1 / 7
Contenidos vistos este mes
Disfrute de contenido ilimitado sin costo
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese
Ya completó los artículos del mes.
Sabemos que le gusta estar informado Disfrute de acceso ilimitado al contenido, boletines noticiosos y más beneficios sin costo.
¿Ya tiene una cuenta? Ingrese Volver a la portada

Tendencias

Glaucoma, el ladrón silencioso de su visión

Es una de las causas principales de la ceguera, se presenta en mayor medida en África y según la OMS, el segundo lugar es América Latina y el Caribe.

Glaucoma

Como no es posible prevenir la aparición del glaucoma, las estrategias están encaminadas a evitar la pérdida de la visión.

Archivo particular

POR:
Portafolio
octubre 29 de 2019 - 06:27 p.m.
2019-10-29

Los latinos estamos más expuestos a esta enfermedad, que es una de las principales causas de ceguera.

En el mundo, 64 millones de personas presentan glaucoma, y las proyecciones no son nada positivas. A 2030, podrían ser 95,4 millones de pacientes, según el Primer Informe Mundial sobre la Visión, que acaba de presentar la Organización Mundial de la Salud (OMS), en este Mes de la Salud Visual. Se trata de “una enfermedad del nervio óptico que se produce generalmente cuando la presión del ojo está muy elevada”, explica el doctor Elkin Sánchez, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de La Salle.

La falta de tratamiento ocasiona una pérdida de campo visual y el paciente termina viendo como a través de un tubo, por lo cual se llama ‘visión tubular’. “Esto pasa por el daño irreparable de las células nerviosas que comunican la retina con el cerebro, lo que produce pérdidas visuales en determinadas áreas de la retina, de manera progresiva”, explica el doctor Marcel Yecid Ávila, médico oftalmólogo, profesor asociado de la Universidad Nacional de Colombia.

Aunque se trata de un problema más común a medida que se envejece, es decir, relacionado con la edad, también la genética juega un papel importante en su aparición y desarrollo, y según la OMS, “el uso a largo plazo de esteroides, por ejemplo, aumenta el riesgo de desarrollar tanto cataratas como glaucoma; también inciden en su aparición los traumas fuertes en el ojo, así como algunas enfermedades, entre ellas la hipertensión arterial y la diabetes mellitus, y tener miopía o hipermetropía muy altas”.

Incluso, diversos estudios han encontrado que el glaucoma es más prevalente en África (4,8%) y América Latina y el Caribe (4,5%), y lo ratifica la OMS en el informe.

A PREVENIR LA CEGUERA 

Como no es posible prevenir la aparición del glaucoma, las estrategias están encaminadas a evitar la pérdida de la visión.

Lastimosamente, muchas personas con este problema no han recibido un diagnóstico adecuado o no lo han buscado, en especial porque en sus etapas iniciales puede ser asintomático o porque algunas personas relacionan cualquier molestia como algo propio del paso de los años, y no le prestan atención.

“El glaucoma crónico desafortunadamente no presenta ningún síntoma, por lo cual se llama el ladrón silencioso de la visión y se detecta mediante un examen oftalmológico que incluya evaluación del nervio óptico y toma de la presión intraocular. Además, se debe tener en cuenta si hay antecedentes familiares de glaucoma”, dice el doctor Ávila.

Entre tanto, el doctor Marcelo Carrizosa, médico de la Clínica de Optometría de la Universidad de La Salle, resalta cómo la tecnología de punta permite hoy un diagnóstico más certero, al facilitar hacer una fotografía de fondo del ojo para apreciar detalles del nervio óptico y fibras nerviosas. “Eso lo complementamos con una tomografía de coherencia óptica para contrastar los hallazgos”, añade.

En cuanto al manejo del glaucoma, “se requiere rehabilitación y una gestión continua para reducir el riesgo de progresión, y esto incluye medicamentos (colirios o gotas), terapia con láser, cirugía o una combinación de ellos”, dice la OMS en su informe.
A futuro, agrega, los “avances científicos en los campos de la nanomedicina y la ingeniería de tejidos ofrecen esperanza para mejorar el tratamiento”.

TRATAMIENTO ADECUADO


El diagnóstico preciso y cuidado correcto son fundamentales para prevenir la ceguera,
dado que hasta el momento no existe ninguna medida preventiva para el glaucoma. La recomendación es, entonces, según el doctor Marcel Ávila, realizar un examen oftalmológico anual que incluya evaluación del nervio óptico de la retina y la toma de la presión intraocular, así como seguir las indicaciones del especialista, en
caso de tener un diagnóstico positivo.


Solo así evitará que se impacte en gran medida su calidad de vida, porque de no tratarse, poco a poco estará limitado para desarrollar ciertas actividades y se afectará, por ejemplo, su trabajo o estudio, por todo lo que implica ir perdiendo la visión.

Marisol Ortega Guerrero
Especial para Portafolio


Compartir