Finanzas

‘Uso de medios de pago en el país debería estar sobre el 35%’

Gilberto Caldart, presidente de Mercados Internacionales de Mastercard, dice que jugadores del sector deben crear las condiciones de uso y aceptación.

Gilberto Caldart, presidente de Mercados Internacionales de Mastercard.

Gilberto Caldart, presidente de Mercados Internacionales de Mastercard. Antes lideraba la operación en A. Latina.

Claudia Rubio

POR:
Portafolio
mayo 08 de 2019 - 10:15 p.m.
2019-05-08

Aun con los grandes desarrollos que han hecho todos los jugadores del ecosistema de los medios de pago en Colombia, el efectivo sigue dominando las transacciones, al punto que continúa en niveles cercanos al 90 % del total de las mismas.

Para Gilberto Caldart, presidente de Mercados Internacionales de Mastercard, el país debería moverse hacia niveles superiores al 35% de pagos electrónicos, nivel en el que ya están economías de desarrollo similar.

(Mastercard elimina las firmas en comprobantes de pago de sus tarjetas). 

Según el directivo, en Colombia hay muchos actores de este sector que están trabajando para proveer las condiciones que permitan elevar el uso y la aceptación de los pagos digitales, por lo cual se espera una aceleración en su adopción y en la competencia entre distintos agentes con el fin de darles más alternativas a los usuarios.

Usted viene de liderar la operación de Latinoamérica, ¿qué representa la región para Mastercard?

Es una región muy importante, de crecimiento fuerte, tiene mercados en los que estamos muy bien posicionados. Está acelerando la conversión a medios de pago digitales, que están creciendo el doble que el mundo físico, y es un lugar muy innovador en materia de soluciones. La clave es ver cómo nos seguimos diferenciando y trabajando en inclusión financiera y digital, en medios de pago, en dar más opciones de transaccionalidad.

¿Es posible acabar el efectivo?

Está creciendo la tendencia de que es más seguro y conveniente el uso de medios de pago, y hoy con la economía digital todo se hace en el teléfono. No creo que vaya a desaparecer el efectivo, pero se reducirá de manera importante porque la gente no necesitará cargar plata: las compras en internet son con tarjeta, el TransMilenio también se paga con estas, y en general hay muchas más opciones con la tecnología de pagos sin contacto.

Ojalá se redujera al punto de que seamos una sociedad sin efectivo, pero no hay cómo ponerle fecha a esto. Creo que es un tema de comportamiento de las personas y de acelerar la inclusión, pues cuando la gente empieza a usar los medios de pago se siente cómoda y quiere muchas más opciones para hacer transacciones. El cambio se está acelerando en todo el mundo y algunos van más rápido que otros.

En Colombia seguimos hablando de que el uso del efectivo se mantiene alrededor del 90%. ¿Hacia dónde debería moverse?

Considerando el nivel de desarrollo del país y la evolución de la industria, el uso de los medios de pago debería estar por encima del 35%, que es la medida de economías con características similares a las de Colombia.

El país está en un periodo de cambio y de transición, vamos a ver una aceleración de los medios electrónicos de pago, con más jugadores en el mercado creando más opciones para la gente y para las empresas.

(Mastercard se simplifica y elimina su nombre del logo). 


Vemos más acciones para ampliar la aceptación, con el uso del contactless, con datáfonos más costoeficientes, las billeteras electrónicas y hay muchas cosas por venir.

Esto es a lo que debería enfocarse el país, porque genera crecimiento, formalización de la economía, menos ineficiencias.

¿Por qué no estamos avanzando más rápido?

Es una combinación de temas. Se necesita más inclusión financiera, aceptación, promover incentivos para que la gente use medios electrónicos de pago para que no haya una diferenciación de precios con el efectivo (porque el tema ya no es el costo de aceptación), iniciativas como simplificación en recaudo de impuestos, traer la gente que hoy no se siente cómoda, porque está tomando riesgos de seguridad con el efectivo, perdiendo ventas, no está creando un beneficio a la economía para producir más crecimiento.

Pero no hay una receta única, es un movimiento orquestado de muchos jugadores y de la mano del Gobierno que deben generar las condiciones para que se acelere el crecimiento de la industria de medios de pago.

Las personas buscan opciones para pagar y hay que darles una buena experiencia, lo mismo que las condiciones a los comercios.

¿Cuál sería entonces la siguiente fase para Colombia?

Colombia es un mercado atractivo para todos los jugadores -sean locales o internacionales-, que entienden que hay una oportunidad de acelerar la migración a medios electrónicos de pago, veremos una mayor competencia para ofrecer soluciones a la gente y eso es saludable.

Con un mercado abierto, competitivo y con menos barreras de ingreso se generan mejores soluciones para la gente, para el comercio y hay que tener la contribución de la regulación para que todos operen con las mismas reglas de juego. Creo que Colombia por tener una baja penetración puede tener una aceleración más fuerte, las soluciones están ahí.

Específicamente para la región, ¿qué planes tiene la compañía?

El camino es largo y no depende solo de nosotros, porque somos uno de los jugadores que promueve acciones para incluir a la gente en los medios de pago, sea a través de la banca tradicional, o con los nuevos actores que llaman 'fintech', o con los Gobiernos para que sean más digitales, o ampliando la aceptación de los medios de pago e incluir más a las empresas pequeñas y a los comercios.

Nos movemos hacia una economía digital en la que la gente debe tener una manera de conectarse, hacer sus transacciones y conducir su vida financiera con seguridad.

VIENE UNA NUEVA GENERACIÓN DEL DÉBITO 

Para que Colombia avance de manera más rápida en la adopción de los pagos digitales, hay varios temas pendientes. Marcela Carrasco, presidente de la División Andina de Mastercard dijo que es clave tener “modelos de aceptación más sencillos, simples, convenientes y seguros”, para lo cual hay que trabajar con todos los emisores, tanto los convencionales como los nuevos jugadores, “y llevar una propuesta de valor a los clientes”.

Aparte de seguir desarrollando soluciones contactless, en los próximos días lanzarán lo que llaman una nueva generación del débito, con lo cual cambiarán las tarjetas Maestro por unas nuevas con muchas más funciones.

Luisa Gómez Rodríguez
Subeditora de Portafolio

Noticias Recomendadas

Recomendados