1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada
Salomón Kassin Tesone
Columnista

Hay esperanza

El conocimiento científico también ha liberado al mundo de un sinnúmero de catástrofes.

Salomón Kassin Tesone
POR:
Salomón Kassin Tesone
enero 22 de 2020
2020-01-22 10:00 p.m.
https://m.portafolio.co/files/opinion_author_image/uploads/2016/02/19/56c7d23cb529d.png

Entre los múltiples desafíos que tiene por conquistar el ser humano está el problema de la desigualdad. Los jóvenes, percatándose de que son los principales afectados y apoyándose en las redes sociales, han liderado las protestas que le piden al Estado mayor equidad.

Los paros, consecuencia de estas marchas, sin embargo, han perjudicado a los más vulnerables y no se ha conseguido avanzar en las soluciones a los problemas que supuestamente los generaron.

Pasar menos tiempo viendo noticias en la televisión y leyendo periódicos y más tiempo leyendo libros de historia me permitió reconciliar la angustia que se siente al no poder vislumbrar soluciones a este y a otros múltiples desafíos.

Esta nos enseña cómo la tecnología ha logrado entre otros: encontrar la forma de mejorar los servicios básicos, el acceso a medicinas, a la comunicación, a tratamientos de salud y educación, cada vez con más cobertura y alcance de todos y tal como hemos visto en época reciente, al acceso democratizado (casi promiscuo) de la información.

El conocimiento científico también ha liberado al mundo de un sinnúmero de catástrofes, pues al tener la capacidad de entender su entorno, el hombre ha evitado caer en manos de individuos que le hacían creer en hechos absurdos y que lo motivaban a cometer atrocidades tales como la cacería de brujas en Massachussets en 1692, por ejemplo.

De la historia también surge una reflexión: a pesar de que el ser humano tiene en su ser una propensión al mal que le ha hecho cometer actos atroces, esta encuentra un contrapeso en un altruismo innato.

Este altruismo hoy se ve reflejado en Australia, donde hemos visto cómo surgió una solidaridad, proveniente de sitios remotos. Han enviado apoyo económico y voluntarios que arriesgan su vida para salvar tanto seres humanos como animales, protegiendo asimismo la naturaleza del impacto nocivo de los incendios.

Si todos nos esforzamos para encontrar soluciones, capitalizando las virtudes del altruismo y del ingenio humano que permite desarrollar tecnología; si hacemos los sacrificios que se requieren, lograremos el cambio necesario para vencer las causas de la inequidad, construyendo un mundo donde la igualdad de oportunidades permitirá que haya un aumento de la movilidad social.

Así podremos probar –tanto nosotros como las generaciones venideras– que el dicho que acuñó el poeta español Jorge Manrique “Cualquier tiempo pasado fue mejor”, es falso y engañoso.


Salomón Kassin Tesone
Banquero de inversión
skassint@gmail.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes