Finanzas

El mercado colombiano, muy sensible a la turbulencia global

El precio del dólar ha subido y la bolsa local se ha desvalorizado, pero comparativamente, la reacción ha sido más pronunciada.

La volatilidad reina en la Bolsa de Valores de Colombia.

"La vulnerabilidad del país está en los déficit, tanto el fiscal como el de la cuenta corriente”

POR:
Portafolio
agosto 14 de 2019 - 11:40 p.m.
2019-08-14

Los activos colombianos están siempre prestos a reflejar el comportamiento de los mercados en el resto del mundo. Pero en los últimos años, la reacción de la tasa de cambio y a veces de las acciones, tiende a ser más pronunciada que en otras partes.
Y esta coyuntura de volatilidad global no ha sido la excepción. Por los lados del mercado cambiario, el precio del dólar en Colombia marcó un máximo histórico la semana pasada, y después de fuertes altibajos, ayer la divisa se negoció en un promedio de $3.449, $42 más que el martes, y está a $10 de su marca.

Lea: (Productores de cacao latinoamericano ahora evalúan precio mínimo)

De hecho, el peso colombiano hace parte del combo de monedas que más ha perdido valor en estos días, junto al real de Brasil, el rand de Sudáfrica y, lógicamente, el peso argentino.

En cuanto a las acciones, también ha habido movimientos bruscos. Solo ayer, el índice Colcap de la Bolsa de Colombia perdió 2,5 %, al cerrar en 1.515 puntos. Aún así, este año va subiendo 14,32%.

EL SACUDÓN

El segundo semestre ha estado marcado por el nerviosismo de los inversionistas, que ha ido creciendo con nuevos elementos. Desde hace varios meses, la guerra comercial entre Estados Unidos y China ha causado estragos. “Hace un año, el escenario más pesimista era que EE. UU. le impusiera aranceles a todas las importaciones chinas, y era el que los mercados veían más lejano”, explica Daniel Velandia, economista jefe de Credicorp Capital Colombia. Sin embargo, esa situación se ha hecho realidad.

Después, vino el recorte de tasas de interés de la FED, con lo que se esperaba tranquilidad. “El problema es que en una economía mundial débil, nadie sabe si la política monetaria es tan potente como para contrarrestar ese peor escenario de la guerra comercial. Ya se está descontando una recesión”, añade Velandia.

Y a la impredecibilidad de Donald Trump frente a China, ahora se suma la crisis en Argentina, y el hecho de que más países desarrollados estén cayendo en recesión (caso Alemania).

Todo eso hace que los inversionistas busquen refugio y compren dólares, lo que eleva su cotización. “La preocupación es la desaceleración global. Aun sin guerra comercial, el dólar tiene que subir porque es el fin de este ciclo de crecimiento económico y EE.UU. es el país que llega con más fortaleza”, dijo Felipe Campos, gerente de Estrategia e Investigaciones en Alianza.

Aunque Colombia nada puede hacer ante esas situaciones, lo cierto es que trae unas características que lo hace más sensible a la coyuntura. “Los países cuyas monedas reaccionan más fuerte tienen una característica en común, y es que tienen cuentas fiscales y externas muy débiles”, señala Velandia.

“Entre países comparables, tenemos el déficit de cuenta corriente más alto, razón por la cual, si se llegase a dar una ‘parada súbita’ en los flujos de capital, Colombia sería el que lo pasaría más mal”, añadió Munir Jalil, economista para Colombia y Perú de BTG Pactual, y dijo además que el peso del petróleo en la canasta exportadora hace que seamos más sensibles a la volatilidad en sus precios”.

Entre tanto, Campos de Alianza señaló que otra inquietud proviene del aumento en la inflación, que podría golpear el crecimiento en el país.

Noticias Recomendadas

Recomendados