1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Rosario Córdoba Garcés
análisis

Bogotá, la más competitiva

La capital del país y las áreas metropolitanas de Medellín, Bucaramanga, Cali y Barranquilla ocupan las primeras posiciones.

Rosario Córdoba Garcés
POR:
Rosario Córdoba Garcés
junio 17 de 2019
2019-06-17 09:20 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c69abad96.png

Ayer se lanzó el Índice de Competitividad de Ciudades (ICC) para el año 2019, que construyen conjuntamente el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario. En esta segunda versión del índice, se utilizó por primera vez, la nueva metodología del Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) para el cálculo del Índice Global de Competitividad.

La nueva metodología del WEF, en la que se basa el ICC 2019, se enfoca en los determinantes de la productividad y evalúa la capacidad de los países para afrontar desafíos como los que conlleva la cuarta revolución industrial. Además, el cálculo del Índice Global de Competitividad elimina el uso de las etapas de desarrollo de los países, reevaluando el paradigma de que existe un camino lineal hacia el crecimiento, en el cual, primero se resuelven las condiciones básicas para luego concentrarse en asuntos con mayor grado de sofisticación. En su lugar, el WEF propone entender la competitividad como un asunto integral en el que todos sus componentes son igualmente prioritarios para el logro de la prosperidad.

A fin de implementar este cambio metodológico, el ICC 2019 utiliza 97 indicadores distribuidos en 12 pilares y 4 factores, donde se destaca la inclusión del factor capital humano, que responde a la premisa de que la productividad es el determinante más importante del crecimiento económico y que, en esa medida, es clave contar con una fuerza laboral competente. Así mismo, esta nueva forma de calcular el índice evalúa la capacidad de los mercados para responder con agilidad a los cambios que impone la cuarta revolución industrial.

Haciendo uso de este nuevo marco conceptual, el ICC 2019 calcula el desempeño competitivo de 23 ciudades y áreas metropolitanas del país, siguiendo la agrupación de áreas metropolitanas dispuesta por el Dane.

RESULTADOS

En el ranking del ICC 2019, Bogotá se ubica como la ciudad más competitiva del país, con un puntaje de 7,57 sobre 10. El segundo lugar lo ocupa el área metropolitana de Medellín, que alcanza una puntuación de 7,09. Las áreas metropolitanas de Bucaramanga, Cali y Barranquilla se sitúan en los siguientes tres puestos, con calificaciones de 6,22; 6,08 y 5,78, respectivamente.

Dadas las modificaciones realizadas, los resultados para el 2019 del ICC no son comparables con los publicados en el 2018. Para efectos de realizar comparaciones válidas, en esta nueva versión se ofrece un año base de comparación para el 2018, el cual utiliza los mismos indicadores empleados en la construcción del ICC 2019, pero rezagados según su disponibilidad.

Puntaje y posición en el ICC 2019

Gráfico 1. Puntaje y posición en el ICC 2019.

Archivo particular.

En términos de posiciones, entre el año base de comparación 2018 y el ICC 2019, las ocho primeras ciudades conservan sus puestos, mientras solo dos mejoran en el ranking: Armenia (3) y Popayán (2). La capital del Quindío asciende gracias a su buen desempeño en el pilar de innovación y dinámica empresarial, en los cuales se destacan sus resultados en registros de propiedad industrial. Por su parte, Popayán aumenta su puntaje en seis de los 12 pilares que mide el ICC.

Otro análisis valioso es entender los resultados a partir del cambio en los puntajes entre el ICC 2019 y el año base de comparación 2018. Las urbes que más avanzan en puntaje son Armenia, Pasto, Tunja, Popayán y el área metropolitana de Pereira, con una diferencia de más de 0,2 puntos frente al desempeño competitivo que registraron en el año anterior.

Cambio en puntaje

Cambio en puntaje ICC 2019-2018

Archivo particular.

Los resultados para este año son muy positivos, en la medida en que casi todas las ciudades mejoraron frente a su gestión del año inmediatamente anterior. Es especialmente alentador observar una mejora en el puntaje de incluso ciudades rezagadas en el ranking como Quibdó. Esto representa un avance significativo en materia de cierre de brechas, porque si bien entre Bogotá D.C. y Quibdó hay más de 4 puntos de diferencia, Quibdó avanzó más de lo que mejoró el Distrito Capital, e incluso también recortó distancia frente a otras grandes capitales del país.

Los rankings son útiles para establecer referencias e identificar buenas prácticas. El ICC, sin embargo, es más que una competencia entre ciudades o de un juego de suma cero, donde la ganancia de una urbe es la pérdida de otra. De hecho, la mejora de todas las regiones es indispensable para seguir creciendo como país en los indicadores internacionales de competitividad y avanzar hacia la meta de lograr mayores niveles de productividad y un desarrollo económico sostenido, que nos lleve a ser el tercer país más competitivo de América Latina en el 2030.

En un año de elecciones locales, esta medición es fundamental para aspirantes y futuros mandatarios territoriales. El Índice de Competitividad de Ciudades es un insumo imprescindible para que actores relevantes avancen en la construcción de agendas que involucren a todos los sectores y que, una vez sean elegidos, puedan tomar decisiones que promuevan la competitividad local y nacional, lo que, en consecuencia, mejore los estándares de calidad de vida de todos los territorios. Es también una herramienta útil para los ciudadanos, ya que a través del mismo podrán hacerle veeduría a quienes resulten elegidos.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado