios al consumidor IPC, fue del 3,8%.

Al analizar dicho resultado, el Departamento Nacional de Planeación destaca que la inflación se colocó dentro del rango meta del 2-4% establecido por la autoridad monetaria durante dos años consecutivos.

Así pues, la meta se cumplió tanto en el 2018 cuando registró un aumento del 3,18% como en el 2019. La inflación se situó por debajo de lo esperado por el mercado, que pronosticaba un rango entre 3,81% y 3,84%.

Los logros en materia de control de la inflación se pueden catalogar como un éxito de la Junta Directiva del Banco de la República. Cabe recordar que según la Constitución de 1991 el mandato principal de la Junta Directiva del Banco de la República es la defensa del poder adquisitivo de la moneda o sea el control de la inflación.

Los componentes que registraron el mayor incremento anual fueron alimentos y bebidas no alcohólicas, que se originó principalmente por las alzas del primer semestre del año y por los incrementos en el arroz y en las frutas frescas.

El comportamiento de los alimentos y bebidas explica, en gran medida, el aumento de la inflación anual, ya que pasaron de registrar un aumento del 1,87% al cierre de 2018 a uno del 5,80% en 2019, aunque los resultados de noviembre-diciembre indicarían que su tendencia alcista se está quebrando.

Otros de los rubros que tuvieron una inflación anual por encima del promedio fueron: Educación (5,75%), Bebidas alcohólicas y tabaco (5,48%), y Restaurantes y hoteles (4,23%).

En términos de los incrementos en el índice, según las principales ciudades del país, el Dane reporta que las de mayores aumentos porcentuales se dieron en Riohacha (4,79), Cali (4,53), Medellín (4,49), Armenia (4,28), y Barranquilla (4,13). Es interesante destacar que Bogotá registró un aumento anual del índice del (3,49) por debajo del promedio nacional.

Si se tiene en cuenta que la inflación, tal como lo argumentaba Milton Friedman es, ante todo, un fenómeno monetario, el resultado de la inflación registrada en el 2018 y 2019 refleja un buen manejo monetario por parte de la Junta Directiva del Emisor.

Al respecto, cabe resaltar que la tasa de interés de intervención del Banco de la República para fines del manejo monetario se ubica en un 4,25% y que esta se ha mantenido a ese nivel desde mediados del 2018, lo que en conjunto con el cumplimiento de la meta en inflación en esos dos años permite concluir que su nivel ha estado bien calibrado.

A diferencia de lo que viene sucediendo en las economías más avanzadas en las cuales las tasas de interés son muy cercanas a cero y donde no es posible ya utilizar la política monetaria para estimular la economía, en Colombia todavía existe un buen margen para reducir las tasas de interés si se viese conveniente estimular el crecimiento económico mediante una política monetaria más expansiva.

Este resultado de la inflación y del manejo monetario en Colombia permite resaltar la importancia de disponer de instituciones económicas sólidas como es el Banco de la República y su Junta Directiva encargada del manejo monetario, cambiario y crediticio.

Roberto Junguito
Exministro de Hacienda.
roberto.junguito@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes