1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Tendencias

Desarrollo fintech, de la mano con la educación financiera

Por más facilidades tecnológicas a la hora de invertir, los avances se quedan cortos, concluyeron expertos durante el World Investor Week.

Fintech

La educación financiera permitirá tener un potencial de inversionistas bien informados. Esto es clave para el desarrollo de los países.

iStock

POR:
Portafolio
octubre 04 de 2019 - 08:12 p.m.
2019-10-04

A los currículos escolares en los que abundan asignaturas como biología, español, inglés y hasta la materia sobre señales de tránsito, les hace falta una esencial para la vida y los negocios: educación financiera. Esa fue una de las conclusiones del World Investor Week que se celebró esta semana en 90 países y que es liderado por la Organización de Comisiones de Valores (Iosco) y que en Colombia fue asumido por el Autorregulador del Mercado de Valores (AMV) y la Superintendencia Financiera.

(‘Fintech’: inclusión financiera digital). 

El primero en ‘alzar la mano’ para elevar la propuesta de convertir la educación financiera en política de Estado fue Michel Janna, presidente del AMV, quien invitó a que en los colegios se incluyan este tipo de contenidos. “Solo así podremos generar una verdadera base de potenciales inversionistas educados”, dijo el directivo.

La industria respaldó la propuesta. El presidente de la Asociación de Comisionistas de Bolsa (Asobolsa), Jaime Humberto López, dijo que “el Gobierno debe generar el ambiente para que todos empecemos a tener conciencia sobre la educación financiera. Es una necesidad de los países, vivimos en un entorno económico y por lo tanto, se hace mucho más necesaria”.

Pero a la ecuación de una mayor demanda de conocimiento, se suma un entorno tecnológico, cada vez es más competitivo. Según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Colombia ocupa el tercer lugar en actividad fintech en América Latina: cuenta con 84 emprendimientos de este tipo (11,9% del total).

Si bien esa transformación digital va encaminada a un mayor acceso e inclusión, lo cierto es que debe existir estrategia de educación financiera que la acompañe, según especialistas consultados.

(Fintech, los emprendimientos que han generado un cambio en la banca). 


“Resulta clave no tanto la modernización de las tecnologías con que cuentan las empresas, la adquisición de los últimos algoritmos o el desarrollo de robots o plataformas automáticas para las inversiones, sino lograr la capacitación de los usuarios y que ellos generen a su vez, la confianza necesaria para invertir sus recursos a través de las nuevas herramientas. Deben conocer los activos financieros, canales de transacción, sus características, si no estaremos lejos de hablar de una verdadera transformación digital e inclusión financiera”, afirma Alejandro Useche, profesor de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario.

En el mismo sentido, Edgar Jiménez, coordinador del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, comenta que, sin duda, la transformación digital debe ir de la mano de la educación financiera. “La disciplina, los principios de ahorro, entender cómo funcionan las inversiones, es vital en medio de una transformación, que requiere mayores niveles de atención. La educación financiera a temprana edad es vital para el desarrollo económico de un país”.

'CACAOS' FINTECH

Uno de los casos de transformación digital en la industria es el de Acciones & Valores, comisionista reconocida por administrar con Tpaga una ‘app’ que permite invertir en fondos de inversión colectiva desde $1.000, además de gastar en establecimientos comerciales. Si bien se trata de una solución que facilita y hace inclusiva la inversión, la mejor formación preparación de los clientes permite un acercamiento con más confianza hacia este tipo de soluciones.

“Buscamos que este no sea un juego de rentabilidad sino que la experiencia de usuario sea mejor y que el proceso de inversión, sea más fácil. El peor error es concentrarse en la rentabilidad, este es un tema de confianza”, comenta Luis Felipe Aparicio, gerente comercial de Acciones & Valores.

(Los motores que dan impulso a las fintech en Colombia). 


Ualet es otro ejemplo reconocido por la industria. Se trata de una aplicación que permite hacer inversiones desde $10.000 en adelante, con el celular y sin necesidad de ser experto. Según Felipe Gaviria, COO de Ualet, el acceso a los productos es el elemento principal de la educación financiera. “No hay que esperar tener una gran suma de dinero a la hora de invertir. Es ese aprender-haciendo, lo que va a contribuir a mejorar las capacidades financieras más allá de hacer conversiones de tasas de interés o ejemplos de ese estilo, para medir el grado del conocimiento del usuario”.

Hoy que hablamos de un mercado de capitales con pocos emisores, necesidad de generar nuevos productos y a costos más eficientes, es indudable pensar en la educación financiera como una aliada para lograr la madurez de una industria y también de sus inversionistas.

LA BUENA EDUCACIÓN


Si bien es clave la formación del inversionista, también lo es la de los operadores o agentes que trabajan en la industria de valores.

Según el Autorregulador del Mercado de Valores, en la actualidad hay 4.000 personas certificadas en las diferentes modalidades: asesor financiero, operador y directivo. Desde comienzos de este año la entidad introdujo un cambio en los exámenes de certificación, con la idea de hacerlos más transversales, incluyendo así temas como ética y el siguiente paso, previsto para 2020, es hacer más flexible la renovación de los mismos.

Compartir