Mis finanzas

¿Qué hacer cuando no se puede pagar un crédito?

El sector financiero brinda algunas alternativas para aquellos clientes que por diferentes dificultades no pueden cancelarlo. Conozca cuáles son.

Crédito beca

Expertos recomiendan tener presente el posible incumplimiento a la hora de solicitar un préstamo.

Archivo Particular

POR:
Portafolio
junio 10 de 2019 - 09:09 a.m.
2019-06-10

Los créditos son una excelente opción para cumplir algunas de las metas financieras como comprar vivienda o vehículo, estudiar, etc. Sin embargo, hay algo que los clientes de estos productos financieros no prevén: la posibilidad de tener una dificultad que impida el pago de este.

Por lo general el quedar sin empleo, no contar con los recursos suficientes para pagar la cuota o estar pasando por una situación de sobreendeudamiento, son las principales razones por las que una persona no puede cancelar su crédito.

(Lea: Lo que debe tener en cuenta al solicitar un microcrédito)

Expertos recomiendan que estas situaciones deben tenerse presentes a la hora de solicitar un préstamo, ya que de caer en una de ellas se puede pasar a una situación de morosidad y por ende llegar a complicar su situación financiera.

Pero, no todo es tan desalentador. En el país existen algunos recursos a los que pueden acceder los clientes de estos productos y prevenir el incumplimiento del pago de este.

Según José Fernando Sandoval, director del departamento académico de Finanzas de la Universidad EAN, son tres las opciones que tienen los colombianos en caso de no poder pagar su crédito y antes de caer en la morosidad.

(Lea: ¿Qué hacer si le clonan la tarjeta de crédito o débito?

El primero ellos, según Sandoval, es solicitar un ajuste en las condiciones del crédito, tasa de interés y/o plazo, con el fin de reducir la cuota. “De estas opciones la más recomendable es solicitar una reducción de tasa pues así el monto total pagado por la obligación disminuirá, mientras que por el contrario, aunque un aumento del plazo puede lograr el mismo efecto de reducir la cuota en el corto plazo, a la larga implicará un mayor valor total a pagar por intereses de la deuda”, explicó.

La segunda alternativa va dirigida a aquellos que tienen varias obligaciones: la reestructuración de la deuda en una sola operación. Con esta, según el experto se organiza el flujo de caja y establece una sola cuota a pagar, lo cual se controla con mayor facilidad. “Este tipo de operaciones suele ser reportado a las Centrales de Riesgo de manera negativa, pero definitivamente no será tan negativo como el incumplimiento de una cuota”, añadió Sandoval.

En el caso de no tener todavía un reporte negativo en el historial crediticio, se puede buscar una compra de cartera. Sandoval afirma que con esta opción se pueden lograr condiciones más favorables en términos de tasa de interés o plazo que en la obligación original que se pueden traducir ya sea en la reducción de la cuota o en un alivio al flujo de efectivo. “No obstante, se recomienda comparar bien con la situación actual y evitar terminar pagando más que en el primer caso”, advirtió el docente.

Finalmente, otra opción a la que pueden recurrir los colombianos es a los seguros de desempleo que cubren este tipo de situaciones. De acuerdo con Sandoval, en algunos casos tomar estos seguros no es una opción sino un requisito para obtener el préstamo y tiene un costo implícito.

TIPS PARA ENFRENTAR ESTA SITUACIÓN CON CALMA

1. Tenga claras las condiciones de su obligación financiera desde el principio (saldo, tasa de interés, plazo). Pida su tabla de amortización y programe con anticipación el pago de sus cuotas.

2. Defina prioridades y manténgase apegado a sus objetivos. Definir y mantener un presupuesto personal será fundamental en este sentido.

3. Anticípese, recuerde que esa es la clave para ganar en el largo plazo. Intente tener siempre un colchón de seguridad que le permita enfrentar este tipo de situaciones por un par de meses mientras se normaliza todo.

4. Mantenga la cabeza fría. Las soluciones fáciles y perfectas no existen. Ante todo, evite agrandar el problema.

5. Asesórese. No tome decisiones sólo. Las universidades contamos con espacios de acompañamiento en los que puede encontrar alternativas de solución a situaciones complejas.

Noticias Recomendadas

Recomendados