Vivienda

¿Cuáles son las medidas que sirven para reactivar el sector vivienda?

La recuperación aún no es clara, pero el optimismo prevalece a largo plazo.

Compra de vivienda

Ya se han comercializado alrededor de 14.700 unidades en Cundinamarca.

Foto:123rf

POR:
Portafolio
julio 31 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-07-31

El sector de la vivienda está empezando a despertar, no obstante, es uno de los puntos que siguen inquietando en el país pues aún no es clara su recuperación. Analistas económicos como el exministro de hacienda Guillermo Perry han señalado que la construcción de unidades residenciales sigue contrayéndose aunque las demás actividades están creciendo.

(Lea: Inmobiliarios ya pueden registrar casas en Semillero de Propietarios)

El problema no está en la vivienda de interés social, que marcha a buen ritmo. Se debe al estado de ánimo de los compradores de clase media y alta y un comportamiento normal del ciclo constructor: hay exceso de oferta de oficinas y viviendas no VIS”, expresó en su más reciente columna en el diario EL TIEMPO.

Por su parte, la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) en su informe correspondiente a junio señala que en los últimos doce meses el sector ha mostrado una leve mejoría en ventas (0,2%), mientras que en los lanzamientos el panorama es mejor (4,2)%. Sin embargo, estos mismos indicadores vistos en lo que va corrido del año pasan a rojo con -4,1% y -3,0%, respectivamente.

En lo que tiene que ver con la generación de empleo, según el Dane, el sector de la construcción alcanzó un nivel máximo histórico de ocupación con 1’545.000 personas. Este nivel representó un 7% de la mano de obra empleada del país, y la creación de 185 mil nuevos puestos de trabajo en el último año.

Para la presidenta ejecutiva de Camacol, Sandra Forero Ramírez, acelerar la dinámica del sector constructor es la mejor apuesta para impulsar el crecimiento y el empleo en Colombia. “Para eso hemos trazado una agenda de acciones estratégicas en materia reglamentaria y fiscal con el Gobierno Nacional. Confiamos que con su ejecución el segundo semestre del año será favorable”, asegura a Portafolio.co al respecto.

Entre estas acciones están poder garantizar los recursos para los subsidios hasta el 2024, para lo cual el Ministerio de Vivienda avanza en la aprobación del aval fiscal y el documento Conpes para Mi Casa Ya y Semilleros de Propietarios.

Asimismo, está la iniciativa que busca aumentar el porcentaje de financiación del crédito hipotecario para vivienda no VIS del 70 al 90 por ciento, pero hay reservas al respecto pues existe el temor de que haya una nueva burbuja inmobiliaria como la de finales del siglo pasado y que dejó sin vivienda a los compradores. Para blindar al sistema en este caso lo que se propone es tener un respaldo de 650.000 millones de pesos para los créditos.

Por otro lado, el Gobierno buscará usar los recursos de las cajas de compensación para aumentar los subsidios de las viviendas, así como ajustar los topes de precios de las Viviendas de Interés Social para aumentar la oferta.

Andrés Arango, gerente de la constructora Urbanum y presidente de la junta directiva de Camacol Bogotá y Cundinamarca, señala que las medidas que el Gobierno anunció son muy positivas y se verán gradualmente los efectos en el sector constructor.

“En las medidas que recién nos entregó el Gobierno, que concertamos en una conversación con el gremio, se vio la conveniencia del valor estratégico del sector en la generación de empleo y en el valor del PIB”, señala y advierte que los efectos, al igual que con los medicamentos, se verán reflejados con el tiempo.

“Vamos a ver un mejoramiento en las ventas, en los lanzamientos, que ya son visibles; y en las iniciaciones de los proyectos. También tenemos que ver una contracción de la oferta”, precisa.

Del mismo modo, resaltó a Portafolio.co que ya indicadores positivos de recuperación, fundamentalmente en Bogotá y Cundinamarca, “porque uno ve que ya se han comercializado alrededor de 14.700 unidades en el departamento y más de 15.000 en la ciudad”.

En esa línea, Alejandro Castañeda, gerente de ACCI Consultora Inmobiliaria, comenta que el problema de la dinámica viene desde la administración de Juan Manuel Santos, pero se acentuó con las pasadas elecciones presidenciales y con la expectativa del impacto que tendría la Ley de Financiamiento del presidente Iván Duque.

“Desde el Gobierno Santos las ventas venían muy mal, básicamente lo que se vendía era la vivienda de interés social porque eso tiene unos estímulos definidos y la administración pasada lo hizo muy bien”, dice y al tiempo agrega que como el nuevo mandatario tenía que cuadrar caja con la Ley de Financiamiento le impuso una carga de dos por ciento al impuesto al consumo que frenó las compras de las personas.

No obstante, Castañeda, precisa que el sector está empezando a reaccionar. "Ya estoy empezando a vender, me parece que lo que ha pasado es normal y el panorama es que vamos a tener cifras en verde".

"En este último mes me ha ido bien, la vivienda de interés social se está vendiendo sin ningún problema, los apartamentos entre 200 y 400 millones de pesos se están comercializando bastante y en el estrato alto siempre habrá mercado, lo que pasa es que es reducido”, puntualiza. 

PORTAFOLIO.CO

Noticias Recomendadas

Recomendados