Internacional

Brexit, la historia que todavía está lejos de terminar

La salida, en marcha desde hace más de tres años, mantiene aún todas las posibilidades en la mesa: desde ejecutarse en enero, hasta no realizarse.

Brexit

Estas elecciones se considerarán como un referéndum de facto sobre el Brexit y sobre el acuerdo de Boris Johnson con la Unión Europea. 

Bloomberg

POR:
Portafolio
noviembre 01 de 2019 - 07:32 p.m.
2019-11-01

Desde el 23 de junio de 2016, cuando los británicos votaron a favor de abandonar la Unión Europea (UE), ya han pasado más de tres años, dos extensiones de la fecha de salida, dos acuerdos entre las islas y el bloque comunitario, tres primeros ministros en Gran Bretaña y cientos de reuniones entre ambas partes. Y, a pesar de esto, el proceso mantiene las mismas dudas –o más– que al principio.

(‘Todavía queda mucho trabajo para lograr acuerdo del Brexit’). 

Como en toda historia, el Brexit ha tenido durante este tiempo innumerables giros en su narrativa, que le han llevado, desde anunciar que la salida se ejecutaría de forma inminente o que se haría de la manera más abrupta, hasta que ese divorcio incluso podría no producirse.

No obstante, las historias suelen tener un final hacia el que todo se dirige, mientras que el Brexit simplemente avanza sin un rumbo marcado y sin que la trama tenga indicios de que esté próxima a su fin.

Prueba de ello es todo lo que ha ocurrido durante este 2019. En primer lugar, se suponía que Reino Unido abandonaría la UE el 29 de marzo de este año, fecha que se aplazó al reciente 31 de octubre, día en el que tampoco se ejecutó.

Desde el punto de vista político, el Parlamento se ha mostrado siempre proclive a evitar que se lleve a cabo un Brexit sin acuerdo que establezca las bases de la futura relación entre ambas partes, no obstante, votaron en contra hasta tres veces por el pacto que logró negociar Theresa May, y otra vez para el de Boris Johnson, actual primer ministro del país.

E, incluso, desde la ciudadanía se ven esos cambios. Frente al 51,9% de británicos que dio su apoyo para que Reino Unido se saliera del bloque, las encuestas más recientes de YouGov muestran que el 47% de los ciudadanos cree que la decisión fue incorrecta, por solo el 41% que cree que eso es lo mejor para el país.

(Las etapas que ha tenido la salida del Reino Unido de la Unión Europea). 


Y no solo eso, de acuerdo con el último Eurobarómetro, la gran encuesta de opinión entre los países de la Unión Europea, el 62% de británicos dice que el hecho de que su país pertenezca al bloque es ‘bueno’, el dato más alto en 25 años, y el 68% cree que Reino Unido se ha beneficiado de esta pertenencia. Además de esto, según el mismo estudio, el 66% de ciudadanos está a favor de permanecer en la UE, mientras que solo el 17% contemplaría de nuevo el Brexit si se produjera un nuevo referéndum.

Todo esto hace que, durante todo este año, la incertidumbre alrededor del Brexit haya sido muy alta y, a pesar de ser un problema en una región concreta, tiene fuertes impactos en la economía internacional.

¿EN QUÉ ESTÁ AHORA?


Con todo lo anterior, las últimas semanas han sido quizá de las más movidas en cuanto al proceso de divorcio, lo que seguramente hace que seguir el hilo de esta historia no haya sido tan sencillo.

De manera resumida, cabe recordar que la crisis política actual se incrementó en el momento en que la exprimera ministra, Theresa May, ante la imposibilidad de sacar adelante su acuerdo del Brexit, dimitió al cargo, lo que permitió el ascenso de Boris Johnson.

Él, desde el primer día, incrementó la confrontación con los líderes de la UE al asegurar que saldría del bloque con o sin acuerdo el 31 de octubre, y formó su discurso sobre esa idea. Por el camino, quiso emitir una polémica medida en la que buscaba cerrar el Parlamento hasta solo una semana antes de esa fecha.

Pero las cosas no salieron según lo previsto, y la Justicia canceló el cierre del Parlamento, mientras que el legislativo, una vez más en sus funciones, aprobó una ley con la que prohibía a Johnson salir de la UE sin pactar un acuerdo.

(UE y Reino Unido, cerca de un acuerdo sobre el brexit). 

Con ese mandato, Johnson fue a la cumbre definitiva de los 28 miembros de la UE y negociaron un nuevo acuerdo que solucionaba el principal escollo: mantener abierta la frontera entre Irlanda (UE) e Irlanda del Norte (Reino Unido).

Pero, de nuevo, a pesar del optimismo inicial, Johnson volvió a Londres y, al igual que le ocurrió en hasta tres ocasiones, el Parlamento no votó a favor de su plan para el Brexit, un nuevo giro en la historia que dejaba de nuevo el proceso contra la pared. Ante esto, por la obligación que se promovió en el Legislativo, el Premier pidió a la UE un nuevo aplazamiento de la fecha para la salida.

Entonces, con todo este contexto, ¿en qué está el proceso en la actualidad? Tras un nuevo cambio en los acontecimientos, el Parlamento dio su visto bueno al acuerdo de Johnson, pero no permitió que el trámite se hiciera de urgencia. Esto llevó a que la UE aceptara la prórroga y estableciera la nueva fecha para el próximo 31 de enero de 2020.

Sumado a esto, el último gran acontecimiento es que la semana pasada, tras lograr el apoyo de los partidos de la oposición, Boris Johnson logró convocar unas nuevas elecciones generales, con el objetivo de que esa votación se convierta en el giro definitivo que permita el Brexit.

Pero esto podría no ser, pues estas elecciones, previstas para el 12 de diciembre, se establecen prácticamente como un referéndum en cuanto al Brexit. Es decir, si los británicos le dan su apoyo a los conservadores de Johnson en unión con formaciones que estén a favor de la salida, sí podría ser el factor definitivo. Por el contrario, si los ciudadanos deciden dar una mayoría a los partidos de la oposición, plantearían el resto de opciones que están sobre la mesa, como revertir el Brexit o, al menos, hacer un nuevo referéndum para confirmar que las personas quieren que se ejecute.

Como explica Esty Dwek, directora de estrategia internacional de mercados de Natixis Investments Managers Solutions, “estas elecciones se considerarán como un referéndum de facto sobre Brexit y sobre el acuerdo de Boris Johnson. En nuestra opinión, es probable que Johnson y los conservadores ganen las elecciones, y que la mayoría apruebe su acuerdo con la UE. Si eso no ocurre, las otras opciones incluyen, por orden de probabilidad: una falta de mayoría que llevan a que el primer ministro necesite una coalición y un aumento en el riesgo de enmiendas. Luego, una falta de mayoría y que se dé un segundo referéndum y, por último, una victoria de los laboristas y una segunda votación”.

En estos momentos, los sondeos van en esa dirección. Cuando acaban de iniciarse las carreras electorales de los partidos, los conservadores de Johnson cuentan con un promedio de voto de 36%, seguido por los laboristas de Jeremy Corbyn con un 21%, el Partido Liberal Demócrata con 18%, el Partido del Brexit con un 12%, y el resto con alrededor de un 6%.

También, junto con estas encuestas, YouGov muestra otra en la que el 70% de los ciudadanos británicos afirma que, en estos momentos, está sintiendo una gran ‘fatiga’ por el Brexit, lo que podría impulsar el voto hacia alguno de los dos lados con tal de terminar el proceso de una vez.

Aunque Johnson parece más cerca de lograr su objetivo y lograr la mayoría para ejecutar el divorcio definitivo, problemas no le faltan. Uno de ellos es que su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que con su acuerdo de salida no podría haber un TLC con Estados Unidos, el cual es uno de los grandes objetivos de su Gobierno.

De igual forma, la líder de la administración de Escocia, Nicola Strurgeon, dejó claro que después de estas elecciones, iniciará los trámites para convocar un referéndum de independencia de Reino Unido.

No hay duda de que la historia ahora sí está entrando en su recta final, pero el desenlace de la trama es tan incierto como al principio.

Rubén López Pérez

Noticias Recomendadas

Recomendados