Vivienda

El precio de la vivienda social aumentaría $12,4 millones

Minvivienda y Camacol destacaron que sería solo en las principales ciudades, donde construir resulta muy costoso.

Las viviendas no VIS también se vendieron bien en mayo.

178 mil viviendas se venderán este año, según Camacol.

Archivo portafolio.co

POR:
Portafolio
febrero 12 de 2019 - 09:21 p.m.
2019-02-12

Actualmente, el precio tope de la vivienda de interés social (VIS) en el país es de 135 salarios mínimos mensuales, es decir, $111’809.160; sin embargo, el Plan Nacional de Desarrollo (PND) plantea que aumente a 150 salarios.

A valores del 2019, serían $124’232.400. Según el articulado, “excepcionalmente el Gobierno Nacional, previo estudio técnico realizado por el Ministerio de Vivienda, de acuerdo con los parámetros y requisitos definidos en conjunto con el Departamento Nacional de Planeación y el Ministerio de Hacienda podrá establecer, para las entidades territoriales que se identifiquen de acuerdo con el estudio, como precio máximo de la VIS la suma de 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

Y agrega que “podrá definir los estándares de calidad en diseño urbanístico, arquitectónico y de construcción sostenible de la VIS”.

(Lea: ¿Cómo va la vivienda de interés social en Colombia?‬) 

Al respecto, la presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, señaló que es una medida indispensable, sobre todo, para ciudades como Cali, Bogotá y Medellín, donde los costos para desarrollar esta oferta es más alto.

Portafolio también consultó al viceministro de Vivienda, Víctor Saavedra, quien recordó que la meta en el cuatrienio es construir 520.000 viviendas sociales y prioritarias; sin embargo, señaló que hay algunos inconvenientes para lograrlo y por eso, lo que plantea el PND es determinante.

(Lea: Vivienda social, la que sumó más área nueva en el 2017

INCONVENIENTES

“Tenemos algunos problemas, especialmente en las ciudades principales. Por ejemplo, en Bogotá el precio del suelo se triplicó, mientras que en Medellín se cuadruplicó”, anotó el Viceministro. Algo complicado, si se tiene en cuenta que esta variable (sin sumar otras relacionadas, por ejemplo, con los valores de los insumos) pesa el 24% en la estructura de costos a la hora de desarrollar los proyectos.

“Es algo que nos preocupa y que, de hecho, impactó la dinámica de las ventas en el acumulado de los últimos tres años, pues disminuyeron 3%, en promedio, a pesar de que la VIS fue la que arrojó mejores indicadores. Aun así, Saavedra reiteró que se detectaron inconvenientes, sobre todo en las ciudades principales. Incluso, anotó que Barranquilla y Bucaramanga, que igualmente reportaron reducciones en las ventas, también entrarían al listado, a la vez que aclaró que en otras ciudades (no principales) se mantendría el valor de 135 salarios mínimos mensuales vigentes, o sea, $111’809.160.

(Lea: Habrá más oferta de vivienda con precios entre $51 millones y $100 millones

Sobre la importancia del ajuste, la presidenta de Camacol destacó que impulsaría nuevas obras, en un segmento que –de hecho– se ha mantenido estable, en medio de los momentos complicados del sector.

Ayer, precisamente, durante la presentación del informe de Tendencias de la Construcción con datos consolidados al 2018, la directiva destacó que la VIS fue la que impulsó las ventas el año pasado: se comercializaron 172.013 unidades, de las cuales el 59% correspondió a este inventario. Incluso, las proyecciones para el 2019 prevén la venta de 178.415 casas y apartamentos, de los cuales la mayoría (104.741) serían VIS.

LA VIP TAMBIÉN CUENTA

Sobre la vivienda de interés prioritaria (VIP), hay consenso en que la oferta ha disminuido notablemente. Según el Viceministro, de 25% hace unos años, actualmente no alcanza ni el 2%, no solo en las grandes capitales sino en todo el país.

“Por eso, la revisión del Plan Nacional de Desarrollo es clave para la definición de los topes de los precios, que –vale reiterarlo– en las principales ciudades será de 90 salarios mínimos, es decir, $74’539.440.

Finalmente, Saavedra señaló que no están previendo la revisión en el monto de los subsidios y agregó que, en términos generales, uno de los objetivos al atender estos segmentos es que los estratos que devengan menos de 2 salarios mínimos tengan más posibilidades de lograr el cierre financiero, y, de esa forma, reactivar un mercado que ha estado de capa caída en los últimos años”.

TAMBIÉN PARA RENOVACIÓN

El Plan Nacional de Desarrollo también dice: “Tratándose de programas y/o proyectos de renovación urbana, el Gobierno Nacional podrá definir tipos de vivienda de interés social (VIS) y de interés prioritario (VIP). En este caso, la VIS podrá tener un precio superior a los 135 salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv) $111’809.160, sin que este exceda los 150 smlmv, $124’232.400. La VIP en renovación urbana podrá tener un precio superior a los 90 smlmv, o sea, $74’539.440, sin que este exceda los 110 salarios mínimos, $91’103.760.

Algo para destacar es que la norma aclara que “en ningún caso se podrán otorgar subsidios por encima del tope de recursos previstos en el Marco Fiscal de Mediano  Plazo y en el Marco de Gasto del sector”.

Gabriel E. Flórez G.
En Twitter: @GabrielFlorezG

Noticias Recomendadas

Recomendados