1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Rosario Córdoba Garcés
ANÁLISIS

Colombia despega en competitividad

El país mejoró tres posiciones en el ‘ranking’ internacional de competitividad del Foro Económico Mundial y se ubica cuarto en América Latina.

Rosario Córdoba Garcés
POR:
Rosario Córdoba Garcés
octubre 09 de 2019
2019-10-08 08:51 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/05/56b4c69abad96.png

Colombia mejoró tres posiciones en el escalafón de competitividad del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el principal ranking internacional en la materia. El país pasó a ocupar el puesto 57 entre 141 economías y, tras superar a Costa Rica (62), se ubica cuarto en América Latina, muy cerca del tercero, Uruguay (54). Chile (33) y México (48) son los países más competitivos de la región. Con este resultado, Colombia avanza hacia la meta de consolidarse, a 2030, en el podio latinoamericano del Índice Global de Competitividad (IGC) del WEF.

Tras una década de estancamiento colombiano en los indicadores internacionales de competitividad, la mejora en el IGC-WEF 2019 es consistente con el rebote observado hace unos meses en el indicador del Instituto Internacional para el Desarrollo de la Gerencia (IMD, por sus siglas en inglés).

Competitividad

Posición de Colombia en los principales rankings internacionales de competitividad (2006-2019).

Archivo particular

Cada año, el WEF evalúa los determinantes de la productividad y el crecimiento económico de largo plazo de los países. La evaluación se basa en el IGC que, en la edición 2019, a partir de 103 indicadores (56 datos duros y 47 de percepción), clasificados en 12 pilares, mide la competitividad de 141 economías. En cada indicador, en una escala de 0 a 100, el índice evalúa qué tan cerca están los países del estado ideal de las cosas.

El IGC da un peso de 70% a los indicadores duros, tomados de fuentes nacionales o multilaterales, y de 30% a los datos de percepción, obtenidos a partir de la Encuesta de Opinión Ejecutiva que el WEF aplicó en el primer semestre de 2019 a un grupo importante de empresarios en cada país.

Las 141 economías incluidas en el reporte abarcan el 99% del PIB global y el 94% de la población. El examen a estos países se aplica sobre 12 determinantes centrales de la productividad, que el WEF denomina “pilares de competitividad”: instituciones, infraestructura, adopción de TIC, estabilidad macroeconómica, salud, habilidades, mercado de productos, mercado laboral, sistema financiero, tamaño del mercado, dinamismo empresarial y capacidad de innovación.

Competitividad

Puntaje y posición de Colombia entre 141 países, en los pilares del IGC-WEF 2019-2020.

Para Colombia, el Gráfico 2 muestra en detalle el puntaje sobre 100 (en las barras) y la posición en el ranking sobre 141 (en el eje horizontal). El WEF ha insistido en que el puntaje, más que el ranking, es el indicador clave del IGC, porque muestra qué tan cerca de la excelencia se encuentran los países en cada tema, con independencia de los resultados de sus pares. En ese sentido, en el puntaje general Colombia aumentó de 61,6 a 62,7 sobre 100 y, en relación con los pilares, mejoró en 10 de 12.

El avance del país fue generalizado a lo largo del IGC. De los indicadores para los cuales es posible calcular variaciones en sus puntajes 2018 frente a 2019 (91 de los 103 indicadores: 48 datos duros y 43 de percepción), se tiene que en el 46% de los datos duros se obtuvo una mayor calificación este año, en 29% una inferior, y en el 25% de los indicadores restantes no hubo cambios. Frente a los indicadores de percepción, la mejora es aún más notable: el puntaje aumentó en 77% de las variables y cayó en el 23% restante. En el agregado, el 60% de los indicadores comparables mostraron mejoría este año.

Las tres variables duras que más mejoraron el puntaje 0-100 fueron: índice de calidad vial (+17,5), aranceles comerciales (+13,5) e inflación (+5,3). Los tres indicadores de percepción con más mejoras: eficiencia del marco legal para objetar regulaciones (+5,8), eficiencia del marco legal para resolver disputas (+4,9) y disponibilidad de capital de riesgo (+4,4). Por su parte, las tres variables duras con mayores caídas fueron: exposición a agua no-potable (-10,0), fortaleza del régimen de insolvencia (-6,3) e Índice de Derechos de los Trabajadores (-2,7). Y los tres indicadores de percepción con mayor caída: grado de dominancia en los mercados (-2,7), protección a la propiedad intelectual (-2,1) y prácticas de contratación y despido (-2,0).

El país más competitivo del mundo es Singapur, que con un puntaje de 84,8 superó este año a Estados Unidos, que ahora es segundo. En tercer lugar se ubica Hong Kong, seguido de Países Bajos y Suiza. Colombia, con 63 puntos, está ligeramente por encima del promedio de los 141 países de la medición: 61 sobre 100.

El resultado de Colombia en la edición 2019 del IGC-WEF es sin duda una buena noticia. Es importante notar que el Reporte Global de Competitividad del WEF brinda información valiosa sobre las áreas de política que el país debe priorizar, de manera que logremos aumentar la productividad. Hacerlo es, como queda claro en el informe, el mayor reto para el desarrollo de los países y la mejora de la calidad de vida de la población.

Rosario Córdoba
Presidenta del Consejo Privado de Competitividad

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes