Negocios

‘Hay que trabajar en los detonantes para crecer’

Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, habla de los retos de la economía.

Julián Domínguez

Julián Domínguez, presidente de Confecámaras.

Abel Cárdenas / EL TIEMPO

POR:
Portafolio
agosto 25 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-08-25

El aumento de la capacidad productiva del país, el peso de la economía naranja y la reivindicación de la actividad empresarial en el desarrollo son algunos temas que mueven en la agenda de las cámaras de comercio.

(Lea: Principales factores que aquejan el desempeño de las pymes en el país)

Así lo señala Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, gremio que celebra 50 años. Estos temas se tratarán en el Congreso que será en Cartagena el 12 y 13 de septiembre.

(Lea: Claves para crear un negocio exitoso)

¿Qué inquieta hoy a las cámaras de comercio?

Fundamentalmente la preocupación que anima a las cámaras de comercio de Colombia es incrementar la capacidad productiva de Colombia. Necesitamos un país que crezca a tasas superiores al 5% y para eso es necesario poner en marcha acciones contundentes. Por eso, el Congreso de Confecámaras que será el 12 y 13 de septiembre en Cartagena, lo hemos denominado “Detonantes del crecimiento económico”.

¿Cuáles son esas acciones contundentes?

Analizamos a las empresas que crecen por encima del 10% y las que más duran en Colombia. Y tienen en común que trabajan por mejorar su capital humano, por buscar mayor innovación, por mirar posibilidades de vender en el exterior. Y se preocupan por integrarse mejor con sus proveedores, sus clientes y sus empleados. Así que hay unos factores detonantes de ese crecimiento y de esa productividad.

Con base en esto, tenemos dos grandes mensajes. Uno es la necesidad de tener una mayor articulación en el país. Tenemos una cantidad de programas para los empresarios que hacen varias instituciones, y es indispensable medir ese nivel de articulación para tener un mayor impacto. Hay que revisar si la dispersión de la oferta de programas y de acciones debilita la efectividad. Y el otro mensaje es sobre la economía naranja.

¿Pero hay dispersión?

Sí hay una gran dispersión por cuenta de que las entidades tienen la angustia, cada una, de trabajar por los temas que afectan la productividad. Pero creemos que en la medida que se articula los programas nacionales entre sí, y estos con las regiones, el impacto puede ser mayor.

¿Los pactos por el crecimiento sirven?
El Gobierno está procurando que exista. Pero nosotros nos comprometimos el año pasado, en la entrega de informe de competitividad, y me refiero al sistema cameral, a medir dicha articulación para tener un indicador. Vamos entregar en nuestro Congreso un estudio que se llama “Observatorio de Articulación para la Competitividad Empresarial”.

¿Qué han encontrado?
Hay que mejorar la oferta en materia de financiación y de capacitación del recurso humano para las empresas.

También hay que buscar que la transferencia del conocimiento y de las tecnologías sean parte de las acciones unificadas. Hay que responder de manera segmentada, según el tamaño y el sector, porque en ocasiones se desperdician los recursos.

Además, es indispensable que se despierte el apetito de los empresarios por los programas. En ocasiones no se conoce la oferta de programas y no hay acceso a información sobre opciones de comercialización –local e internacional–, o sobre normas de calidad. Esto también tiene que ver con la articulación.

¿Hay ineficiencia en las instituciones?

Esa falta de articulación muestra ineficiencia, sin duda, porque si en el diseño del concepto de innovación hay tantos programas e instituciones abordo para definirla, la dispersión es muy grande. Lo mismo pasa con el emprendimiento. Existe de alto impacto y en el que se busca sobrevivir, y ambos son importantes pero no pueden tener el mismo tratamiento, por eso hay que segmentar.

¿Y cuál es el análisis sobre la economía maranja?

Con nuestras cifras queremos mostrar que ya que se definieron los 32 sectores que hacen parte de esta actividad, hay un incremento interesante. Entre 2014 y 2018 este tipo de empresas aumentaron 21,3%. Esa es una dinámica superior en un punto al crecimiento del resto de empresas, en ese mismo período. Esto quiere decir que genera más oportunidades.

El otro factor es cuánto duran las empresas de la economía naranja y estamos viendo que la supervivencia de estas organizaciones es superior a la de las demás. De cada 100 empresas de la economía naranja sobreviven 38, si tomamos las series del 2013 al 2018, mientras que la sobrevivencia en el resto de actividades es 36.

¿Qué otros temas estarán en la agenda?

Trabajaremos sobre temas que tienen que ver con reivindicar el papel de los empresarios en la sociedad. Y tendremos importantes conferencistas internacionales que tratarán asuntos como el del liderazgo, la felicidad y el capital humano en la Cuarta Revolución Industrial. Y queremos plantear y analizar lo que será el nuevo Ministerio de Ciencia, Innovación y Tecnología.

¿Cómo hacer para que todo aterrice en la reducción del desempleo?

Generación de empleo va ligado al comportamiento de los factores que impulsan el crecimiento del PIB.Una explicación es la caída en la construcción. También influye la absorción de empleo venezolano, en el cual hay un alto subregistro.

Pero la economía está fortalecida por la inversión extranjera y una dinámica de importación de bienes de capital. También hay más empresas. En el primer semestre de este año la tasa de crecimiento de las empresas fue de 4,9%.

¿Qué significa para Confecámaraslos 50 años?

Las cámaras de comercio en Colombia tienen una connotación muy especial, acompaña el desarrollo del país siempre velando por el interés regional y por el interés empresarial de manera transversal no sectorial. Tenemos 70.000 afiliados en todo el país.

Noticias Recomendadas

Recomendados