1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Tendencias

Autoservicio en el aprendizaje, una tendencia en la educación

Estudio de la firma Pearson muestra el interés por la formación constante y el reto de las universidades para responder a las expectativas.

Trabajo

Los hallazgos confirman la importancia de la resolución de problemas complejos, la originalidad, la fluidez de las ideas y el aprendizaje activo.

123rf

POR:
Portafolio
octubre 11 de 2019 - 08:01 p.m.
2019-10-11

Las transformaciones en las organizaciones por las nuevas tecnologías también se refleja en una nueva visión de las personas sobre la mejor manera de prepararse para no perder vigencia o insertarse en el mercado laboral.

Las transformaciones en las organizaciones por las nuevas tecnologías también se refleja en una nueva visión de las personas sobre la mejor manera de prepararse para no perder vigencia o insertarse en el mercado laboral.

(La educación en la era digital). 


Eso queda evidenciado en el estudio que hace la firma Pearson denominado La encuesta global de aprendices. Anteriormente ya se había hecho solo para Estados Unidos.

Fue realizada por The Harris Poll, una firma de investigación de mercado con sede en Nueva York con más de 50 años de experiencia. Una encuesta en línea de 20 minutos fue atendida por 11.083 personas de entre 16 y 70 años de edad al rededor del mundo.

De Hispanoamérica, se tuvieron en cuenta tres países: México, Argentina y Colombia.

Si bien el concepto del autoservicio en el aprendizaje muestra una marcada preferencia por los estudios a distancia, gracias a la oferta de plataformas de este tipo, la encuesta va más allá y aborda aspectos más relacionados con las preferencias de estudio y el papel que juega la educación tradicional de las universidades en las nuevas realidades de los profesionales y el mercado laboral. Luis Mendoza, gerente general de Pearson Colombia explica que “hemos encontrado algunos hallazgos que son importantes. Lo primero es que el autoaprendizaje está reestructurando la educación.

De hecho el modelo educativo siempre ha funcionado igual: vamos a un sitio a aprender, a producir el hecho educativo. Sin embargo, el autoaprendizaje se ha vuelto algo que hace parte de nuestras vidas y algo más cotidiano”.

En esa línea en Hispanoamérica, el 93% de las personas considera relevante seguir haciendo cursos para mantenerse actualizados.

(La educación en Colombia está llamada a ser pertinente). 


Además, 81% a nivel mundial dice que el aprendizaje se está volviendo cada vez más autónomo. Y, de hecho, son más los que están preocupados por ejercitarse, gracias a los diferentes medios que existen, con la seguridad de que la educación tradicional no es la única opción. “Muchos mezclan las modalidades”.

El segundo punto relevante es la opinión de que en la próxima década se reestructurará la educación con una inclinación a lo digital, lo que necesariamente refuerza la tendencia en torno al autoaprendizaje.

Es así como 76% de las personas creen que la universidad en 10 años va a ser virtual. Incluso, eso lo considera el 67% para las instituciones de la educación secundaria.

“Hace unos años había pocas iniciativas en cuanto a la formación que mezcla la modalidad presencial con cursos a distancia. Ahora ya se proyecta completamente digital”.

Las nuevas plataformas, que no necesitan del profesor, hace que los estudiantes en cualquier momento y en cualquier lugar enriquezcan sus conocimientos.

Las personas están utilizando la tecnología en todos los aspectos de sus vidas y ahora la están adoptando como parte de su educación.

Desde títulos en línea, herramientas de inteligencia artificial (IA) y dispositivos inteligentes, las personas ven el futuro del aprendizaje más fácil y más atractivo con la tecnología.

HABILIDADES BLANDAS

El estudio también llama la atención en que los estudiantes de Hispanoamérica se están preparando más (69%) que los de Estados Unidos (39%) y del Reino Unido (24%).

Y esa preparación, comenta Luis Mendoza, tiene que ver con las nuevas habilidades que demanda la empleabilidad que hoy se necesita. “Estas destrezas en las que todos nos estamos preparando mucho más, son tres básicamente: pensamiento crítico, resolución de conflictos y creatividad”.

La preparación en estos temas se dan de manera formal e informal y no necesariamente acuden a una universidad o a una institución para afinar en estos campos, porque existen varias maneras de ejercitarse.

Una es la educación virtual y los cursos en línea que tienen ese objetivo específico y hasta expiden certificaciones.

(Colombianos estudian más pero ganan menos). 


La mayoría de empleadores utilizan nuevas tecnologías y tendencias para emplear a las personas y no necesariamente la hoja de vida. Algunas hacen simulación de juegos, en los cuales se pueden evidenciar estas tres habilidades que son fundamentales para el desarrollo de una persona en medio de las nuevas exigencias en el mundo laboral.

Definitivamente, vaticina Luis Mendoza, los empleos de las personas que van a salir a trabajar en el 2030 prácticamente no existen y más del 65% de esos trabajos van a ser realizados de manera autónoma por una máquina o un programa. Por lo tanto, es mucho más importante que los humanos trabajemos estas habilidades que están relacionados con el trabajo en equipo y la creatividad.

Mercados como China e India están liderando el mundo en mejoramiento de habilidades mientras que Estados Unidos y el Reino Unido están rezagados.

“Los trabajadores en China, India, Brasil e Hispanoamérica están mejorando sus competencias a un ritmo mayor que sus contrapartes de Estados Unidos y Reino Unido, impulsados en gran parte por la influencia de la tecnología y la automatización en sus trabajos”, describe la encuesta entre sus hallazgos.

La economía del talento ha llegado y la trayectoria profesional tradicional y los aprendices creen que las habilidades sociales les darán la ventaja sobre la automatización. Si bien las habilidades en matemáticas, ingeniería, tecnología y ciencias (Science, Technology, Engineering and Mathematics, STEM) no están olvidadas, las personas se dan cuenta de que aquello que nos hacen exclusivamente humanos son las más difíciles de aprender y que ahí está la fortaleza y la diferenciación.

¿Y LAS UNIVERSIDADES?

Sobre el papel que juegan las universidades en esta nueva mirada a los sistemas educativos. Luis Mendoza anota que los encuestados reconocen que van a estas instituciones de nivel superior, no para estudiar sino para acceder a una tarea.

De alguna manera, concluye que la confianza en las instituciones educativas está flaqueando.

“Muchos alrededor del mundo sienten que la educación de alguna manera no está funcionando para ellos. Les está fallando a su generación, no preparándolos para el trabajo, es demasiado costosa o está fuera de su alcance”, consigna el estudiante.

Para Luis Mendoza “ahora, el mundo cambiante y de nuevas oportunidades permite que muchas personas sin necesidad de ir a la universidad puedan acceder a un empleo”.

Por ejemplo, las personas que tienen un segundo idioma pueden acceder a un trabajo, incluso, con el bachillerato. Las carreras técnicas tienen un auge mayor y el modelo de tomar cursos cortos para realizar tareas hace que probablemente dejen de pensar que la única opción es ir a la Universidad para acceder a un empleo. Igualmente, un plan de vida en torno al emprendimiento también revalúa la opción de hacer los estudios de educación superior, plantea el experto. A nivel global, más que en Hispanoamérica se nota esa tendencia, anota Mendoza.

Y el tema poblacional también cuenta en lo que pasa en las universidades: con la menor población infantil que surge en los países se reduce el número de aspirantes a la educación profesional. En este sentido, dice el gerente de Pearson Colombia, las universidades y las instituciones de educación superior deben replantearse la forma de capturar alumnos y evaluar posibilidades para que ellos puedan titularse de diferentes formas y con todas las herramientas que ofrece hoy la tecnología.

Igualmente, los contenidos académicos deben tener en cuenta la necesidad que tienen los aprendices de hoy entorno a ejercitarse entorno a las habilidades blandas que es lo que diferenciará al trabajador de todo el despliegue tecnológico que rodeará cada vez más las actividades de las organizaciones.

El estudio muestra que el 90% de los estudiantes ve que las universidades deben trabajar en desarrollar las capacidades humanas en términos de contenido.

A LO LARGO DE LA VIDA

Otra tendencia que se encuentra en el estudio sobre aprendizaje señala que las trayectorias profesionales de 40 años se han ido, reemplazadas por un aprendizaje de por vida y diversas trayectorias profesionales.

El aprendizaje a lo largo de la vida no es solo una filosofía, ni un sueño de las personas. Es parte de los objetivos y de las nuevas realidades.

Por eso, el otro fenómeno que detecta en la encuesta tiene que ver con la jubilación.

“La gente sabe que no va a pasar su vida esperando a jubilarse en la misma empresa en la que desarrolló su vida profesional, sino que está buscando cómo hacer emprendimiento.

En Hispanoamérica, un grupo de encuestados busca eso y lo considera en el momento del retiro, mientras que otro grupo de personas se inclina por hacer una segunda carrera. 

Compartir